Reseña: Fitbit Luxe – Un monitor de salud premium súper versátil

| 13 de octubre de 2021
Luxe, un monitor de salud premium y que apunta para ser además un accesorio de lujo

El público suele pensar que las smartbands son el dispositivo que se adquiere para compensar la falta de un smartwatch y que son la opción para cuando solo podemos costearnos lo “mínimo” para monitorizar nuestra salud. Aunque lo anterior es mayoritariamente cierto, la Luxe de Fitbit rompe con esa creencia y ofrece lo mejor de la tecnología de monitoreo de salud en una presentación pequeña, de lujo y, por supuesto, funcional.

La Luxe no solo quiere ser un gadget más en tu repertorio, sino que asume con conciencia como un elemento que complementará a tu outfity como resultado obtenemos un tracker cómodo para hacer ejercicio e ideal para llevar todos los días como accesorio.

En Código Espagueti probamos a conciencia la propuesta de Fitbit y en las próximas líneas te contaremos cómo fue nuestra experiencia de uso, pero por lo pronto quédate con esto: la Luxe es una pulsera de tracking que será una gran opción para aquellos usuarios que quieran una experiencia premium dentro de la gama y no estén atraídos por la estética típica de un smartwatch. Toma esto en cuenta para cuando lleguemos al apartado del precio y lo primero que se te venga a la mente sean las comparaciones.

Prioridades de la Fitbit Luxe

Imagen: Código Espagueti

Primero hay que decir que la Fitbit Luxe es delgada, pequeña y muy ligera. Posee una caja de acero inoxidable, pantalla de .76 pulgadas AMOLED y una resistencia al agua de hasta 50 metros de profundidad. Viene con dos correas del mismo color de distintas longitudes y un cable con pines magnéticos para cargar la banda.

Si bien la pantalla es pequeña, la interfaz la aprovecha en su totalidad y no da la sensación de tener información que no se alcance a ver. El AMOLED esta utilizado óptimamente y tanto las carátulas de los relojes como los símbolos del menú se ven impecables, adornadas por el diseño minimalista de toda las pantallas. Nada aquí se siente de más. La interfaz simplemente es elegante, pero siempre con un estilo deportivo.

Imagen: Código Espagueti

La Luxe se nos ofrece como un asistente para lograr un estado de bienestar más que un “entrenador personal”. Por lo tanto, este gadget solo registra entrenamientos básicos y a cambio da análisis detallados de estrés, sueño, descanso, distancia recorrida y algo muy importante: al final del día te da un estimado de cuánta energía requirió tu cuerpo para funcionar sumando las calorías quemadas por actividad física más tu tasa de metabolismo basal; una excelente función para quien busque bajar de peso, y que no es una opción común entre los dispositivos que puedes encontrar en el mercado.

Superior a las smartband más populares, con extrañas ausencias

El software de la Luxe es superior a la mayoría de los monitores de salud que rondan por el mercado. La interfaz es fluida, nada compleja y cuenta con agregados que definitivamente la hacen muy interesante.

El monitor nos muestra la mayoría de las notificaciones de nuestro teléfono, permite rechazar llamadas telefónicas (obviamente no contestarlas) y en la cuestión de mensajes nos deja contestar de manera automática con textos simples y emojis (personalizándolos desde la app). Solo por esta función ya es superior incluso a varios relojes inteligentes.

Imagen: Código Espagueti

Pese a la pulcritud del software hay ausencias en él que resaltan y que resultan extrañas para un dispositivo de finales de 2021. La Fitbit Luxe no muestra datos sobre el clima y tampoco cuenta con un controlador para la música y el volumen, funciones que nos parecen básicas para un producto pensado para la vida fitness.

