Reseña – Forza Horizon 5, ¡Forza, hermano, ya eres mexicano!

| 5 de noviembre de 2021
Forza Horizon 5, una hermosa carta de amor para México de parte de Xbox.

Forza Motorsport nació como una serie de prestigio, un escaparate ideal para presumir el poder técnico de las consolas Xbox, y de paso ampliar el pequeño catálogo de exclusivas en la marca verde. En 2012, y luego de cuatro ediciones en donde el culto a los autos fue el motor detrás de cada título, Playground Games se aventuró con un inesperado spin-off de la serie, dejando atrás la parte del simulador (al menos al mismo nivel de profundidad que Turn 10) y apostando por un mundo abierto, uno donde la música y la velocidad se unirían de forma perfecta.

Forza Horizon debutó sin mucho éxito en la Xbox 360, pero su estilo y tenacidad serían recompensados en Xbox One, donde tres secuelas vieron la luz y dejaron en claro el potencial del Festival Horizon a todos los jugadores. Horizon se robó el papel estelar en la serie Forza, e incluso fue uno de los primeros títulos exclusivos de Xbox One que mostró las ventajas del llamado Day One de Xbox Game Pass. Pero sus verdaderas fortalezas las encontramos al tomar el volante en nuestras manos, dejándonos llevar por los hermosos paisajes europeos y australianos, con la nieve cayendo sobre el parabrisas o una bella campiña inglesa ocultándose en el atardecer. Forza Horizon cobró fuerza bajo la sombra de Halo y Gears, oculto como una joya infaltable en las listas a lo mejor de Xbox One o como un claro referente del poder de la consola.

Xbox

Si hay algo que caracteriza a Forza Horizon es su ambientación y crecimiento, elementos que se mantienen evolucionando de forma más gradual que el sandbox o la conducción. Cada juego se renueva al llevarnos por diferentes partes del mundo. Playground Games nos deja libres para manejar un vehículo de ensueño, pero las horas que acumulamos jugando no se deben únicamente a la velocidad, realismo o el reto que ofrece cada festival, sino al lugar que nos toca visitar, a las montañas que hay que recorrer y los extensos terrenos llenos de flores que podemos destruir. Forza Horizon se alimenta del mundo para seguir creciendo, y su nueva parada se ha convertido en escenario ideal para perfeccionar hasta el último detalle de la serie. Forza Horizon 5 llegó a México, y es tan increíble como lo imaginabas.

Así se siente México, así se siente México

Desde el E3 2021 se confirmó que México sería la sede de Forza Horizon 5, lo que nos dejó con un increíble tráiler que parecía hecho por la Secretaría de Turismo para el estado de Guanajuato. Y sí, tal y como lo vimos en aquella revelación, Forza Horizon 5 es un encantador retrato de algunos de los lugares más bellos y emblemáticos de nuestro país, con un claro énfasis en escenarios que sirven como pistas de carreras para las decenas de eventos disponibles y una interesante mezcla de lugares que van de Baja California a Yucatán.

Al igual que ocurrió en la tercera y cuarta entrega, Forza Horizon 5 nos pone al centro del Festival Horizon, una celebración extravagante en donde la música, los autos y los millonarios se reúnen para realizar todo tipo de locuras a bordo de los vehículos más rápidos y lujosos de todos los tiempos. Para esta ocasión, nuestro personaje (totalmente personalizable) llega a Horizon como una superestrella, por lo que todo el mundo quiere tenerlo de invitado en su circuito de carreras o evento especial. Pero la diversión no es nuestra prioridad, pues antes de pasearnos por las playas y desiertos, tenemos que hacer todo lo posible por abrir hasta el último de los eventos que tienen lugar en el festival.

Si ya jugaste alguno de los juegos anteriores (principalmente el 3 y 4) es probable que no te sorprendan mucho las mecánicas disponibles. A grandes rasgos tenemos que correr y correr y correr durante horas para desbloquear carreras, sumar puntos de experiencia y abrir eventos especiales. Esta puede ser la queja más importante que tenga la serie, ya que la cantidad de carreras y tiempo que debemos invertir para desbloquear todo el contenido es abrumadora y poco variada en la mayoría de las ocasiones. Sí, es un juego de carreras y hay poco que hacer, pero la queja se ha extendido entre cada entrega por el lado creativo o los circuitos disponibles, donde hay pocas novedades o situaciones poco emocionantes.

