logo-codigo-espagueti

Reseña: Marvel’s Spider-Man o cómo sobrevivir al siglo XXI siendo un superhéroe

| 15 de agosto de 2022
Descubre qué Spider-Man quieres ser.

Marvel’s Spider-Man es el nuevo título desarrollado por PlayStation que aterriza en una nueva plataforma: PC, dándole la oportunidad a más jugadores le den una oportunidad. ¿Vale la pena dedicarle el tiempo y meterte en la piel de Peter Parker una vez más, incluso fuera de las películas y series del arácnido? Descubre aquí nuestra respuesta.

Un día más, una telaraña más

Marvel’s Spider- Man se encuentra en el extremo opuesto de GTA V porque en el fondo se trata de ser un ciudadano ideal. No solo sigues a Peter combatiendo el crimen del día a día, sino que también tratas de ayudar a la tía May en un refugio para gente sin hogar, le haces favores a los civiles y resistes las permanentes críticas de los haters en internet. ¡No es fácil ser Spider-Man!

Hay un retrato bien logrado de Peter Parker en su día a día que no llega a caer en la repetición. La historia está agradablemente ligada en todo momento con lo que uno se imagina que le sucede a Spider-Man: crímenes imprevistos, una ruptura amorosa, el surgimiento de un nuevo grupo de criminales peligrosos que amenaza con destruir la paz neoyorquina, lo normal.

Imagen: PlayStation Studios

Supongo que Peter es ese morro bondadoso, divertido e irónico que es amado por todo mundo. O al menos por los buenos. Es difícil decir si Peter simplemente tiene la personalidad juguetona de un adolescente demasiado seguro en sí mismo o si sencillamente no tiene idea de lo que está haciendo. Tal vez un poco de los dos, no estaría mal para entenderlo un poco mejor.

Marvel’s Spider-Man no tiene miedo de mencionar los Problemas Importantes como el calentamiento global y la crisis de vivienda en NY (problema que como sabemos se extiende a otras grandes urbes). Incluso Peter es desalojado de su departamento y eso nos lleva en una misión para buscar nuestra vieja USB con los proyectos de toda nuestra vida. Sin embargo en el fondo todos estos problemas no son presentados más que como los inconvenientes diarios que enfrentan los ciudadanos y que, como todo, Spider-Man puede solucionar hasta cierto punto. Fuera de ello el juego dedica toda su fuerza a meternos de lleno en la piel de Peter tratando de vivir a pesar de todo.

Nostalgia arácnida

Imagen: PlayStation Studios

Aún recuerdo cuando adoraba Spider-Man de PS1 y su abstracta pero hermosa navegación sobre el vacío que podía hacerte morir si olvidabas lanzar tu telaraña. Eso sí era vértigo. Plataformear sobre los edificios pixelados, ver cómo tus telarañas colgaban de la parte superior de la pantalla (donde a pesar de nuestra imaginación no había edificios), sin duda son algunos de los encantos del juego que la nostalgia ha intensificado.

Es difícil desprenderse del discurso aquel de que “los videojuegos han recorrido un gran camino” y hoy en día son objetivamente mejores que antes por los avances tecnológicos, pero tal vez no sea momento de hablar de eso. Por otro lado, ¿podemos hablar de lo grandioso que es columpiarte y simplemente ir por tus mandados en Marvel’s Spider-Man? ¿Para qué quiero el viaje rápido si puedo brincar entre edificios, hacer parkour y lanzarme en picada desde el Empire State?

Aprender a navegar en Spider-Man se siente como aprender a dar tus primeros pasos. Primero dominas lo más básico que es columpiarte de un edificio a otro dándote cuenta del peso de tu cuerpo, de su velocidad y cuándo puedes lanzar tu siguiente telaraña. Luego empiezas a explorar otros movimientos como lanzarte al frente y después a impulsarte para darte un empujón en una esquina y ganar mayor velocidad (técnica útil para las persecuciones). La navegación tiene su propio lenguaje que no es difícil aprender y que una vez dominado resulta toda una delicia de utilizar.

Imagen: PlayStation Studios

No hay peligro de morir al caerse de grandes alturas y puede que eso le reste un poco de emoción si miramos nuestros recuerdos del juego de PS1, pero dominar los cielos nos da un verdadero sentido de poder y control que es difícil de encontrar en otra parte. El juego también te invita a explorar la ciudad ofreciéndote recompensas para mejorar tu equipamiento principalmente con el sistema de Landmarks. Básicamente tienes que encontrar lugares bonitos y tomar fotos que solo podría tomar Spider-Man.

Pero en lo personal no me importaría columpiarme por los edificios durante horas sin ningún objetivo, dándole vueltas a la ciudad buscando las mochilas de Peter o simplemente admirando el paisaje. El juego se presta para este tipo de meditación melancólica especialmente cuanto Peter no está haciendo bromas y le cede el paso a esas pequeñas ideas que brotan de nuestro cerebro de forma casi imperceptible. El ruido de los coches y el alboroto de la ciudad se van perdiendo en el ruido de las alturas y la incertidumbre del futuro hasta que escuchamos a lo lejos, como en un sueño, “Peter, tenemos una emergencia”.

Con los puños

Imagen: PlayStation Studios

Marvel’s Spider-Man no es el juego más complicado de la historia, pero eso es una verdad a medias. Tampoco es el más sencillo, especialmente en la dificultad más alta que tiene el genial nombre de “Spectacular”. Aunque no es difícil darle el tratamiento de un musou presionando cuadro todo el rato, eso sería como pedir un ramen y comerse únicamente la pasta. ¿Por qué no mezclar un poco de carne y ya de paso cebollín también? ¿Por qué no explorar las otras combinaciones y movimientos que el juego te pone en bandeja de plata? Por mi mala memoria a veces olvidé las combinaciones exactas de botones, pero es fácil consultarlas desde el menú en todo momento. A veces simplemente es como “creo que esto se vería bien” o “tengo ganas de hacer este movimiento”. Es una experiencia bastante libre y reconfortante por alguna razón. Tal vez por que te deja ser el Spider-Man que tú quieres ser. ¿Quieres lanzar a todos de un edificio hacia su muerte segura? ¡No pasa nada! ¿Quieres pegarlos a la pared con una carga de telaraña? Adelante.

Estoy seguro que en internet hay más de una guía para decirte cómo jugar, pero siento que eso sería un poco como decirte qué Spider-Man quieres ser. Quizá la mejor idea es dejarte llevar por tus propios pasos y encontrar la respuesta en el camino. Un poco como todo lo demás, ¿no crees?

Lo bueno
  • Una presentación impecable
  • Decenas de opciones de configuración gráfica
  • Más opciones de accesibilidad que el lanzamiento para PS4
  • Un port bien hecho con mínimas dificultades técnicas
  • ¡Puedes jugarlo con DualSense! Sí, con todo y gatillos adaptativos
Lo malo
  • Problemas de rendimiento en algunos puntos del mapa
  • Me caes bien Peter, ¿pero podrías callarte de vez en cuando?
  • El juego menciona problemas interesantes pero no ahonda demasiado en ellos
  • La moralidad de algunos personajes es tan interesante como un pedazo de vela
Veredicto

Marvel’s Spider-Man es el mejor juego de Spider-Man que se ha creado a la fecha, de eso no hay duda. Pero todos sabemos que eso no quiere decir demasiado más que una cosa: juégalo si tienes oportunidad. El port de PC es casi impecable por lo que no hay muchas excusas en ese apartado. Como las buenas películas y libros, es posible que descubras algo sobre ti mismo, quién sabe.

ANUNCIO

Más reseñas