logo-codigo-espagueti

Reseña – Dragon Ball Super: Super Hero mantiene su Ki en alto ante los nuevos retos de la franquicia

| 16 de agosto de 2022
Dragon Ball Super Super Hero demuestra que la franquicia tiene elementos para contar una historia más allá de Goku o Vegeta.

Estamos a tan solo unos días del estreno oficial de Dragon Ball Super: Super Hero, vigésima primera película de la saga de la cual fuimos invitados a su premiere y que ahora tenemos el gusto de platicar a través de esta reseña “libre de spoilers”.

“Dragon Ball Super: Super Hero parte de que Son Goku destruyó en su momento a la Patrulla Roja. Ahora, ciertos individuos han decidido continuar con su legado y han creado a los androides definitivos: Gamma 1 y Gamma 2. Estos dos androides se autoproclaman “superhéroes” y comienzan a atacar a Piccolo y a Gohan. ¿Cuál es el objetivo de la nueva Patrulla Roja? Ante un peligro inminente… ¡llega el momento del despertar del Superhéroe!”

Dragon Ball no solo es Goku y Vegeta

Si lo pensamos con cuidado, Dragon Ball Super: Super Hero cruza entre un cambio enorme de esquemas narrativos, visuales e incluso actorales (este último si vemos la película desde nuestro lado del campo llamado Latinoamérica).

En primer lugar, se trata de una de esas contadas películas en donde el peso más grande de la película no cae en manos Goku y Vegeta, dúo que desde el comienzo de Dragon Ball Super se ha vuelto “garantía de satisfacción” de la serie.

Imagen: Toei Animation

En esta ocasión vez el argumento de la película se desenvuelve a través del protagonismo de Piccolo y Gohan; de hecho, sorprendió mucho la relevancia que se le da al namekiano y que sin duda es a quien podríamos llamar “el MVP” de Dragon Ball Super: Super Hero porque no solo lo exhiben como un peleador en turno.

De enemigo a aliado, pasando por mentor, niñero, amigo y estratega, Piccolo no solo actúa como un luchador más, esta cinta nos reitera que Piccolo es un personaje que tiene mucho que aportar y sobre el cual pende la conexión de varios personajes de la saga, especialmente los relacionados con Gohan. Se puede apreciar el gran vínculo que comparten ambos personajes ya sea motivando a su discípulo a nunca dejar de entrenar, siendo una figura muy confiable para Videl o el maestro de la pequeña Pan.

Imagen: Toei Animation

Cambio de animación

Pasando al siguiente rubro, Dragon Ball Super: Super Hero representa una nueva apuesta por parte de Toei Animation, pues el estudio de animación abandonó el estilo clásico que ha presentado la franquicia durante 36 años y ahora nos muestra la primera película de Dragon Ball con animación CGI.

Este cambio se mira especialmente en las secuencias de combate donde las batallas y los escenarios han adquirido un aire de “tridimensionalidad” que establece la intensidad de las peleas con su propio nivel de frenetismo. En ellas predominan especialmente las onomatopeyas tal cual un cómic de superheroes (sobre todo por las condiciones “heroicas” de Gamma 1 y Gamma 2). Para nuestra sorpresa podemos decir que esta animación por CGI es digerible y da frescor a todos los personajes ya conocidos de Dragon Ball.

Imagen: Toei Animation

Sin embargo, es posible notar que no todos los elementos recibieron el mismo cuidado. Los movimientos de algunos personajes lucen algo robóticos cuando no se encuentran bajo la lente principal  y parecen tener la mirada perdida.

También haremos énfasis que Super Hero no es enteramente CGI, pues los flashbacks en referencia a las primeras sagas de Dragon Ball y Dragon Ball Z conservaron el estilo clásico, igual que una sopita de pollo para nuestro niño interior y  que no podemos ver con ojos de indiferencia.

Imagen: Toei Animation

¡Hola, soy Gohan!

El último punto toma lugar particularmente con el estreno de Dragon Ball Super: Super Hero Latinoamérica ya que los fans podrán escuchar (por primera vez) a Luis Manuel Ávila como la nueva voz para la versión adulta de Gohan, llevando el micrófono que alguna vez ocupó el difunto y querido Luis Alfonso Mendoza.

Foto: Especial

Tanto el director Lalo Garza como el propio Luis Manuel remarcaron que “el objetivo no es traer de regreso a Gohan a través de una imitación” y ahora entendemos porque esa idea sería contraproducente dentro de la película.

Dragon Ball Super: Super Hero exhibe una faceta muy diferente de aquel Gohan aguerrido que conocimos hace años en la saga de Buu o el Torneo de Poder. Nuestro joven saiyajin ahora es más un erudito que se preocupa por sus investigaciones por sobre cualquier otro aspecto de la vida (algo que no se si pueda perdonarle al guion de Super Hero en el futuro ya que, irónicamente, él SÍ puede percibirse como el “papá ausente” del que tanto acusan a Goku).

Detrás de esa burbuja intelectual, la personalidad de Gohan es muy similar a la primera parte de su batalla contra Cell; lleno de dudas sobre si en verdad tiene aquel poder del que desde hace años han hablado sus compañeros, y que aún así no dudará en hacer frente al peligro que amenace a sus seres queridos.

Imagen: Toei Animation

En ese sentido, el trabajo de Luis Manuel es muy consistente al representar cada una de las facetas que presenta Gohan durante la película: desde un terrícola pacífico y absorbido por su día a día en la Tierra, hasta su reencuentro con el potencial que lo condecora como uno de los guerreros más poderosos de Dragon Ball. La voz de Gohan nunca había sonado tan acorde a la personalidad del personaje.

Lo bueno
  • Tras muchos años, Piccolo obtiene el protagonismo que merece.
  • Los flashbacks respetando el estilo de animación anterior.
  • El CGI es más digerible de lo que pensábamos, (eso ya es un gane).
  • Las escenas post-créditos (mantente pegado a tu asiento porque SÍ las hay).
Lo malo
  • Gohan se volvió un papá ausente
  • Si bien el CGI no es malo, también muestra sus propias limitantes.
  • El enemigo final no se siente como una verdadera amenaza
Veredicto

Imagen: Toei Animation

A pesar del ritmo lento con el que se desarrolla, Dragon Ball Super: Super Hero brilla gracias a su mezcla de nostalgia, comedia y acción. Desde enemigos olvidados hasta nuevas transformaciones y primeros planos tan esperados, esta película se hizo pensando en los fans. Aún así no podemos dejar a un lado sus puntos flojos, sobretodo con la aparición del “último enemigo que debe ser destruido”, que si bien guarda una gran relación con el pasado de la saga, su existencia no se tan amenazante como la de otros grandes villanos de Dragon Ball (hecho del que tampoco ayuda el exceso de bromas y chistes por parte de los protagonistas).

No podemos decir que se trate de uno de los mejores trabajos de la franquicia, pero ciertamente la historia de Super Hero tiene su encanto y debemos dar crédito cuanto se ha arriesgado Akira Toriyama, Toei Animation e incluso el doblaje latino en cambiar varios elementos (protagonistas, animaciones, voces) y aún así mantener la sensación de estar viendo a los personajes de nuestra infancia, junto con la de nuevos adeptos que van conociendo el mundo de Dragon Ball Super.

La historia es bastante fácil de seguir para los recién llegados y los fans veteranos voltearán sus ojos a todos los flashbacks y easter eggs que va arrojando la cinta durante su hora con 39 minutos minutos de proyección.

Dragon Ball Super Super Hero se estrenará en cines de Latinoamérica el próximo 18 de agosto de 2022.

ANUNCIO

Más reseñas