Xbox

Es aquí donde México se convierte en la estrella de Forza Horizon 5, principalmente por la enorme variedad de escenarios disponibles, lo que da como resultado carreras menos monótonas y eventos más entretenidos. Definitivamente pesa el hecho de que conocemos el territorio y es emocionante ver la versión virtual de Guanajuato o Teotihuacán, pero el ritmo es más entretenido que los enormes campos vacíos que había en Forza Horizon 4. También ayuda el hecho de que la campaña se va construyendo a través de 5 diferentes categorías, donde podemos encontrar carreras callejeras, eventos “extremos” o circuitos de terracería. Sin embargo, dicha división ya estaba disponible en otros juegos de la serie, por lo que es inevitable señalar a México y sus ecosistemas como la pieza clave de esta quinta edición.

Por eso mencionaba al inicio que Forza Horizon se ha encargado, hasta cierto punto, de priorizar el escenario antes que el realismo detrás de los vehículos. Playground Games no le hace sombra a Turn 10, ni está interesado en superar el realismo de MotorSport, lo que sí hace muy bien este estudio inglés es un juego divertido. Forza Horizon es como un Need For Speed con ideas más sólidas, un mundo abierto que se siente vivo y escenarios tan diversos que son perfectos para pisar el acelerador a fondo. Por lo tanto, México, lleno de selvas preciosas, desiertos desafiantes, playas que se bañan con un sol inolvidable y ciudades donde los colores se roban toda nuestra atención, es el escenario perfecto para perdernos junto a un Lamborghini o una Jeep todo terreno.

Teniendo un escenario tan particular, Playground Games aprovecha para crear circuitos que rodean y atraviesan las pirámides de Teotihuacán o carreras nocturnas por las calles de Guanajuato. Y lo mejor de todo es que la atención no busca un realismo intenso que sea solo hiperrealista, por lo que de una carrera a otra podemos pasar por un volcán activo o un circuito en el que podemos derribar pinos de bolos gigantes. Además, las actividades incluyen eventos relacionados a otros elementos mexicanos, sin caer (afortunadamente) en estereotipos básicos… o sea sí hay luchadores, tacos y vochitos pintados a la Iron Man… pero en ningún momento es ofensivo y combina perfecto con la experiencia de juego y el escenario.

Xbox

De hecho, todo lo anterior corresponde únicamente a las indicaciones del juego, o sea las misiones disponibles, retos y demás eventos. Pero explorar México sin rumbo es una cosa completamente diferente. Y sí, este apartado es totalmente subjetivo para mi (y seguramente para muchos jugadores) pues estamos recorriendo lugares que no solo son cercanos, sino que conocemos e incluso hemos visitado. Debo admitir que en anteriores juegos de la serie Horizon nunca me puse a pensar en el escenario, sabía que estaba en California o Australia, pero la combinación de lugares me parecía “natural” o simplemente irrelevante. Pasar de la nieve, al desierto y luego a la ciudad es completamente normal en cualquier videojuego.

Pero en Forza Horizon 5 la experiencia ha sido muy diferente, desde que se anunció el juego estaba a la expectativa de la combinación de lugares, sobre todo porque sé que no puedes llegar de Baja California a Guanajuato por una enorme línea recta o que es imposible manejar unos minutos para pasar de la Riviera Maya a Teotihuacán o que no siempre hay globos aerostáticos en el cielo. Todas esas cosas son típicas de un videojuego, pero cobran una fuerza extraña cuando sabes cómo es ese lugar en la realidad. No sentía esa sensación desde Ghost Recon: Advanced Warfighter, e incluso es mucho más personal que aquella versión del Distrito Federal. ¿La razón? Supongo que el diseño del escenario. Playground Games combina gran parte de México en un mapa contrastante, que al mismo tiempo da una sensación de realismo y que respeta el folclor de su habitantes; un trabajo impresionante y emocionante.

