El coche de Elon Musk está volando en el espacio y parece sacado de una película.

SpaceX consiguió lanzar exitosamente el supercohete Falcon Heavy, que para esta primera prueba llevó al espacio un cargamento muy peculiar: el Tesla Roadster rojo del propio Elon Musk.

Lo más interesante es que el auto tiene montadas varias cámaras, que permiten seguir en vivo la odisea espacial del maniquí que se sienta al volante del vehículo. Entre las cámaras que van alternando distintas tomas, podemos observar una desde el casco del astronauta, otra en el hombro y una más que mira hacia la Tierra.

Como datos curiosos, Elon Musk bautizó al maniquí con el nombre de “Starman”, en honor a la canción de David Bowie. Además, la pantalla del tablero del Tesla muestra el mensaje “Don’t Panic!”, una ñoña referencia a los libros The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy de Douglas Adams.

Ahora sí, disfruten de la vista:

fuente Space X (YouTube)

temas