Reseña: Samsung The Serif – La pantalla para reconquistar tu espacio

| 19 de noviembre de 2020
La pantalla Samsung The Serif, es una de las propuestas más originales que hemos visto en muchos años por su peculiar diseño retro.

Un año más pasa y casi termina sin que salga al mercado una pantalla que en serio me llame la atención. No soy un puritano del 4K y estoy muy bien con mi smart TV Samsung de 2013, que aunque ya es lenta para estándares actuales, sigue dándome los placeres que todo cinéfilo casero y gamer buscaría satisfacer.

Sin embargo, recién me llegó la Samsung The Serif, una televisión con un peculiar diseño retro-futurista y patitas ajustables que cambió mi perspectiva de lo que un televisor moderno y bonito puede hacer por cualquier espacio.

La pantalla que reconquista tu hogar

Más que las especificaciones técnicas que pueda tener este televisor Samsung 4K de 55″ con OS Tizen, procesador 4K HDR X1, conectividad NFC y compatibilidad con formatos HDR10+, HLG y tecnología Quantum Dot, lo que más puedo destacar del The Serif es su peculiar diseño.

No es la pantalla más delgada ni la más elegante, pero sí la más llamativa debido a que cuenta con una especie de marco plástico en “I” que luce bien casi desde cualquier ángulo gracias a su concepto 360 All Around que la vuelve, en automático, en una opción muy versátil que puede adaptarse a cualquier entorno en el que vivas.

The Serif puede usarse con cuatro patas o sin ellas, pero yo prefiero usarla con su soporte, ya que de esta manera puedo moverla a cualquier lugar, desde la habitación principal hasta la sala o en una ocasión, una terraza.

Tienes que poner tu celular justo sobre el logo de NFC (Código Espagueti).

A muchos podría no gustarles la propuesta estética de Samsung en esta ocasión y podría entenderlos, pero yo, que soy alguien de gustos peculiares, estoy casi enamorado de la manera en la que esta pantalla se funde con el hogar, sin importar tipo de decoración o tamaño.

Para mí, 55 pulgadas es un tamaño ideal para convertir una pantalla de TV en el centro de entretenimiento de cualquier tipo de hogar, salvo que vivas en una enorme mansión victoriana.

Este diseño que recuerda un poco a aquella corriente modernista de los años sesenta, nació de las mentes de los diseñadores Ronan y Erwan Bouroullec, que al parecer buscaban darle un giro al mundo de las TVs para que estas comenzaran a adaptarse a los interiores contemporáneos.

En principio, The Serif es más una pieza decorativa que un gadget, pero no por eso, Samsung se olvidó de darle la más alta tecnología en temas visuales, auditivos y de conectividad.

Para empezar, la parte superior de la pantalla cuenta con un chip NFC que al ponerle un teléfono inteligente compatible encima, se conecta automáticamente para reproducir música de Spotify, por ejemplo.

Esta pantalla también cuenta con conexiones automáticas de AirPlay 2 y HomeKit, así como con el Asistente de Google y Alexa.

A muchos no les encantarán las conexiones ocultas (Código Espagueti).

The Serif también incorpora imagen adaptativa que va regulando el brillo según la iluminación de tu entorno, así como un Modo de Gaming que escala automáticamente frame rate y resolución de tus juegos (este elemento funciona muy bien con el Xbox Series S) y capacidad de adaptar el audio para destacar los diálogos de series o películas para que no tengas que subir y bajar el volumen constantemente en escenas con mucha acción o demasiadas voces en pantalla.

Este televisor no fue creado para tenerlo en un rincón o contra la pared, sino que se apropia del espacio dejando el resto de sus elementos en segundo plano.

Para alcanzar sus conexiones o agregarle dispositivos, basta con remover una tapa blanca (que a muchos no les gustará) de la parte trasera del televisor y pasar algún cable por a través de sus ranuras dispuestos en la parte inferior de su diseño, que dirigen cualquier tipo de conexión alámbrica al suelo, para no contaminar la estética de la habitación.

Un uso poco ortodoxo que le di a este televisor es el de poner alguna bebida refrescante en su parte superior, que es lo suficientemente plana como para servir de mesita, aunque ni yo ni Samsung recomendamos este tipo de uso tan bárbaro.

Lo bueno
  • Diseño que obliga a voltearlo a ver y a decir “¿y esto?”
  • Tecnología de punta enmarcada por un diseño versátil y original
  • Sonido potente y robusto que combina con buena calidad de imagen
  • Con una consola de novena generación, The Serif se luce en casi todos los aspectos
  • Conectividad NFC intuitiva y compatibilidad con AirPlay 2 y HomeKit
Lo malo
  • La verdad, esta pantalla es mucho más costosa de lo que esperábamos
Veredicto

La TV es una interesante propuesta estética (Código Espagueti).

Desde la llegada de las TVs planas, pensé que si algo las hacía ver horribles eran los muebles sobre las que las colocaban o esos horribles soportes para pared que hasta hace poco, dejaron de ser tan invasivos y poco intuitivos para instalar.

The Serif llega como una propuesta más orgánica que recuerda mucho a los acomodos de las televisiones de antes, que o eran un mueble en sí o venían con patitas que disuadían a cualquier comprador de adquirir un tipo de soporte secundario.

Pocas veces me gusta una pantalla y por más novedades que traiga, no hace que me interese actualizar mi TV de 2013, pero con The Serif, estoy considerando seriamente dar el salto al 2020.

Incluso mi pareja, que no es muy adepta a este tipo de gadgets, está encantada con el aura de modernidad y comodidad que acompaña esta pantalla de Samsung, que además de coquetona, es funcional.

Sin embargo, por la mitad de su precio, aquella persona que no se sienta en sintonía con la filosofía de The Serif, podrá hacerse de una pantalla con tecnología similar y del mismo tamaño.

The Serif es un artículo bonito que raya en el género del Luxury Tech, por lo que su compromiso económico es tan fuerte, que disuadirá a muchas personas, pero quien se pueda dar el lujo y no le moleste que esta no sea la TV más delgada ni de corte más minimalista del mercado, debería tomarla en cuenta como próximo aliado tecnológico en decoración de interiores.

Más reseñas