Foto: Bloomberg.

Cierres, recortes y una posible venta: así es la situación actual del que alguna vez fuera el gigante de Internet.

Mal y de malas. Luego de anunciar el cierre de sus oficinas en México y Argentina, Yahoo dio a conocer hoy los resultados financieros del cuatro trimestre fiscal…. y no hay buenas noticias. En el último cuarto del año la compañía ingresó 1,270 millones de dólares, sin embargo, el beneficio en ese periodo fue de apenas 63 millones de dólares.

Los números siguen en picada, por lo que Marissa Mayer y compañía intentarán de nuevo enderezar el barco, con una drástica reestructuración. Junto con los cierres de sus oficinas en Latinoamérica, la compañía también hará lo mismo con las sucursales de Madrid, Milán y Dubai. En total, Yahoo recortará un 15% de su personal, que se traduce en alrededor de 1,700 empleados.

Y no sólo eso. El plan de la empresa también contempla el cierre de las divisiones de Yahoo Games y Smart TV, además del de Yahoo Screen que ya se había anunciado a inicios de este año. La idea de Yahoo es enfocarse en sus “puntos fuertes”, específicamente en su motor de búsqueda, Tumblr, su servicio de correo electrónico, y el de noticias y contenidos.

Otra de las cosas que más ha llamado la atención, es que la gente de Yahoo ya no es tímida cuando se trata de hablar de una posible venta. Y es que desde hace un tiempo se viene hablando de que la empresa podría dejar ir algunos de sus negocios, especialmente su participación en Alibaba. Así lo dijo el presidente de la junta directiva, Maynard Webb, quien habló de estas posibles “alternativas estratégicas”:

“La junta directiva también cree que explorar otras alternativas estratégicas, en paralelo a la ejecución del plan de reestructuración, es en el mejor interés de nuestros accionistas. Separar nuestra participación en Alibaba de nuestro negocio operativo sigue siendo uno de nuestros objetivos principales, y nuestro camino más directo a la maximización de nuestro valor.”

Quizás estemos viendo el inicio del fin para Yahoo, al menos tal y como lo conoceos. Lo único seguro es que los próximos meses serán de gran importancia para Mayer, que desde su llegada a la empresa no había dado un giro timón tan drástico como el de ahora.

temas