Directivo de Google Stadia dice que los streamers deberían pagarle a los desarrolladores

El directivo dijo que los streamers deberían pagar algún tipo de licencia especial.

Alex Hutchinson, director creativo de Google Stadia, arremetió contra los streamers en sus redes sociales. El directivo del servicio de streaming dijo que quienes transmiten sus partidas deberían pagar algún tipo de permiso especial, pues al parecer no cree que es suficiente con que hayan adquirido su propio ejemplar del juego.

Hutchinson escribió sus quejas contra los streamers en su cuenta de Twitter, luego de que algunas personalidades de Twitch se quejaran porque la plataforma había puesto advertencias a sus videos por contener música o elementos con copyright.

“Los streamers preocupados de que su contenido sea bajado porque usaron música que no pagaron deberían estar más preocupados por el hecho de que están transmitiendo juegos por los que tampoco pagaron. Todo se acabará tan pronto como los distribuidores decidan hacer algo” comentó Hutchinson

“La realidad es que los streamers deberían pagarle a los desarrolladores y a los distribuidores por los juegos que transmiten. Deberían comprar una licencia como cualquier negocio real y pagar por el contenido que utilizan” continuó el director creativo de Google Stadia.

Lamentablemente con un mundo cada vez más obsesionado con el copyright, un escenario en el que los desarrolladores empiecen a quererle cobrar a los streamers no parece tan lejano. Recordemos cómo YouTube, Twitch y otras plataforman han endurecido sus políticas en este sentido al tratarse de contenido audiovisual como música y películas.

Sin embargo también podría salirles el tiro por la culata si quisieran seguir esta estrategia. Recordemos que los streamers, especialmente los que reúnen hasta millones de usuarios por transmisión, juegan un papel muy importante en determinar los juegos más populares del momento. Es casi publicidad gratuita, y nadie ha visto a un streamer quererle cobrarle a los desarrolladores por popularizar su juego.

Las redes sociales reaccionaron a los comentarios de Hutchinson, y no fueron muy amables, para decir lo menos.