Reseña: Laptop gamer MSI GS66 Stealth – ¡No vuelvo a jugar en consolas jamás!

| 11 de noviembre de 2020
Con la MSI GS66 Stealth 10SFS no hay falla alguna: tiene todo lo que necesitas para jugar en Ultra-Settings y trabajar sin problemas.

Hace un par de meses tuve la oportunidad de volver al maravilloso mundo de las gaming PCs con un equipo compuesto por un procesador Intel Core i5 de octava generación, tarjeta gráfica Nvidia RTX 2060 GDDR6 de 6GB de memoria de video (ASUS), 16GB de RAM HyperX y monitor MSI Optix G24C de 144hz, y quedé encantado.

Luego de años de haber abandonado esta plataforma y volcarme directamente al mundo de las consolas, me llevé la grata sorpresa de lo que las PCs para videojuegos pueden lograr hoy en día.

Solo para que te des una idea, antes de probar este equipo, el último título que jugué en una PC de medio pelo fue Age of Mythology. En otras palabras, ¡llevaba 15 años de no tocar un mouse y teclado para jugar!

Ya compartí contigo, querido lector, lo grato que fue volver al mundo de las computadoras de gabinete, pero he de decir que en cuanto me llegó la laptop gamer MSI GS66 Stealth 10SFS con Intel Core i9 y GeForce RTX 2070, quedé extasiado.

Los specs de este equipo son:

  • Procesador Core i9 de décima generación
  • Pantalla FHD de 15.6″ a 300Hz
  • Chipset Intel HM470
  • GPU NVIDIA GeForce RTX 2070 SUPER con Max-Q Design de 8GB GDDR6
  • 16 GB de RAM
  • Teclado retroiluminado RGB
  • Cámara frontal IR HD type (30fps@720p) con reconocimiento facial
  • Killer Gb LAN 802.11 ax Wi-Fi 6 + Bluetooth v5.1
  • Disco duro SSD
  • Batería 99.9 (Whr)
  • Peso de 2.1 kilogramos

Para la audiencia tech-savvy, una reseña completa de un equipo con estas características sobraría, ya que de antemano sabrían que trabajan con un equipo de gama alta capaz de soportar un juego AAA lanzado a finales de 2020 a Ultra-Settings con Trazado de Rayos en tiempo real y todas las delicias del gaming en PC, pero para quien no sepa si esta computadora portátil vale la pena, aquí le comparto mis impresiones.

No es por echarle tierra a la novena generación de consolas de videojuegos solo por hacerme el interesante, pero con un equipo como este, ¿cómo puede impresionarte el line-up de lanzamiento del Xbox Series X y el PlayStation 5?

Simplemente es imposible.

La sorpresa de los juegos de consolas no radica en sus capacidades técnicas, sino en las triquiñuelas de programación que sus desarrolladores emplean para superar las limitantes del hardware de un PlayStation o Xbox, con el fin de presentar gráficos que, en teoría, no deberían ser posibles en un equipo casero.

Por ello, siempre admiraré los títulos exclusivos de consolas que harían babear a cualquier jugador en PC.

Sin embargo, una laptop como la MSI GS66 Stealth que tuve oportunidad de probar mantiene un desempeño de gama alta en un cuerpo de tan solo 2.1 kilos de peso y chasis reforzado de metal negro ultra discreto y portátil.

Si hubiera que señalar una falla de este diseño, es que a pesar de la interesante solución de disipación térmica que MSI propone en este modelo, el ruido que hacen los ventiladores sí llega a contaminar la experiencia de juego y el calor de todos los componentes puede sentirse claramente sobre la parte superior izquierda del teclado.

MSI propone un sistema de tres ventiladores con aspas de 0.1 mm de espesor, siete tubos y tecnología Cooler Boost Trinity+ que, en teoría, mejora el flujo de aire en un 15%, comparado con el modelo anterior, pero lo cierto es que poco importa este dato cuando a veces sientes que tus manos sudan más de la cuenta al mantenerse sobre el teclado caliente.

En temas de desempeño, la laptop, como cualquier otra portátil gamer, trabaja excelente… siempre y cuando la mantengas conectada a la corriente eléctrica, porque de otra manera, la caída en la tasa de cuadros por segundos a Ultra-Settings, podría caer dramáticamente.