Xbox

Creo que Forza Horizon 5 deja en claro el nivel de detalle detrás de la recreación de México en Guanajuato;  los colores de las casas, los medidores de luz junto a los zaguanes negros, las calles empedradas, las antenas de televisión y las rejas en las ventanas. Pasar por ahí obliga a una pausa de varios minutos en los que es inevitable observar los detalles de toda la calle, y por pura curiosidad activamos el modo foto para ver a través de las ventanas y hasta comenzar a identificar los puestos en las calles. Lo mismo pasa en las playas, con las palapas listas para ser rentadas y un montón de sillas de plástico en las banquetas, construcciones más modestas cerca del mar, y una combinación de colores única bañados por el intenso sol de México. Particularmente me quedo con el encanto de Guanajuato, porque es lo más cercano a mi realidad, pero el enorme trabajo de este México está en cada rincón del juego.

Oh suelo bendito de Dios

Ya hablé largo y tendido sobre cómo se siente México dentro de Forza Horizon 5, por lo que es momento de adentrarnos en el gameplay del juego. Una vez más, la idea es básicamente la misma que conocemos de la serie: correr, ganar puntos de experiencia, volver a correr, ganar más puntos de experiencia, desbloquear un nuevo evento y así hasta el final de los tiempos. La ventaja, además de correr en México, es que Forza Horizon 5 es la amalgama final de todo lo que hemos visto en los últimos 10 años.

De entrada, la colección de autos disponibles es una locura que parece inalcanzable, por lo que hay buena variedad para repetir carreras o recorrer el mapa con tu auto favorito. Luego está la enorme cantidad de carreras e historias, mismas que seguramente te robarán hasta el último minuto de lo que resta del año, y eso si las pasas en primer lugar desde un inicio. Después están los coleccionables y misiones secundarias, así como los retos especiales que puedes encontrar en el menú del juego. Y claro, también puedes pasar horas y horas subiendo puntos de experiencia para mejorar los vehículos disponibles en tu cochera virtual y de paso tener más autos que ver en Forzavista. Podemos adquirir propiedades, hay mucha ropa que comprar y cientos de caminos por descubrir, así como retos fotográficos y mucho más. Forza Horizon 5 no se limita en contenido.

Xbox

¿Cómo logró todo lo anterior? Pues manejando, y eso implica todo un reto para dominar al menos un vehículo para hacer drift, uno más para la montaña o un auto para recorrer el mapa a toda velocidad. Forza Horizon apuesta por un sistema de juego arcade, así que el reto es considerablemente menor que en el simulador. Sin embargo, aumentar la dificultad ayuda a que la experiencia sea más interesante cuando eliminamos las ayudas y buscamos un mayor desafío; lo que se traduce a más experiencia si ganamos la carrera o una enorme frustración que nos hace adictos a rebobinar si no logramos dar la curva perfecta. Todo esto sin contar que la mayoría de los vehículos son totalmente diferentes y responderán de forma particular en una carrera callejera llena de caminos estrechos o en un circuito de más de 15 minutos en donde derrapar y acelerar en tiempo y forma son clave para ganar.

Todas las posibilidades que ofrece el juego están plasmadas en el mapa de México, un pequeño hub en el que podemos seleccionar nuestro próximo destino y hasta programar un viaje rápido, lo cual nunca es recomendable (¡maneja siempre que puedas!). La mala noticia es que este mapa está un poco obsoleto, por lo que en ocasiones terminamos en una carrera que ya hicimos o en un desafío que no corresponde al evento que queremos jugar. Hay tantos íconos en el mapa que es muy complicado identificar qué sigue. Y sí crees que correr en el mapa es la solución, lamento decirte que puede ser demasiado abrumador, pues de nueva cuenta la cantidad de eventos disponibles es inmensa, y difícil de seguir, por lo que es muy probable que te pierdas ante tantas opciones. Ya es hora de que Forza Horizon le ponga atención al seguimiento de las misiones, sobre todo cuando hay tantos eventos disponibles al mismo tiempo.

Xbox

Durante mi reseña me hubiera gustado observar más a detalle a los Drivatar, estos fantasmas que aparecen en nuestro juego y que están creados a partir de la forma en que juegan nuestros contactos de Xbox Live. Sin embargo, desde hace un par de Forzas creo que soy el único de mis lista que le da una oportunidad a estos juegos de carreras y supongo que eso afecta el desempeño de la “máquina”. Espero que una vez que esté abierto el multijugador pueda entender mejor cómo es que esta idea ha evolucionado en la nueva generación de consolas… o quizá ya sea tiempo de conseguir nuevos amigos que sí le entren a Forza. Supongo que gracias a Xbox Game Pass, habrá una comunidad más grande dentro del juego y eso siempre es un punto a destacar.

