logo-codigo-espagueti

Reseña – Cyberpunk: Edgerunners, el anime es todo lo que el videojuego no pudo ser

| 20 de septiembre de 2022
Studio Trigger nos presenta una versión de Night City que reivindica lo presentado en Cyberpunk 2077.

Es momento de reconocerlo: Netflix suele hacer buenas cosas cuando se trata de adaptar IPs de videojuegos a series animadas. No es promoción pagada para la plataforma de streaming, es un argumento que encuentra sustento en las maravillosas producciones y productos como Arcane , Castlevania, DOTA: Dragon’s Blood y The Witcher: Nightmare of the Wolf .

A esta lista, y en un lugar de privilegio, ahora podemos agregar a Cyberpunk: Edgerunners, que es el recientemente estrenado spin-off de Cyberpunk 2077 de CD Projekt Red, lo que indica que está posicionado en el mismo universo del aclamado juego de rol diseñado por Mike Pondsmith.

No obstante, dejamos atrás a V para dar paso a un nuevo protagonista. Edgerunners obedece a David Martinez, un erudito y brillante estudiante cuyas aptitudes no pueden sostenerse con el salario de su madre soltera, particularmente en una Night City que vuelve a ser el corazón de la saga, siendo una ciudad llenas de vicios, tecnología y perversiones donde hace falta mucho más que las ganancias de una paramédico para sobrevivir.

Imagen: Studio Trigger

Anime puro y duro

Para Cyberpunk: Edgerunners, Netflix ni siquiera puede ser acusado de hacer un anime falso. Esta vez están dados todos los elementos para hacer sentir que estamos ante un producto de la animación nipona, y así complacer a los más puristas. Netflix y CD Projekt involucraron a un estudio japonés de renombre, Studio Trigger, para trabajar en la serie. Trigger ha producido Kill la Kill (2013), Little Witch Academia (2017), Promare (2019) y BNA: Brand New Animal (2020), y tiene su sede en Tokio. Es reconocido por un estilo de arte exagerado y por secuencias de acción llenas de frenetismo que una vez más han quedado de manifiesto.

Tal vez por eso Cyberpunk: Edgerunners es tan diferente de otras series de anime de Netflix: es un producto más audaz, más sangriento y más violento. A lo largo de 10 episodios, los personajes mandan a cientos de enemigos y decenas de ciudadanos de Night City al otro mundo, y lo hacen de forma violenta y sin miramientos morales, tal y como les exige su propio contexto. Y ellos mismos morirán por su sueño, ya que decenas de cyberpunks y netrunners han dejado un legado que se debe mantener.

También hay una diferencia en el estilo de dibujo frente a otros productos de este tipo en la plataforma. Al principio, el estilo elegido por Studio Trigger para Cyberpunk: Edgerunners puede resultar incluso intimidante, especialmente por la forma en que se muestran los tiroteos, las personas con psicosis cibernética o la inmersión de los netrunners, sin embargo, bastarán un par de episodios para acostumbrarte a las escenas saturadas de colores y salpicadas de neón en cada uno de los rincones.

Imagen: Studio Trigger

Por otro lado, hay algunas tomas realmente fantásticamente hermosas, como las escenas en la luna, las calles nocturnas y las luces de Night City, o la vista de la ciudad desde más allá de sus fronteras. El sello de Studio Trigger está en cada una de las escenas. El estudio nipón muestra toda su maestría para diseñar secuencias de acción y crear personajes exagerados que cautivan al espectador de principio a fin. La acción es deslumbrante y explosiva, los personajes son únicos y atractivos, y la ciudad misma, que es una de las principales protagonistas del juego, también se siente como una entidad viviente en el anime.

Los famosos animes cyberpunk como Ghost in the Shell y Akira han centrado su arte en paisajes urbanos futuristas y muy detallados. Studio Trigger aborda el material con menos prolijidad, e incluso la parte gore y la desnudez que suele acompañar el género quedan relegados a un segundo plano en aras de la exageración artística y la explosividad narrativa. Es un auténtico agasajo ver Night City a través de la misma lente que creó obras altamente estilizadas como Kill la Kill y Space Patrol Luluco.

No quisiera acabar este apartado de la reseña sin mencionar la impresionante banda sonora de Akira Tamaoka, que usa una mezcla de melodías sintetizadas y música contemporánea para brindar a Edgerunners una sensación diferente a la de muchos otros espectáculos en el campo del anime. Cada pista hace que se mueva el mundo de David y su nueva y poco convencional familia. Es una gran banda sonora que se redondea con un opening adictivo y pegajoso interpretado por Franz Ferdinand.

De la consola al anime

Por supuesto, Cyberpunk: Edgerunners tiene varios elementos de Cyberpunk 2077, entre los que se encuentran características e incluso mecánicas familiares para los jugadores. El personaje principal vive en la misma torre que V, incluso en el mismo apartamento. Camina por las mismas calles, visita Afterlife, disfruta de bailes cerebrales, instala dispositivos cibernéticos ilegales en Ripperdocs. Incluso la forma en que el equipo de Maine, y luego el de David, completan tareas recuerda cómo los jugadores pueden hacer misiones en Cyberpunk 2077.

