Rocksteady se despide de Batman con una entrega indudablemente épica y llena de acción.

Han pasado nueve años desde que la franquicia de Arkham vio la luz. Rocksteady, el estudio encargado del desarrollo del juego, tuvo una gran responsabilidad tomando los derechos de un personaje tan reconocido como Batman. Aún así nos sorprendió durante casi una década con su versión del personaje, plasmando su propio estilo a través de tres juegos diferentes.

Es ahora cuando llega el momento de despedirse de la serie, y en el momento del final, los desarrolladores nos entregan la conclusión definitiva al universo que crearon, mejorando cada uno de los aspectos que hicieron que Batman: Arkham fuera lo que es ahora.

El inicio del fin

Tu misión principal en el juego, será la de detener a Scarecrow
Tu misión principal en el juego, será la de detener los letales planes de Scarecrow

En esta ocasión la trama principal de la entrega gira alrededor de Scarecrow, personaje al que por cierto no veíamos en los juegos de Batman desde Arkham Asylum. Scarecrow amenaza con liberar por todo Gotham una potente toxina del miedo, no sin antes darle a todos los habitantes una última oportunidad de escapar y advertir a Batman que esta noche todo terminará.

El título lleva el nombre de Arkham Knight gracias a la introducción de un nuevo enemigo, mismo que controla toda la fuerza militar que está sitiando a Gotham, y aunque sus orígenes son desconocidos, parece ser el único que puede ponerse frente a frente a Batman, ya que siempre está un paso adelante de lo que el Caballero de la Noche pretende hacer.

Los desarrolladores quisieron explotar la oscuridad que existe en la tradición de Batman, con un villano mucho más tétrico, un héroe luchando contra sus propios demonios y una nueva amenaza llamando a la puerta. Batman: Arkham Knight es la entrega más sombría de la serie, logrando representar ese aspecto a la perfección en los diálogos, la ciudad, y en los sucesos que la historia desarrolla poco a poco. No pretendo hacer mención de ningún spoiler, pero definitivamente esta entrega dejará a más de uno con la boca abierta. La clasificación del juego –M for Mature– no se justifica por el uso de sangre o la cantidad de malas palabras que abundan, sino por los temas que trata constantemente: homicidio, tortura, venganza, muerte.

Un Batman más rápido, y más ágil

Explora
Explora cada rincón de Gotham agotando todas las posibilidades del gameplay

Batman: Arkham Knight es un juego de mundo abierto donde podrás explorar con toda libertad las tres islas en las que se lleva a cabo la acción. Con dimensiones cinco veces más grandes respecto al mapa de la entrega anterior, el mundo de Arkham Knight luce más vivo, y aunque los sucesos del juego ocurren en una ciudad semivacía, sus confines están llenos de criminales, armas, y cosas por hacer. A pesar de que nuestro principal objetivo será el de detener a Scarecrow, el juego presenta una serie de objetivos alternos por realizar, éstas misiones secundarias son variadas y en cada una de ellas descubrirás una historia diferente. Te alegrará saber que el juego cuenta con 14 de estas misiones, cada una con objetivos adicionales que al completar, te darán puntos de experiencia para mejorar tus habilidades, aspectos del combate, utensilios, etcétera.

Al término de cada misión te enfrentarás a un jefe, que será alguno de los villanos emblemáticos del universo de Batman. Pero aunque esto podría resultar genial para los fanáticos, en realidad las peleas se quedan algo cortas y faltas de creatividad si las comparamos con lo que vimos en entregas anteriores. Aunque todas y cada una de las batallas se sienten como uno de los pequeños cierres de la historia, la parte épica –y memorable– queda debiendo, sobre todo porque en esta ocasión los encuentros se sienten más como un trámite que como una confrontación, por lo que rápidamente se terminan y podrían dejarte poco satisfecho.

El combate es sencillo y fácil de aprender. Se cuenta con cuatro botones principales: uno para golpear, dos más para esquivar, y finalmente otro para hacer counter a los enemigos. La combinación de estos botones desencadena ataques denominados takedowns, que pueden derribar a enemigos con más facilidad. Estos ataques son sumamente poderosos, incluso teniendo la capacidad de acabar con hordas enteras de enemigos, por lo que para activarse, es necesario llenar un contador de golpes, mismo que se incrementa al conectar series de ataques sin recibir daño alguno: mientras más golpes aciertes, más rápido se llenará el contador.

