Megalo Box es un homenaje a todo un clásico del anime como Ashita no Joe, y como tal, es un rotundo éxito.


Ashita no Joe (El Joe del Mañana) fue un manga de boxeo de finales de los años 60. Para ser precisos, de 1968. Su éxito fue tal, que se realizó una serie animada (o anime) que fue de las primeras que tuvo un éxito arrasador en el país nipón. A pesar de los años transcurridos, la historia de Joe y su ascenso al estrellato en el mundo del boxeo sigue siendo una de las historias más importantes en la historia del anime hasta nuestros días. Y no es poca cosa, fue uno de los animes pioneros en la industria.

A lo largo de la historia, muchos otros animes y mangas han hecho referencia a las cuitas de Joe, su drama tan humano que usa al deporte como vehículo narrativo.

megalo box reseña
Ashita no Joe (Mushi)

Así que, como parte de los tributos por su 50 aniversario, Kodansha publicó un manga y el estudio de animación TMS Entertainment lo animó para traernos Megalo Box, un anime de muy buena manufactura y que, por sobre todo, logra algo que muy pocos reboots son capaces de hacer: encarnar el espíritu de su fuente de inspiración, a la vez que nos entrega su propia historia.

megalo box reseña
(TMS)

De Perro Callejero a Joe

En un futuro no tan lejano el boxeo evolucionó en un tipo diferente de deporte de contacto, conocido como Megalo boxeo. ¿En qué consiste? Los boxeadores usan un equipo mecánico que potencia los ataques y los golpes. Entre esta nueva generación de peleadores está un huérfano sin nombre, que por eso se hace llamar Perro Callejero (Junk Dog). Al no ser parte de la ciudadanía y no tener identificación, se ve forzado a participar en peleas ilegales que están arregladas por su entrenador, Nanbu.

Perro Callejero está cansado de vender peleas. Quiere demostrar su valor, su talento como peleador. Un encuentro fortuito es el que le brinda esa oportunidad. de revertir su situación. El encuentro con Yukiko Shirato, presidenta de la compañía que organiza Megalonia —el torneo para encontrar al mejor megalo boxeador del mundo— y su guardaespaldas, Yuri, motivan a Perro Callejero a buscar entrar en Megalonia y construir un nombre legítimo, un verdadero nombre. La premisa de Megalo Box es la misma que Ashita no Joe: el boxeo es la herramienta que permite al protagonista superarse y superar sus demonios. Perro Callejero tiene que encontrar la manera de entrar a Megalonia, y recurre a una identificación falsa de ciudadano para poder ingresar en el ranking. Adopta el nombre de Joe y parte desde el punto más bajo para poder aspirar a la posibilidad de enfrentarse a Yuri, el megalo boxeador número uno del mundo.

Una historia simple, sin mayores pretensiones. Lo único que busca es ser un digno homenaje a Ashita no Joe y narrarnos el viaje de Joe de ser un don nadie en busca de probarse a sí mismo que es mucho más de lo que le han hecho creer.

megalo box reseña
(TMS)

Joe y Joe

A diferencia del anime de los 70s, en Megalo Box optaron por un mundo futurista, opuesto a la realidad presente (de su tiempo) de Ashita no Joe, toma ese mañana del título para dar la ambientación. Esto le permitirá superar la longevidad del Joe original. Claro, en cada temporada aparecen dos o tres animes ambientados en el futuro. Lo que hace Megalo Box es no profundizar en el por qué el mundo es como es, a menos que sea estrictamente necesario.

Lo que hace Megalo Box es contarnos la historia a través de sus personajes. Una narrativa similar a Ashita no Joe y que es, tal vez, la razón por la que es tan entrañable para los aficionados. Es una historia que puede existir más allá del entorno que la rodea. Después de todo, como dice Depeche Mode: people are people. Es decir, la gente no cambia en realidad. La sociedad sigue siendo una de marginados y de aquellos que están en el poder. Algo que estuvo presente en la serie original y que es lo que la hace tan rica.

Megalo Box tomó los personajes de la original y los colocó en este contexto futurista. No hay mucho cambio con respecto a lo que vimos en Ashita no Joe y parece, más bien un copia y pega. Nanbu tiene la misma personalidad y los mismos vicios que Danpei y Yuri no es muy diferente a Rikishi. A excepción de Perro Callejero, a quien convirtieron en la antítesis de Joe.

