La voz que nos previene de un inminente sismo es al misma del Superman de los setenta.

La voz de la Alerta Sísmica, esa que nos avisa que se aproxima un movimiento telúrico, es la misma del Superman de los años setenta. Así es, un reportaje de The New York Times reveló que la voz pertenece a Juan Francisco Manuel de la Llata García, un actor de voz y locutor originario de Querétaro, que dobló incontables películas durante los años sesenta y setenta.

De la Llata dobló al misterioso Charlie en Los Ángeles de Charlie, a Cornelius en El Planeta de los Simios y Escape del Planeta de los Simios, a César en La Conquista del Planeta de los Simios y La Batalla por el Planeta de los Simios, además de ser la voz de Michael Caine, doblar a Harrison Ford en el detrás de cámaras de Star Wars, a Steve Trevor en la serie de La Mujer Maravilla, a Electro en la vieja serie animada de El Hombre Araña, e incluso a Jorge Rivero en el clásico del cine de ficheras Bellas de Noche.

Manuel de la Llata hizo la voz de Superman en las películas de los años setenta.

Pero sin duda, el papel por el que todos recordamos su voz es por el de Clark Kent (Christopher Reeve) en las dos primeras películas de Superman, que se transmitieron durante años a través de Canal 5.

A pesar de dedicar dos décadas al doblaje y trabajar en la primera cinta de animación mexicana (Los Rres Reyes Magos, donde dio vida a Melchor), De la Llata abandonó esa profesión a finales de los años ochenta y se concentró en la locución en la Asociación de Radio del Valle de México (ARVM), donde trabajaba como la voz institucional y prestaba su voz para muchos comerciales.

Fue justo ahí, poco después del terremoto de 1985, que se formó la asociación civil Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), que desde entonces buscaba crear una red se sensores para alertar a los capitalinos de un sismo con anticipación, y transmitir la alerta a través de todas las estaciones de radio.

“Se le pidió que participara en la alerta. No hubo casting, fue decisión directa. Lo que querían era un sonido que no fuera de catálogo, que fuera original y difícilmente reproducible”, recordó Carlos García, gerente de la ARVM.

Manuel de la Llata falleció el 14 de junio de 2016, a la edad de 72 años, tenía más de una década lejos de la Ciudad de México. En el 2010, durante el gobierno de Marcelo Ebrad, se instaló el sistema de altoparlantes que hasta el día de hoy anuncian a los capitalinos la inminencia de un sismo con la voz “aterciopelada” de De la Llata.

fuente The New York Times

temas