Imagen promocional del juego Jump Force

Jump Force fue la apuesta de Bandai Namco para rendir homenaje a Shonen Jump por sus 50 años. EL resultado es deficiente.


Hacía mucho que un juego no me provocaba el hype que sentí al ver el trailer de Jump Force. Ver a tantos personajes de la revista Shonen Jump en acción, peleando entre ellos, unidos en un mash up que lucía espectacular hacía que las manos me quemaran para poder probarlo. 40 peleadores de 16 series diferentes destruyendo todo a su paso prometían incontables horas de emoción y entretenimiento… Pero, por desgracia, suena mucho mejor de lo que en verdad es, siendo un regalo de aniversario para Shonen Jump bastante decepcionante.

(Banda Namco)

Los héroes al rescate

Como era de esperarse, la historia no iba a ser algo terriblemente profundo o complejo. En un crossover tan masivo como éste, es súper previsible que haya un “big bad” y que los buenos se tengan que unir para acabar con esa terrible amenaza, usando chistes malos y algunas interacciones que no son para nada memorables.

Jump Force arranca en el Times Square. Los villanos, que están siendo controlados por un ente maligno, hacen destrozos y los héroes están tratando de detenerlos. La escena es genial y tu personaje es un víctima aleatoria -y colateral- de la pelea entre Goku y Freezer. Una vez que eres reclutado para ser parte de Jump Force, la historia se vuelve lenta, cansina y tediosa.

Nuestro personaje, el cuál no es tan personalizable como debería, tiene que elegir entre el equipo de Goku, Luffy o Naruto. Esto da a inicio a 12 horas (aproximadamente) de la historia principal, sin contar el contenido secundario… que es tan aburrido y lento como la historia principal.

Como mencionábamos, nuestro personaje no es tan personalizable como debería. Las opciones del creador de personajes de Jump Force son limitadas y el aspecto del personaje no es nada para destacar. Tiene guiños a otros personajes que no están entre los 40 personajes elegidos, como Kuwabara (Yu Yu Hakusho) o Uruhara (Bleach), pero sólo eso, guiños.

Al personaje le puedes dar habilidades que se toman prestadas de otros personajes, como el estilo de pelea, pero es bastante limitado. Ya al adentrarse en la historia, nos falta interacción entre todos los personajes. Rara vez podemos ver a tantos de ellos en un mismo título y dejaron ir una oportunidad única de brindarnos grandes momentos entre ellos.

Por si fuera poco, las cutscenes tienen un pésimo trabajo de doblaje. Cuando por fin nos dan un momento que vale la pena (Kenshin  de Ruroni Kenshin -o Samurai X– reta a Zoro de One Piece a un duelo) el trabajo de las voces es plano, sin vida, con una sincronización pobre.

Lo anterior, sumado que la historia consiste en ir de un personaje a otro, con diálogos malos sobre las motivaciones para pelear, una IA bastante torpe y tramposa (un combo simple te puede bajar media vida) y los largos tiempos de carga vuelven el modo historia en algo que aburre pronto y que no es una experiencia gratificante. Mucho menos un reto.

(Banda Namco)

De la adrenalina al tedio

Pero, ¿y qué tal son las peleas 3 vs 3? Ah, al principio es bastante espectacular y divertido. Las primeras horas de un sistema de combate basado en dos botones para rush attacks (ataques débiles) y heavy attacks (ataques más poderosos) son divertidas. Los rush attacks se pueden combinar para hacer un auto combo, para que tu rival rebote por todo el escenario de la pelea. Los heavy attacks también se pueden combinar, pero son más lentos, por lo que los puedes cancelar por un rush combo. Las habilidades se usan en un medidor que nos permite acumular 5x de poder para poder usarlo después. Podemos invocar a otro miembro de nuestro equipo para que nos ayude con ataque rápido, que depende del personaje en cuestión (el de Seiya es bastante genial).

Podemos evitar los auto-combo bloqueando, dando una paso a un costo o cargando los heavy attacks. Asimismo, podemos contraatacar  las cargas predecibles a toda velocidad, que también pueden detenerse usando un movimiento especial. El exceso de defensa puede ser roto con un poderoso ataque que no pueda ser bloqueado o con un lanzamiento. Hay botones para hacer un escape de emergencia mientras nos vapulean en un combo, pero tiene un costo en el medidor de movilidad.

No suena tan mal, ¿cierto? Pues en principio, pero el problema es que no ofrece mucho más que eso. A pesar de ser un 3 vs 3, los mecanismos para cambiar de peleador no son del todo adecuados. Para empezar, los tres personajes comparten la misma barra de vida y la maniobra para cambiar de personaje no parece tan bien pensada, porque el cambio, en sí, no trae una gran ventaja. Además, no es necesario que aprendamos cómo ejecutar todos los combos (uno basta, si acaso dos). Con el rush attack tenemos, lo que de inmediato vuelve el juego soso.

Ah, y sí, los tiempos de carga también aquí son bastante largos. Algo que se espera corregir con el parche que lanzaron hace algunos días.

(Banda Namco)

Sonido y animación

Aunque en los primeros trailers no lucía nada mal, al observar con detalle nos damos cuenta que la animación de los personajes pudo ser mucho mejor. Es decir, era la gran oportunidad de hacer brillar a tantos personajes tan entrañables en un mismo juego y la desaprovecharon terriblemente. Sobre todo en las cutscenes, dónde más podemos apreciar los defectos.

Así que no es de extrañar que la música sea terrible. Genérica, aburrida y francamente mala. La canción que suena cuando estamos en el lobby (dura apenas 30 segundos) es monótona y de inmediato nos remite a un ascensor. Pero, en este apartado, no todo es malo. Debemos dar crédito a los efectos de sonido durante las batallas. Esos sí suenan bastante genial y escuchar a los personajes gritar el nombre de sus ataques es algo de lo positivo de este juego.

(Bandai Namco)

Lo bueno
  • El intento por hacer un homenaje a Shonen Jump
  • Tener a 40 personajes tan entrañables
  • Crear a un personaje que peleé junto a los héroes
  • Si eres fanboy u otaku, sentirás un rush de adrenalina en la secuencia inicial
Lo malo
  • Historia sosa y aburrida
  • Poca personalización
  • La IA es tonta y tramposa
  • Jugabilidad deficiente
  • Animaciones de baja calidad
  • 3 vs 3 que se agota muy pronto
  • Se vuelve rápidamente tedioso

(Banda Namco)

Veredicto

Para la promesa que tenía Jump Force, el resultado final se queda bastante corto. Si la idea era hace un homenaje a una revista como Shonen Jump, se hubiera esperado un mayor cuidado y esmero en todos los aspectos. No obstante, se nos entregó un juego deficiente, mal animado, con una jugabilidad que se agota rápidamente.  Tal vez el juego en línea mejore la experiencia general y que haya algunos mods que brinden alguna grata sorpresa. De ahí en fuera, es una decepción absoluta e indigna para ser un homenaje a una de las grandes publicaciones de manga que han servido de inspiración para grandiosos animes.

Título: Jump Force.

Publisher: Bandai Namco.

Desarrollador: SPIKE CHUNSOFT.

País: Japón.

Género: Peleas.

Plataformas: Xbox One, PlayStation 4, PC.

Fecha de lanzamiento: 15 de febrero de 2019.

Ver más
Otras reseñas