Reseña: My Hero One’s Justice 2 – Un juego de nicho difícil de disfrutar

| 21 de abril de 2020
My Hero One's Justice 2 es un juego cuyo atractivo visual compensa sus controles torpes, y es la única razón para darle una oportunidad.

My Hero One’s Justice 2 no es uno de los peores videojuego que he jugado solo porque está basado en My Hero Academia. Pero podría serlo. Se trata de un juego con una bonita presentación y un gameplay que deja mucho que desear. Es una experiencia diseñada específicamente para aquellos que se consideren fans de Boku no Hero Academia, y digo esto en el buen y en el mal sentido. En el bueno: el juego te da un nuevo vistazo a tus personajes favoritos en nuevas situaciones y con un diseño en un estilo diferente; en el malo: si nunca te has acercado a MHA va a ser muy difícil que disfrutes el juego, e incluso que se despierte tu interés en él. Fuera de la franquicia que lo inspiró, My Hero One’s Justice 2 es solo un juego más de peleas con cientos de problemas técnicos y un gameplay repetitivo que puede llegar a aburrir.

Para que no se me acuse de ser demasiado parcial diré que soy fan de My Hero Academia. He seguido a Deku en sus peores y mejores momentos desde que adquirió su Don de manos (¿o del cabello debería decir?) de All Might, me he preguntado si algún día será capaz de usar el One for All sin terminar con los brazos hechos pedazos, y me he preguntado cómo será el futuro Símbolo de la Paz. Midoriya es uno de mis personajes favoritos, aunque debo confesar que siempre he sentido fascinación por personajes como Stain o Dabi. En todo caso, creo que ya quedó claro que me gusta la franquicia.

Quería decir eso porque trataré de escribir mi opinión sobre My Hero One’s Justice 2 desde la perspectiva de alguien que entiende la ambientación e historia del juego, pero también tomando en cuenta le punto de vista de alguien que a penas ha escuchado de esta serie.

(Bandai Namco)

¿Cuándo jugar My Hero One’s Justice 2?

Cuando empecé a jugar MHOJ2 tuve la sensación de que ya lo había jugado antes. Y no me refiero a lo mucho que se parece a su antecesor, sino a que su jugabilidad sencilla e intuitiva y sus animaciones llenas de referencias al anime y manga hacen que nos familiaricemos con él rápidamente. Cuando empecé a probarlo me imaginé que era uno de esos juegos que tus amigos te invitarían a jugar en su casa, y aunque no entendieras mucho del anime o de cómo se controlaba podías esperar ansiosamente tu turno para retar a tu adversario y divertirte en el proceso. Los juegos de peleas siempre se prestan para disfrutarlos con amigos, y MHOJ2 no es la excepción.

De hecho, creo que es la mejor manera de jugarlo. Yo saltaría de lleno al modo multijugador antes que en el modo historia, o de menos  pasaría por el entrenamiento para practicar los movimientos. Aunque, a decir verdad, no es como que importe mucho, o que haga la diferencia, pues la mayor parte del tiempo estarás aplastando botones y sacando combos sin que te des cuenta. El juego parece estar diseñado para que lo juegues así. Por ejemplo, casi todos los combos se obtienen presionando repetidamente un solo botón. Si eres alguien que busca dominar los mandos y calcular todos tus movimientos y los de tu enemigo, quedarás muy decepcionado con el juego. Pero si solo quieres algo suficientemente entretenido y que no requiera mucho tiempo dominar, entonces es para ti. Además, si eres fan de MHA el juego es un plus para ti.

(Bandai Namco)

Una historia que poco tiene que ver con el gameplay

Seguro habrás escuchado que MHOJ2 tiene un modo historia, como prácticamente todos los juegos basados en un anime.. Por medio de viñetas, diálogos y gameplay revivirás muchos momentos de My Hero Academia, especialmente ligados a la tercera temporada del anime. Por supuesto, cuenta con la participación de los actores de voz originales en japonés, algo que lo complementa perfectamente.