E
Aprovecha bien tus habilidades en el juego para combatir hordas de enemigos

Existen enemigos especiales que contarán con habilidades que requerirán de un ataque en específico para ser eliminados: aquí es donde entran los infalibles gadgets, que también pueden ser usados como parte de los combos, sólo basta con presionar un botón más uno de los gatillos para activarlos. La ejecución de estos movimientos no es una tarea sencilla, en realidad es algo complejo de dominar, pero una vez que lo logres, te será mucho más sencillo hacer frente a grupos grandes de enemigos, sólo ten cuidado con la cámara del juego, pues en momentos actúa de manera completamente aleatoria, bloqueando horriblemente la visibilidad de los enemigos y restando segundos clave a la hora de frenar o esquivar un ataque.

Una de las más grandes inclusiones de esta entrega es el combate dual, un tipo de encuentro donde tú y algún otro personaje aliado, se enfrentarán juntos a una horda de enemigos. La mala noticia es que este modo de combate no está disponible todo el tiempo, siendo un deleite en momentos específicos de la historia y una que otra misión secundaria. En términos generales, este modo de combate es casi igual al normal, pero ahora, además de contar con satisfactorios takedowns duales, con sólo presionar un botón será posible intercambiar instantáneamente entre Batman y cualquiera de los aliados que se encuentren a su lado, ya sea Robin, Nightwing o Catwoman, por ejemplo. A pesar de que la idea de contar con dos personajes e intercambiarlos en medio de la acción suena a una decisión arriesgada si pensamos en el ritmo del juego, en realidad la rapidez de cada switch no permite que perdamos ni un segundo del combate.

Cat
Catwoman es uno de los personajes que te acompañarán durante la historia en los combates dobles

Sin embargo, no todo son golpizas frenéticas en Arkham Knight: el modo sigilo, también llamado “depredador”, será requerido en diversas ocasiones. Esta será tu mejor arma en lugares cerrados que cuentan con grandes cantidades de enemigos, y te servirá bastante para poner a prueba el poder de los gadgets, como el Disruptor, que traba las armas; el gel explosivo que elimina a varios enemigos a la vez; o bien, el escáner para hackear escaleras eléctricas o conductores de poder.

En esta ocasión es posible hacer uso de un sistema de takedowns en cadena. Al acercarse sin ser notado a un grupo de enemigos, presionando un botón, activarás los Fear Takedowns, mismos que ralentizan el tiempo por un par de segundos, permitiéndote seleccionar varias víctimas, para acabar con ellas una por una de un solo golpe. Por supuesto que, estos takedowns son limitados, y sólo pueden ser recargados cada vez que se elimine a un enemigo de manera silenciosa, y para dificultar esta tarea, los enemigos también mejoraron sus armas y ahora cuentan con drones que vigilan zonas específicas, granadas que incendiaron los ductos de aire donde podrías estar escondido o los bloqueadores de señal, que impiden el uso del escáner.

Un elemento que se suma, es el increíble Batmobile, que hace su primera aparición jugable dentro de la franquicia. Tendrás a tu disposición una monstruosa máquina que además de ayudar a moverte por la ciudad más rápidamente, sirve para eliminar las amenazas que el Arkham Knight ha liberado sobre Gotham, esto gracias al modo tanque, que convierte el auto en un arma de alto calibre. Con sólo presionar uno de los gatillos, el vehículo sufrirá una rápida transformación que nos da acceso a armas más poderosas y a un movimiento más ligero para poder esquivar disparos. El poder del Batmobile se hace notar en todo momento, ya que al recorrer las calles es posible ir causando todo tipo de destrucción, y gracias a la rapidez de su transformación, es posible pasar de modo tanque a modo vehículo en cualquier momento.

Bat
Anda a toda velocidad por las calles de Gotham con el Batmobile

Existen, sin embargo, un par de problemas que rompen con la emoción del Batmobile. En primer lugar, el esquema de controles que te da el juego originalmente es confuso y aun después de algún tiempo se sigue sintiendo complicado el acostumbrarse a él, especialmente si has probado conducir vehículos en otros juegos del género como Grand Theft Auto. El otro problema es aún más delicado, y gira en torno a los combates en el vehículo, casi todos se sienten como una copia al carbón del encuentro anterior: disparar, esquivar, disparar, esquivar, disparar. Mientras avanzas en el juego, te toparás con enemigos que requerirán de más habilidad, pero nada muy difícil; ésto es una desgracia, ya que la experiencia que el increíble añadido que representa el Batmobile, se torna muy repetitiva a medida que la historia avanza.