Este inconveniente se puede solucionar mediante la configuración de la computadora, ya que cuenta con la app Dragon Center para gestionar el rendimiento de batería, pero creo que la manera más fácil de lidiar con este fenómeno es simplemente conectarla a la corriente eléctrica.

Dicha acción contradice un poco el concepto de portabilidad bajo el que se vende una portátil, pero vaya, ¿qué usuario de laptop permanece más de dos horas desconectado del enchufe cuando hay uno cerca?

Con un procesador Intel Core i9 de décima generación y una GPU dedicada RTX 2070 Super, era de esperarse que uno pueda disfrutar de títulos como Death Stranding, GTAV, Red Dead Redemption 2, Call of Duty Warzone y mi favorito, Post Scriptum, a la máxima configuración y sin problemas con caídas en el framerate o crasheos espontáneos.

Poniendo este equipo a prueba, incluso hicimos transmisión en vivo, grabamos nuestras partidas con la cámara frontal activada y no experimentamos fallas de desempeño en ningún momento.

La configuración que probamos es aquella con una pantalla IPS Full HD y si bien luce excelente, sí me habría gustado echarle un vistazo a la versión con display UHD; pero vaya, este upgrade sale sobrando para mí, que no soy muy entusiasta de los gráficos en 4K.

Eso sí, esta pantalla FHD cuenta con una impresionante frecuencia de actualización de pantalla de 300Hz, lo que supone cinco veces más velocidad que otras laptops gamer del mercado, según MSI.

La MSI GS66 Stealth puede conectarse con dos monitores más para llevar a cabo trabajo por múltiples pantallas mediante conexión HDMI y Thunderbolt 3.

Afortunadamente, este equipo fue diseñado para facilitar su actualización. Lamentablemente, solo la RAM y la SSD pueden reemplazarse sin ayuda de un técnico.

El teclado Steelseries RGB por tecla, es espacioso y cómodo, mientras que su iluminación puede personalizarse completamente mediante software incluido en el equipo.

Como era de suponerse, esta portátil trae un trackpad amplio y sensible, pero para ser sincero, quien juega en una PC no lo hace sin un buen mouse. En mi caso fue un confiable Razer Viper alámbrico.

Este equipo cuenta con un par de bocinas frontales de doble onda con sistema de sonido Dynaudio, que entregan un sonido bien ecualizado a volumen decente tanto en juegos como en películas, aunque yo soy de los usuarios que prefiere conectar un buen par de audífonos para sumergirse en la acción.

Lo bueno
  • Diseño elegante y discreto que esconde un hardware potente
  • Apps incluidas que mejoran el rendimiento del equipo y personalizan el teclado, entre otras cosas
  • Pantalla a 300Hz y bordes delgados con buena configuración de tonos y colores
  • Intel Core i9 de décima generación y RTX 2070 Super
  • Delgada, ligera y muy portátil
Lo malo
  • En ocasiones, los ventiladores generan demasiado ruido blanco
  • Casi no usé el trackpad por preferir el mouse (pero esta es preferencia personal)
Veredicto

Seré sincero: este equipo no es nada barato y lo menos que podía entregar a cambio de su alto precio era una experiencia premium que, afortundamente, lo hace y con creces.

MSI lleva años haciendo componentes para PC de excelente calidad y esta laptop no hace sino cimentar a la marca dentro del espectro de laptops para gaming altamente competitivas, elegantes, ligeras y potentes.

Con un equipo como este, no hace falta un Xbox Series X o PlayStation 5 para darle la bienvenida a la nueva generación de videojuegos (salvo por las exclusivas de cada consola). Por no mencionar que el estudiante o trabajador que use programas gráficos avanzados, no debería presentar problema alguno con una laptop que, parece ser, será de las últimas en contar con una GeForce Series 2000.

Tal vez me habría gustado ver un equipo con procesador de onceava generación o incluso novena, por los problemas de arquitectura que arrastró la décima, pero dentro de mi experiencia de uso, no me topé con inconveniente técnico alguno que surgiera de la tecnología Intel Core.

Si tu bolsillo no lo resiente tanto y quieres una computadora que te dure toda la carrera, unos buenos cinco años o al menos lo suficiente como para jugar los títulos que lleguen hasta bien entrado el 2025, sí que recomendaría esta configuración, en especial porque igual y en el Buen Fin hay una buena oferta que haga más accesible esta opción portátil de MSI.

Encuentras una computadora similar a la MSI GS66 Stealth con GeForce RTX 2070 SUPER Max-Q aquí.

Más reseñas