Rendel, en una imagen de promoción oficial

La película no es una joya del cine de superhéroes pero tampoco se proponer serlo.

No esperes ver grandes explosiones interplanetarias. Tampoco a superhéroes volando y cambiando de dimensiones, Rendel –la primera película finlandesa de superhéroes– es un homenaje a películas noventeras que van desde Darkman (1990), pasando por The Shadow (1994) y Spawn (1997). Me refiero que se trata de una clásica historia de venganza, llena de acción y clichés que la hacen muy entretenida.

Rendel es un personaje creado por el director de la cinta, Jesse Haaja, y nos muestra la historia de un hombre lleno de odio y rencor que busca vengarse luego de que su mujer y su hija fueran asesinadas por la mafia finlandesa, la cual está representada en una farmacéutica transnacional. Y a esto me refiero cuando digo que quiero pensarla como un homenaje. Quien no entienda las referencias a todos esos superhéroes gringos como Deadpool, Spawn, The Punisher, etc., entonces considerará la película como una reverenda porquería. Pero no lo es. Si dejamos de lado el esfuerzo que implicó hacer la primera película original de un superhéroe finlandés, Rendel tiene grandes momentos que sólo las culturas nórdicas pueden regalarnos. Mucha violencia, guitarras metaleras estridentes y una ciudad oscura: Mikkeli, ubicada en el este de Finlandia y la cual es conocida -es en serio- como la Ciudad Gótica de Finlandia.

Todo el mundo dirá que las películas que cité anteriormente son malas. Ciertamente lo fueron, pero si uno vuelve a ellas con distancia, ya no parecen, del todo, tan terribles y Darkman, por ejemplo, sigue siendo una gran joya del género.

El finés le da un toque de aspereza

(Raven Banner)

Las lenguas nórdicas pueden parecernos muchas veces violentas, y los países en donde casi no pega el sol tienen la peculiaridad de estar relacionados con cierta violencia muy específica. Si bien esto es un cliché, algunos libros de género policiaco (o películas) nos han emparentado con esta visión más oscura del mundo europeo y Rendel no es la excepción. La película podría parecer más sórdida de lo que en realidad es, gracias a un idioma que a nuestros oídos educados en las lenguas romances nos puede parecer más agresivo. Esto, aunque no se quiera ,agrega un toque de violencia a la película.

Escuchar esas erres arrastradas en la neurosis del berrinchudo Rotikka (Rami Rusinen) resulta divertido e incluso intenso por momentos. Rotikka es el encargado de matar a la familia de Rendel (Kris Gummerus) y, es por mucho, uno de los mejores actores de la cinta.

Sí, definitivamente que la película no esté hablada en inglés agrega un sentido particular a este intento finlandés por hacer cine de superhéroes. Porque, si algo no tiene Rendel son grandes e invaluables diálogos, al contrario, todos son bastante predecibles y cumple hegemónicamente con todos los esquemas de una película de venganza. Desde la imposición de un disfraz que aterre al enemigo, hasta el regalo que el padre ofrece al hijo y el cual, tras su muerte, resguarda como joya invaluable.

La venganza, el padre y la muerte

(Raven Banner)

Uno de los personajes que parece basado en un video de Evanecence, Nightwsih o Epica, es Marla, interpretado por Alina Tomnikov. Marla es la venganza de Rendel encarnada. Más de una vez increpa al antihéroe para que termine con sus enemigos de forma más que violenta, e incluso mantiene una relación de mucha tensión todo el tiempo con el personaje. Marla es esa figura oscura que impulsa a Rendel a conseguir su venganza.

Rendel es una película de venganza en todos los sentidos. La relación entre Mr. Erola (Matti Omnismaa) y Rotikka es de lo más deploarable, deprimente y lamentable. El padre odia la ineptitud del hijo y el hijo odia al padre por no considerarlo como alguien de valor. Mr. Erola, ejerce toda la violencia verbal que pueda contra su vástago y éste a su vez desea ser lo que su padre espera que sea, sin embargo, el odio entre ambos es persistente.

Entonces, Rendel no es el único que quiere vengarse todo el tiempo. También Erola, también Rotikka, también un escuadrón de la muerte que es contratado para matar a Rendel. Al final, el tema constante es la familia. La familia rota, la familia muerta, la familia posible.

Rendel no es nada extraordinario, pero tampoco tendría por qué serlo, en su oscuridad y humor negro se sostiene bien como una película de superhéroes competente.

(Raven Banner)

Lo bueno
  • Rendel recuerda a algunos clásicos con los que crecimos cuando éramos niños
  • Se trata de una película de superhéroes distinta lo último que hemos visto en el cine.
  • Algunas bromas que obedecen a un humor negro muy particular.
  • Marla.
  • Las escenas de acción no son nada despreciables.
  • La violencia en dosis correctas.
Lo malo
  • No se trata de una historia novedosa.
  • Que sea la primera película finlandesa de superhéroes no es suficiente.
  • La historia se cae en muchos momentos.
  • Hay  huecos narrativos que no terminan de cuajar.
  • El guión es bastante endeble.
  • Seguramente no durará mucho en cartelera.
Veredicto

(Raven Banner)

Rendel no es la mejor película de superhéroes en la historia del cine, pero tampoco necesita serlo. Donde algunos ven una película que puede parecer mala, existe todo un homenaje a un tipo de cine específico que obedece a una película concreta, que además se caracteriza por su indefinición, los noventa, ese espacio donde el cine quería ser lo máximo en efectos generados por computadora, pero que, desafortunadamente, la tecnología no lo permitía del todo. Que la venganza sea un personaje como tal, también la hace sentir más cercana a este tipo de cine. Al final, si quieres pasar un rato agradable y regodearte al recordar títulos medianos de películas de acción noventeros, Rendel es tu opción.

Título: Rendel

Duración: 1 hr 45 min.

Director: Jesse Haaja

Elenco: Bianca Bradey, Sheila Shah, Kristofer Gummerus, Johnny Vivash, Enni Ojutkangas, Alina Tomnikov, Sami Huhtala, Michael Hall, Aake Kalliala, Rami Rusinen, Renne Korppila

País: Finlandia

Ver más
Otras reseñas