Playmobil: La Película es un tediosa. Un filme que no tiene nada de memorable y mucho de olvidable.


Los Playmobil eran mis juguetes preferidos. Durante mi infancia, pasé incontables horas jugando con ellos. Así que me daba mucha curiosidad lo que nos tenía preparado la incursión de la marca en el cine. Y, por desgracia, el resultado final del debut de la franquicia de juguetes es pobrePlaymobil: La Película no es más que una historia aburrida, llena de clichés, con personajes que distan de ser entrañables, en un largo comercial que sólo busca vender muñecos.

(Studio Canal)

Clichés

La premisa de Playmobil: La película es  una que hemos visto una y otra vez en el cine. Marla y Charlie Brenner son un par de hermanos que forman un equipo formidable. Cuando ellos juegan, el mundo que los rodea desaparece y son libres de recorrer juntos su universo imaginario que les ofrece Playmobil. El caballero y el vikingo son los alter ego que asumen cuando juegan. Ambos muñecos se unen y luchan a sus órdenes, nada es imposible para esta pareja aventurera. Ellos creen que no hay obstáculos que pueden detenerlos.

Sin embargo, el destino les prueba que las cosas no siempre salen como uno espera y la tragedia golpea a su puerta. Esto obliga a Marla a dejar de lado sus grandes sueños, sus aspiraciones y deseos para sacar adelante a Charlie. Esto, eventualmente, afecta su cercana relación. Se distancian y Marla no encuentra la manera de entablar un diálogo con su hermano.

Entonces, tras una discusión, Charlie escapa de casa, lo que desemboca en que ambos hermanos se verán envueltos en una aventura en el mundo de Playmobil, donde serán puestos a prueba mientras tratan de sanar -y recuperar- su relación.

Como les decía, no es la primera vez que vemos esta historia. Sin embargo, la manera en la que Playmobil: La película nos la cuenta es insípida, sin gracia. Charlie se transforma en el vikingo más inepto. Marla se encuentra a personajes que no generan ningún vínculo con el espectador, ya que pasa por escenario que parece más una muestra de lo que podemos comprar que tener un sentido en el contexto de la historia.

(Studio Canal)

Remedo de La gran aventura Lego

Playmobil: La Película se siente como si estuviera tratando de no regurgitar el filme de su competencia, La gran aventura Lego. Y es que las comparaciones son inevitables. Tal vez por esto el director Lino DiSalvo, que debuta en ese rol tras una carrera como animador y encargado de efectos visuales, trató de no tomar demasiados riesgos. Y eso le jugó en contra.

Y es que mientras la incursión de Lego en el cine fue divertida, original, distinta. Una bocanda de aire fresco, todo lo contrario a Playmobil. Mientras este grupo de personajes tan poco carismáticos viajan a través de entornos pertenecientes a vikingos, piratas y vaqueros, así como al Imperio Romano, un laboratorio ruso de alto secreto y un reino de cuento de hadas (¿ya les dije que esto parece un comercial de 99 minutos), no podemos evitar sorprendernos por la falta de algo nuevo o interesante en la película. Su falta de imaginación, de creatividad es dolorosa.

Ah, y también tiene canciones. Canciones que son tan grises, que apenas saliendo de la sala de cine, se nos olvidan. No son pegajosas, mas bien parece que las pusieron por obligación, más que por convicción. Incluso, los números musicales son de lo peor de la película, y eso ya es  mucho decir.

Además, el humor dista mucho de ser divertido. Los chistes no son ingeniosos. Los gags son desabridos. Es decir, es tan plano, tan gris como todo lo demás en Playmobil: La Película.

(Studio Canal)

Oportunidades desperdiciadas

Ya he mencionado a los personajes y la poca empatía que genera en la audiencia. La búsqueda de Marla y los dilemas de Charlie terminan por resultarnos aburridos. Del, quien ayuda a Marla por conveniencia, es terriblemente gris y sus aspiraciones terminar por ser irrelevantes. Máximo, el villano, es un emperador romano caprichoso, del que se nos dice muy poco y que, parece, el único motivo por el que lo eligieron fue porque existe Nerón y ya.

Pero el caso más llamativo es el de Rex Dasher. El agente secreto que está, obviamente, inspirado en James Bond.  Si ya iban a hacer una parodia del personaje, hubieran aprovechado al máximo uno de los pocos personajes que tienen cierto carisma. Sumémosle que Darío Yazbek Bernal, que da voz a Rex Dasher, sigue estando bastante verde para el doblaje, la sensación que nos queda es que fue una última oportunidad desperdiciada de salvar algo del caos.

(Studio Canal)

Lo bueno
  • La animación es decente.
  • Las secuencias de acción están bien realizadas.
  • Qué eventualmente se acaba.
  • Qué los juguetes de Playmobil siguen siendo geniales a pesar de la película.
Lo malo
  • El guión.
  • Las canciones.
  • El descarado intento de vender juguetes.
  • Las ocasiones desperdiciadas.
  • El humor insípido.
  • Los 99 minutos que dura.
  • El doblaje pudo ser mejor
  • Qué amenazan con una secuela.

(Studio Canal)

Veredicto

Playmobil: La Película es un mal intento de Brandstäter por vender juguetes. Es un comercial disfrazado de película que trata de contarnos una historia genérica con lecciones genéricas a través de personajes sin carisma. Si están pensando llevar a sus hijos, no les extrañe que se aburran y que los adultos la sufran de principio a fin. Mejor quedarse en casa a jugar con Playmobil que ir al cine a ver Playmobil.

Título:Playmobil: The Movie
Duración:99 minutos
Dirección: Lino DiSalvo
Elenco: Darío Yazbek Bernal, Micaela Carla Oddera, Alejandro Graue, Hernán Palma (Doblaje)
País: Francia
Fecha de Estreno: 16 de agosto 2019

Ver más
Otras reseñas