Curiosamente, la historia de Cyberpunk: Edgerunners se siente aún más coherente y conmovedora que la del videojuego. Tal vez porque es realmente una historia de amor y la búsqueda de un sueño con el que el público fácilmente se siente identificado. Se trata de llegar a la luna, lo cual funciona desde una perspectiva literal y metafórica.

Además vale decir que Edgerunners es una historia terminada, evitando así el pecado del videojuego. En Cyberpunk 2077 , el ascenso de V dentro del inframundo criminal de Nigt City se examinó en una escena de cinco minutos, mientras que en el anime, David Martínez tiene alrededor de cinco episodios para construir sus motivos y dimensiones. Esto además abre espacio para sumergirnos en Night City y los sueños destrozados de sus residentes, confirmando que CD Projekt Red cuenta con una propiedad intelectual que todavía tiene mucho que ofrecer.

Imagen: Studio Trigger

El desarrollador polaco ha estado trabajando para arreglar el juego y llevarlo a un estado jugable. Puede que nunca sea el juego que imaginamos, pero el estado es mucho mejor que el del desastroso día de lanzamiento. Edgerunners llega en un momento en que la marca está sanando, lentamente, pero enmendando los errores. En ese sentido, la serie de anime es un bálsamo porque lo que ha hecho Studio Trigger en esta serie es notable, y al menos en lo personal, me deja con ganas de volver a Night City de la consola, pues siento que me han quedado muchas cosas por hacer.

Night City, el corazón de la franquicia

Edgerunners se toma el tiempo para examinar cómo Night City puede ser inquietante en formas que van más allá de los actos delictivos y la violencia con que suelen actuar las pandillas callejeras y los psicóticos con mejoras cibernéticas. El capitalismo es un sistema que asfixia a la ciudad y sus habitantes, y esto también queda de manifiesto en cada uno de los momentos que nos presenta la serie.

A medida que David se descubre inundado lentamente de deudas, expulsado de la prestigiosa universidad que ya no puede pagar y perseguido por los cobradores de deudas, cede ante los vicios y perversiones de Night City convirtiéndose en un pandillero y sobre todo, en un superviviente. La suerte de David cambia cuando conoce a una extraña netrunner llamada Lucy y se une a una adorable compañía de mercenarios liderada por Maine, una chica de voluntad inquebrantable que sobre todo, está armada. Así comienza el viaje del protagonista para convertirse en un mercenario en Night City.

Imagen: Studio Trigger

Y es justo aquí donde Edgerunners explora la vida hostil de Night City. David y Lucy, nuestra mujer fatal, atraviesan ritmos familiares en el primer episodio, pero después las cosas comienzan a descarrilarse. La historia realmente comienza a aprovechar el universo a mitad de la temporada y usa detalles que son exclusivos del escenario para crear algunos eventos realmente emocionantes y terroríficos.

Por otro lado, David y Lucy quizá no sean recordados como los personajes más profundos o carismáticos, pero son divertidos, agradables y sus motivaciones son capaces de generar empatía dentro del espectador, además, durante las secuencias de acción más frenéticas sobresalen por sus habilidades.

Ahora, si bien los personajes centrales de Edgerunners destacan, estos también terminan por perderse en el enfoque de la serie de mostrar más aspectos de Night City, que es en realidad el verdadero corazón de la franquicia. Esto también se manifiesta en el manejo que se le da a los personajes secundarios: algunos se van demasiado pronto, mientras que otros entran en escena sin la introducción adecuada.

Imagen: Studio Trigger

Cyberpunk siempre se ha centrado en Night City más que en sus personajes, y Edgerunners puede concentrarse en la vida y la época de un mercenario de la ciudad a través de algunos personajes clave que, en última instancia, solo intentan vivir sus vidas y sobrevivir. Vendrán más pandilleros siempre, porque la dinámica y las historias las dicta la propia ciudad, y no sus héroes. Afortunadamente, el dúo central de David y Lucy tiene la oportunidad de contar una historia completa, que relata la creciente relación de los dos y conduce a un final desgarrador.

Lo bueno
  • Una fuerte conexión con el universo de Cyberpunk 2077
  • Casi todos los atributos, condiciones y mecánicas canónicas del juego están presentes en el anime
  • Una historia interesante y muy conmovedora
  • Personajes con los que simpatizas
  • Un estilo de animación excelso por parte de studio Trigger
  • Tono de la narrativa
  • Una de las mejores series basada en juegos de Netflix
  • Final desgarrador
Lo malo
  • Falta de peso en los personajes secundarios
Veredicto

Cyberpunk 2077 aún podría estar recuperándose de lo que fue un lanzamiento muy desastroso que casi acaba con CD Projekt Red. Sin embargo, Cyberpunk: Edgerunners comienza con buen pie de inmediato. La serie podría incluso traer una nueva audiencia al juego, lo que sería increíble porque es ahora, y no cuando se lanzó, que la gente debería elegir el juego y darle una oportunidad.

Y es que, al menos desde esta trinchera, no hay empacho en reconocer que Cyberpunk: Edgerunners es uno de los mejores animes del año, con Studio Trigger luciéndose con el diseño de arte, una versión de Night City llena de luces y relieves y un argumento que explora las partes más oscuras y salvajes de la naturaleza humana, y que al mismo tiempo, logra conmover con una historia de romance entre dos jóvenes que buscan que el amor y la confianza  prevalezcan en un mundo donde las traiciones son la orden del día.

ANUNCIO

Más reseñas