Si muero lejos de ti, que digan que estoy dormido

Tuve la oportunidad de jugar Forza Horizon 5 en una Xbox Series X. Dentro de esta consola hay dos opciones gráficas: Calidad, que funciona con gráficos en mayor calidad pero solo a 30FPS y en modo Rendimiento, con gráficos menos imponentes, pero a 60FPS. Generalmente me voy por el modo Calidad, pero en esta ocasión los 60 cuadros por segundo me dejaron encantado, sobre todo por la fluidez que ofrece el juego cuando no dejas de presionar el acelerador arriba de un Lamborghini Murciélago. Espero que en algún momento el juego se actualice con un modo que permita lo mejor de ambos mundos.

Forza Horizon 5 todavía está comprometido con Xbox One, lo que evita que veamos un cambio drástico en relación a lo que podemos encontrar en Forza Horizon 4 corriendo en un Series X. Parece que tendremos que esperar un poco más para que la serie de un paso en firme en la nueva generación, lo que podría ocurrir con el próximo Forza Motorsport y un par de años después con la serie Horizon.

Xbox

Teniendo en cuenta que ya hablé de lo bien que se ven los paisajes de México en el juego, sobra decir que estamos ante el juego que mejor se ve en una Xbox Series X. Ya sean los detalles en la arquitectura, el juego de luces, sombras, el diseño de los escenarios y los colores intensos y brillantes, todo se ve espectacular y te sumerge por completo en la experiencia. Y a esto hay que sumarle puntos por el excelente trabajo sonoro que hay dentro del juego, sobre todo por la forma en que los sonidos elevan la experiencia, ya sea por el estruendoso motor de un auto o un doloroso choque de frente contra un pobre turista.

Mi única queja respecto a los apartados sonoros está en el doblaje y la música. Quedé un poco decepcionado con las voces “fresas” y diálogos poco atrevidos de Forza Horizon 5. Mientras que las locaciones se sienten reales por cosas tan simples como una fachada con manchas de pintura o tinacos en las azoteas, el doblaje del juego no se siente mexicano, y más allá de que le falten mexicanismos, es la interpretación tan formal y sin gracia lo que nos deja con conversaciones en las que no podía dejar de pensar “nadie habla así en México”. Se agradecen cosas como llamar al Volkswagen Beetle “el vocho” y que esto incluso sea parte de la historia del juego y del guión, pero en general el trabajo es bastante artificial. Y lo mismo pasa con la música, donde las estaciones mantienen esa idea californiana del primer juego, lo que está muy lejos de funcionar en una playita mexicana o en una carretera rumbo a Teotihuacan. Le faltó barrio a Forza Horizon 5.

Xbox

Lo bueno
  • ¡Viva México!
  • Un mapa complejo y dinámico
  • Historias cortas que buscan representar la cultura mexicana
  • Increíble recreación virtual de México
  • Un Forza Horizon que reúne lo mejor de la serie
Lo malo
  • Doblaje sin chispa
  • Le falta música mexicana a la radio
  • Modo foto bastante lento
  • En esencia es el mismo Forza Horizon desde el 3
Veredicto

Forza Horizon 5 es un viaje memorable por México. A través de las carreteras, selvas, desiertos , playas y hasta zonas arqueológicas podemos encontrar una aventura emocionante, divertida y llena de colores y momentos únicos en el mundo. Playground Games tomó lo mejor de sus pasadas entregas para brindarnos el mundo abierto perfecto, con un ecosistema que cambia sutilmente en unos cuantos minutos y que nunca pierde nuestra atención. Sí, hay miles de puntos extra por la forma en que los desarrolladores retratan nuestro país, con todo y la atención a los detalles. Pero es imposible que todo eso funcionara por sí solo sin un gameplay que permita explorar cada rincón de México de formas extravagantes, con carreras divertidas y retos que nos transportan a lugares emblemáticos dentro de autos que solo podemos tener en nuestros sueños. Forza Horizon 5 es uno de los mejores videojuegos del año.

ANUNCIO

Más reseñas