La historia se cuenta por medio de paneles como si estuvieras leyendo el manga, con la diferencia de que todos están coloreados y hasta tiene pequeñas animaciones, y vas escuchando la voz en off de cada personaje conforme avanzan las viñetas. También hay una buena cantidad de música y efectos de sonido durante estas secciones, así que en general se siente bien cuidada y como es fiel a la historia de MHA los fans la disfrutarán mucho. Además hay escenas memorables y emocionales, como aquélla en que Midoriya y Bakugo, su amigo y rival, luchan para ver quién es el mejor.

Por otro lado, el modo historia también intercala secciones de gameplay entre la narración y, oh dios mío, es lo más tedioso que pudo haber hecho el juego. Al principio al menos tiene sentido, pues empiezas a jugar como Deku, y All Might te explica los controles y los diferentes movimientos que tienes a tu disposición. Sin embargo conforme avanza la historia empiezas a jugar con cualquier personaje que salte a la vista a veces sin mucha relación con el argumento central, y más de una vez el juego te obliga a repetir la misma batalla por lo menos tres veces contra el mismo villano, sin importar si ya la hayas ganado anteriormente.

Pero algo que sacará de quicio a más de uno es que el gameplay parece sacado de la nada y agregado a la historia como si a duras penas tuviera que ver con él. Por ejemplo el viejo truco de que tienes que ganar la batalla, aunque en la cinemática aparezca que fuiste derrotado, se repite una y otra vez, enfatizando el abismo que hay entre la historia y lo que debes realizar en el juego. En lugar de complementarse están completamente separados.

Además el juego es sumamente inconsistente con su dificultad. En la mayoría de las peleas puedes derrotar  a tus contrincantes usando únicamente golpes débiles, o presionando repetidamente un botón para hacer combos. Sin embargo de repente surge una batalla random que es mucho más violenta que las anteriores, y no, esto no tiene nada que ver con el poder de villano o del héroe. Por ejemplo, recuerdo que la pelea entre Mineta y Mina fue más difícil que la pelea entre Todoroki y Endeavour. La batalla final también es un ejemplo de todo esto.

Durante todo el juego no hay reto alguno y puedes avanzar sin muchos problemas. Quizá tengas que repetir una batalla un par de veces a lo mucho, pero es la excepción más que la regla. Por eso mismo tienes las sensación de que el juego nunca te incentiva a intentar nuevos movimientos, o dominar los que están disponibles. El problema con esto es que la dificultad de la última pelea se eleva al infinito sin razón alguna.

Al final del juego peleas contra Overhaul para rescatar a Eri. Y no, esto no es spoiler porque desde las primeras escenas te encontrarás con el villano. Antes de derrotar a su forma final tendrás que pelear contra Chisaki unas tres veces. Su forma final es bastante torpe y predecible, como toda la IA en el juego, pero tiene golpes que te matan con sólo conectarte. Esta fue la pelea que tuve que repetir más veces, y todas las veces por ese golpe único. En realidad, no tengo problema con que haya tenido que repetirla, sino con que el sistema con el que funciona esta última batalla sea dificultad artificial. No te exige que muestres tus mejores movimientos, ni que domines los controles, no te pide nada mas que aprietes botones una y otra vez sin orden alguno.

(Bandai Namco)

Lo bueno
  • Bonitos y fieles diseños de personajes
  • Tiene las voces originales
  • El modo historia es bueno… quitándole el gameplay
  • Revives emotivas escenas de My Hero Academia
  • Muchas referencias al manga y anime en los movimientos y golpes de los personajes
Lo malo
  • Se controla como un juego de PS2, en el mal sentido
  • El gameplay es la peor parte del modo historia
  • Saltos en la dificultad injustificados
  • La batalla final apesta
  • No hay muchas razones para volver a jugarlo
Veredicto

My Hero One’s Justice 2 es un juego que comprarías o porque te gusta My Hero Academia o porque quieres presumirle a tus amigos que tienes una play. Es una experiencia de juego pobre, poco pulida y repetitiva con una historia más o menos interesante y unas bonitas animaciones que también son fieles a la pluma de Kohei Horikoshi. Su atractivo visual compensa sus controles torpes, y es una de las pocas razones para darle una oportunidad.


Más reseñas