El Joe original no generaba demasiada empatía, era egocéntrico, atrevido y un poco imbécil. Por su parte, Perro Callejero nos recuerda de inmediato a Spike Spiegel de Cowboy Bebop por su apariencia y personalidad. Sencillo, simpático y un poco pícaro. Es un cambio que se agradece, porque permite que el espectador se involucre con Joe en muchos menos episodios que lo que tomó Ashita. No por nada el anime original tiene 121 episodios. Si nos hubieran presentado a Perro Callejero como al Joe original, tal vez Megalo Box no habría logrado su objetivo de hacer un homenaje.

Eso sí, tal vez algunos acusemos la falta de desarrollo de los personajes, precisamente por los pocos episodios que la conforman. A muchos nos hubiera gustado saber más de Yuri, por ejemplo. Eso sí, el arco de Aragaki compensa bastante estas carencias, al explorar lo duro que es para los veteranos de guerra reincorporarse a la vida cotidiana. Un vistazo plausible de un tema raramente tocado en el anime.

(TMS)

Animación, Música y Doblaje

El aspecto visual de la serie es de muy buena calidad. El estilo de Megalo Box nos remite de inmediato a clásicos, como Cowboy Bebop o Trigun. A pesar de la modernidad en la animación, no podemos evitar percibir la nostalgia por los animes de los 80 y 90 en el dibujo. El aspecto “grunge” y las características del arte son como un eco de Samurai Champloo, por ejemplo.

La deuda que deja en cuanto animación, son las peleas en el ring. Si bien no son malas y tienen suficiente acción, se percibe una falta de potencia en los impactos, lo que extraña en un deporte que usa el poder de la mecánica para, precisamente, hacerlo más espectacular y agresivo. Hay combates en los que Joe “El Limpio” (Gearless Joe) recibe un castigo brutal, pero parece que apenas lo han tocado. Faltó un poco de espectacularidad y drama en ese sentido. Peleas que prometían, terminaron por quedar a deber.

Si el estilo de Megalo Box nos recordaba a Samurai Champloo y Afro Samurai, la música definitivamente termina por remitirnos a ellas. Al estar ubicada en una urbe, la música es en su mayoría rap y hip-hop. Los personajes a veces son introducidos con unos raps para dar una mini exposición sobre ellos.

El doblaje corrió a cargo de la Kora International. El trabajo de traducción, adaptación y doblaje es bastante bueno. Arturo Cataño (Tenma en Saint Seia — The Lost Canvas) le da el tono ideal a Perro Callejero. Humberto Vélez —mejor conocido por ser la voz de Homero Simpson— se luce como Nanbu y Leslie Gil nos regala un Sachio perfecto. Verla en español es bastante recomendable y no pierde nada contra la versión original.

megalo box reseña
(TMS)

Lo bueno
  • Es un digno homenaje a Ashita no Joe
  • Animación retro que nos remueve la nostalgia
  • La música y la ambientación
  • La reinterpretación de Joe
  • El trabajo de Humberto Vélez
  • El guiño a Los Simpson en el doblaje latino
  • El arco de Arakagi
Lo malo
  • Poco desarrollo de los personajes
  • Las peleas carecen de espectacularidad
  • A pesar de ser el antagonista, conocemos muy poco a Yuri
  • El final es apresurado

(TMS)

Veredicto

El objetivo de la serie es preservar el legado de Joe y refrescar su historia para las audiencias modernas. Los fans de Ashita no Joe encontrarán un montón de referencias al anime que es todo un ícono del género, pero Megalo Box es más que sólo un homenaje. Toma lo mejor de su antecesor y crea una historia con un estilo nostálgico, estilizado para también darnos su voz propia, que trasciende al original.

A pesar de la simpleza de la historia y el poco desarrollo de los personajes, lo que Megalo Box nos cuenta es el camino de superación de Joe, una historia donde el que viene de abajo logra demostrarle al mundo, pero -y lo más importante- así mismo, su valor verdadero como ser humano.  Así que Megalo Box es un anime que merece una oportunidad para aquellos que quieran disfrutar de un anime corto, entretenido, con buena música y, sobre todo, una historia que nunca envejece.

Ver más
Otras reseñas