Tal parece que con cada nueva generación de smartphones que llegan al mercado vemos dispositivos con pantallas más grandes, sin embargo, Apple había logrado mantenerse más o menos al margen de esa tendencia… hasta ahora.

De acuerdo con The Wall Street Journal (WSJ), la compañía de Cupertino tiene planeado que sus nuevos iPhones incluyan pantallas de 4.5 y 5 pulgadas. Algo más parecido a lo que ofrece Samsung con su modelo Galaxy S4, aunque no se dan detalles sobre la resolución que podrían incluir estos nuevos aparatos.

El reporte también señala que Apple dejará atrás el armazón de plástico introducido con el iPhone 5C, pues sus nuevos modelos continuarán con la estructura metálica que actualmente vemos en la gama 5S.

Finalmente el WSJ afirma que el modelo de 4.5 pulgadas ya se encuentra en la línea de producción, mientras que el de 5 pulgadas todavía está en desarrollo. Aún así, ambos serían presentados en un evento a llevarse a cabo en algún punto de septiembre.

¿Les gustaría que el nuevo iPhone tuviera una pantalla más grande?

fuente The Wall Street Journal

temas