Lo fitness y la app

Te dijimos que Luxe es un compañero para todos los días y lo será en serio. La carga completa la obtienes en dos horas y la batería te dura 4 o 5 días, usándola noche y día, y haciendo ejercicio diario. La banda “no se siente” haciéndola ideal para entrenamientos y tenerla puesta mientras duermes. Recuerda que el Luxe es un monitor de salud, así que la mayoría de las funciones que otorga tienen que ser activadas o revisadas desde la app de Fitbit. La caja de la Luxe no tiene ningún botón, ni siquiera uno háptico. Vas a tener que bajar la aplicación para configurar el gadget y sacarle todo el provecho.

La banda solo tiene 6 ejercicios que puede monitorizar: entrenamiento general, carrera, caminata, natación, bicicleta y caminadora. Probamos 4 de ellos y debemos confesar que en general los datos se registran siempre a diferencia de otras smartband y smartwatch que flaquean a la hora de captar los latidos del corazón. Tienes detectado el ritmo cardíaco, los errores en el conteo de pasos son si acaso anecdóticos, y las distancias y velocidades son constantes porque usa el GPS de tu teléfono junto con los sensores internos. La apuesta de esta fitbit es fiabilidad sobre la cantidad.

Imagen: Código Espagueti

Dentro de la app verás todos tus datos como cantidad y cualidad de sueño y niveles de estrés, además puedes aprovechar toda la información sobre vida sana que Fitbit comparte. En conjunto, tanto Luxe como la aplicación son una experiencia que no se limita a usar el gadget, más bien abogan por un cambio en el estilo de vida. Si pagas la suscripción plus, tienes sesiones de relajación certificadas, entrenamientos exclusivos y reportes mensuales avanzados sobre tu estado de bienestar. Aprovecha que cuando compras la Fitbit Luxe te regalan 6 meses de este servicio premium. Lo único malo es que este apartado está en inglés sin opción a español.

Una banda delicada, inteligente y premium

La luxe básica viene con una correa de goma de varios colores (negra en este caso), pero Fitbit ha abierto toda una gama de correas igual premium para que combinemos los estilos. La más atractiva sin duda es la correa de acero inoxidable que vuelve al monitor una pieza de joyería mientras que la correa de tela convierte al Luxe un accesorio más casual. Fitbit se ha tomado este apartado muy enserio y si eres un gran fan de la moda te complacerá saber que esta línea combina lo elegante y la tecnología muy bien.

Imagen: Código Espagueti

La Fitbit Luxe es un gadget potente, delicado y elegante, adjetivos que comúnmente no se conjugan en todos los productos. Claramente lucirá mejor en muñecas delgadas (no como las toscas manos de este redactor) y creemos está diseñada para un estilo de vida sofisticado, sin entrenamientos extremos. Ideal por si necesitas un incentivo para cambiar esos malos hábitos.

Luxe es una excelente opción con un precio controversial. En México la Luxe edición básica estará disponible por 3,699 pesos y sus correas parten de los 719 pesos siendo la más cara de 1,919 pesos. No es la opción más económica, pero claramente no lo oculta. Es más, te da la certeza de que tienes un lujo en tu muñeca.

Lo bueno
  • Pantalla brillante
  • Está hecha de acero inoxidable
  • Interfaz fluida
  • Monitoreo fiable
  • Como accesorio es muy lindo
  • Se siente premium
  • Ligera y discreta
Lo malo
  • No tiene controlador de música
  • Pocas carátulas en la app
  • Accesorios con precios debatibles
  • Solo mide 6 ejercicios
  • La interfaz está en inglés
Veredicto

Los monitores de salud son una herramienta que todos nos tomamos muy en serio desde que inició la pandemia de COVID-19 y estos ligeros brazaletes son una gran opción para quien no esté acostumbrado a usar un reloj. Lo mejor de este Luxe es que cuando te lo pones no extrañas dispositivos más grandes y tampoco tienes la sensación de estar utilizando un producto económico.  Definitivamente es un monitor elegante y muy versátil. Úsalo sin culpas.

ANUNCIO

Más reseñas