El príncipe Harry pide que se prohíba Fortnite en el Reino Unido

La realeza británica se declara en contra del juego, afirmando que es más adictivo que las drogas.

Henry Charles Albert David, Mejor conocido como el príncipe Harry, duque de Sussex, hijo de Carlos, príncipe de Gales y Diana, princesa de Gales, y sexto en la línea de herederos al trono de la corona británica, se declaró en contra del juego de battle royale Fortnite.

Durante su participación en un evento del YMCA británico, Harry advirtió que Fortnite ” es más adictivo que las drogas y el alcohol” y dijo que los padres no deberían dejar a sus hijos jugarlo y los que lo hacen son “irresponsables” e incluso fue más allá pidiendo que no se permita a nadie jugarlo en el Reino Unido “en absoluto”.

Pues parece un buen consejo viniendo de un adulto joven que nunca ha trabajado nunca en su vida y cuya única peculiaridad fue haber nacido dentro de una familia que al parecer llegó al poder por mandato divino lo cual, como todos sabemos, es una mentira porque Dios no existe y el pueblo británico no debería verlos como sus verdaderos líderes. Es el siglo XXI, ponganse al nivel por favor.

Fortnite es uno de los videojuegos más populares del mundo actualmente, actualmente lo juegan 250 millones de personas de todas las edades en el mundo. El año pasado, el juego generó 2.4 mil millones de dólares en ingresos.