Como mencioné antes, el juego cuenta con gran variedad de cosas por hacer, y una vez que termines la historia principal, aún necesitarás dedicar un buen tiempo para completar todos los puzzles y acertijos que el Riddle ha dejado por la ciudad. Con más de 200 por resolver, el juego te retará a utilizar todo tu arsenal, así como tus habilidades de detective para completarlos. Además, te encontrarás con varios retos repartidos por la ciudad, mismos que seguirán poniendo a prueba tus habilidades. Estos retos van desde hilar un combo de más de 50 golpes en combate, completar una carrera en el menor tiempo posible a bordo del Batmobile, hasta limpiar una zona de enemigos sin ser detectado. Al terminar cada reto serás evaluado y recompensado, dependiendo de tu desempeño.

Batman: Arkham Knight cuenta con New Game Plus, permitiéndote comenzar la historia desde el principio, con todo lo que has desbloqueado hasta el momento, incluyendo mejoras y armas. Sin embargo, a diferencia de otros juegos, estas ventajas también traerán consigo un incremento considerable en la dificultad.

Todo el esplendor de Gotham en la nueva generación de consolas

Todos los atributos de
Todos los atributos de Gotham destellan en la nueva generación

El apartado visual del juego es uno de los puntos más asombrosos, los desarrolladores definitivamente supieron demostrarnos el empeño que pusieron para adaptarse y llevar su serie a la nueva generación de consolas: modelos de personajes bien pulidos y llenos de vida con animaciones mucho más fluidas; además de una ciudad en la que fue cuidado cada detalle, desde la luz rebotando en las gotas de lluvia, hasta el resplandor que emana cada explosión. La mejor parte es que a pesar de que en la mayor parte del juego, la saturación de elementos en pantalla se hace presente, el desempeño del juego no se ve truncado; al contrario, no hay pantallas de carga en la entrega y a menos de que reinicies, jamás perderás tiempo esperando a que el juego se prepare.

Sin duda, para los fanáticos más acérrimos de Batman, recorrer las calles de Gotham resultará un deleite, sin importar cuál sea el medio preferido para recorrerlas, está demás decir que los easter eggs y los guiños al universo de DC están fuertemente presentes en la entrega.

Las actuaciones de voz de los personajes son la cereza del pastel, contando con el retorno del talentoso Kevin Conroy (Batman) quien le ha prestado su voz al personaje desde la serie animada, en compañía del gran trabajo de renombradas voces en los videojuegos como Troy Baker (Two-Face) o Nolan North (The Penguin), así como la adición de actores del mundo del cine como John Noble (Scarecrow), Jonathan Banks (Gordon) y Ashley Greene (Oracle). Todos logran una increíble mancuerna a la hora de representar los diálogos, por lo que dudo muchísimo que los fans queden decepcionados.

Lo bueno

  • Historia muy bien desarrollada y repleta de giros interesantes.
  • Las adiciones al combate hacen que supere por mucho al que presentaron sus antecesores.
  • Como buen open-world, la increíble variedad de cosas por hacer le brinda gran valor de rejugabilidad al juego.
  • Mejoras visuales impresionantes que hacen lucir al juego como uno de los mejores que se han asomado en esta generación de consolas.
  • Easter eggs y referencias que seguramente los fanáticos disfrutarán mucho.

Lo malo

  • Las peleas con el Batmobile se tornan repetitivas.
  • Cámara inestable que rompe los combates.
  • Las batallas con los jefes resultan algo flojas.

Veredicto

BATMAN™: ARKHAM KNIGHT_20150621073720

No cabe duda que Rocksteady quiso dejar muy en claro que con este título se despiden de la franquicia de Batman, por lo que quisieron irse con bombo y platillo, dando a todos los fans una épica última oportunidad de ponerse en el traje del Caballero de la Noche. Con una historia muy bien lograda, grandes cantidades de cosas por hacer, y un asombroso aspecto visual, Arkham Knight es una gran muestra de lo que un juego AAA tiene que ser, y aunque el juego sufre de ciertos problemas, nunca deja de ser un título sorprendente, que cierra a la perfección toda una era en los juegos de superhéroes.

Batman_Cover

Título: Batman: Arkham Knight

Fecha de lanzamiento: 23 de junio de 2015

Plataforma: PlayStation 4, Xbox One, PC

Desarrollador: Rocksteady Studios

Publisher: Warner Bros. Interactive

Ver más
Otras reseñas