Apple también dio el salto al 4K, pero ¿vale la pena?

Recuerdo cuando probé el Apple TV de 2015 y me dije a mí mismo: “vaya, realmente no tengo necesidad de comprar esta cosa si ya tengo una SmartTV en casa”. A dos años de esa experiencia, veo la nueva versión de este aparato y me pregunto si valdrá la pena hacer la inversión para ver televisión en 4K y HDR. La respuesta corta: depende.

Hoy por hoy, el porcentaje de gente que tiene una televisión 4K en casa sigue siendo bajo. No sólo eso, sino que la falta de contenido en esta resolución vuelve casi inútil la compra de tecnología que permita visualizarlo.

Aún así, Apple decidió sacar el Apple TV 4K, no por necedad, sino porque sabe que en un futuro nuestro contenido Full HD dará paso al Ultra HD.

Este producto no sólo ofrece contenido en 4K, sino también trabaja de forma nativa con el estándar HDR (Alto Rango Dinámico), que ofrece imágenes más nítidas y con colores mucho más naturales: blancos más claros y negros más oscuros.

Elegante por dentro y por fuera

El aparato que Apple presenta es casi idéntico al de hace dos años. Es un trozo de plástico negro brillante con acabados minimalistas y elegantes que se acomoda perfectamente junto a la televisión.

Apple vende dos versiones del nuevo Apple TV: una de 32 GB y otra de 64 GB de almacenamiento interno. Fuera de esto, las características técnicas entre ambos modelos son las mismas, teniendo como mayor novedad el chip A10 (el mismo del iPhone 7) que permite reproducir juegos con gráficos avanzados.

Siri: la joya de la corona

El beneficio de comprar este aparato ligero y sexy es que Siri se vuelve de gran utilidad al momento de buscar contenido en 4K. Solo hay que decir “Siri, muéstrame películas en 4K” y el asistente por voz de Apple nos mostrará todo lo que haya disponible a través de las distintas aplicaciones en las que tengas suscripción.

Ya de entrada esa es una función muy atractiva para preferir el Apple TV 4K sobre otros aparatos como el Chromecast Ultra de Google, pero si no tienes un iPhone o si ya eres dueño de un Apple TV relativamente reciente, es probable que no quieras desembolsar 4 mil pesos de la cartera por tener a Siri en tu pantalla.

Sin duda Siri es lo mejor de este nuevo modelo. De alguna manera el asistente resulta más útil aquí que en el propio iPhone, y su ayuda para navegar a través del contenido que tengamos en distintas aplicaciones (en especial las mexicanas como Blim, Las Estrellas o Claro Video) es el punto fuerte de este aparato.

Un control igual de frustrante

El control del Apple TV 4K y su versión de 2015 son prácticamente iguales. Ambos funcionan perfectamente bien para dar órdenes a Siri, aunque también es igual de incómodo para usar, tanto en la interfaz de pantalla como en los videojuegos.

El mando es muy sensible al tacto, por lo que en muchas ocasiones me sentí frustrado porque al escribir tenía que corregir el texto constantemente debido a que el cursor siempre se deslizaba a través del teclado virtual más de lo que quería.

Claro, existe la posibilidad de dictarle a Siri lo que necesitamos escribir, pero eso sigue siendo un gimmick que no parece muy funcional por ahora.

Apple anunció el Apple TV 4K como una especie de consola de videojuegos más versátil, pero lo que acaba por matarla como tal es su control que, al igual que el de la versión pasada, continúa siendo demasiado incómodo e impreciso como para convertirse en una opción viable para los gamers.

Películas y series para empezar

También te alegrará saber que Apple, como una especie de cortesía, te “regalará” la versión en 4K de las películas que hayas comprado en el pasado a través de iTunes Movies. Así que si compraste Logan en HD y acabas de estrenar el Apple TV 4K, podrás visualizarlo en esta resolución sin costo adicional.

Lo bueno
  • Siri te evitará dolores de cabeza al buscar contenido en diferentes apps.
  • Si tienes un iPhone o iPad, será tu mejor aliado.
  • El diseño sigue siendo impecable.
  • Recibes la versión 4K de las películas compradas en iTunes Movies sin costo adicional.
Lo malo
  • Su precio es muy alto comparado con la competencia.
  • No trae Spotify o Amazon Prime Video.
  • Sigue sin incluir un cable HDMI en la caja.
Veredicto

En el mercado hay principalmente dos opciones para visualizar contenido 4K en la televisión: la de Apple y la de Google. La de Google, el Chromecast Ultra, es pequeña y elegante; trabaja bien con teléfonos Android e incluso con el iPhone o iPad. Es mucho más versátil y barata.

La opción de la manzana, el Apple TV 4K, no funciona con teléfonos Android, cuesta casi el doble que su competencia y depende mucho del contenido que tengas en tus cuentas de iTunes, iCloud y App Store. Eso sí, su contenido en 4K es superior al del Chromecast Ultra.

¿Vale la pena comprar un Apple TV 4K? Depende mucho de qué ecosistema sea el que te acomode más. Si tienes un Android, quizá debas buscar otra opción, pero si tienes un iPhone o iPad, hazte de un Apple TV 4K.

Apple TV 4K

Dimensiones: 98 mm x 98 mm x 35 mm.

Peso: 425 gramos.

Almacenamiento: 32 GB / 64 GB.

Procesador: A10X Fusion (64 bits).

Conectividad: Bluettoth 5.0.

Puertos: Alimentación, HDMI 2.0 y Gigabit Ethernet.

Video:: H.264 / HEVC SDR de hasta 2160p a 60 fps.

Precio: Desde $3,999

Ver más
Otras reseñas