Foto de Yui Mok, AP.

Después de años en cautiverio, el fundador de Wikileaks se reunirá con el fiscal sueco en la embajada donde se refugia.

Tras un periodo de tres años refugiado en la embajada de Ecuador, Julián Assange recibirá ahí al fiscal sueco encargado de la investigación por acusaciones de crímenes sexuales en su contra. Esto se debe a un acuerdo bilateral al que llegaron los gobiernos de Suecia y Ecuador.

El fundador de Wikileaks no ha sido condenado por ningún crimen, pero las autoridades suecas emitieron una orden para arrestarlo e interrogarlo sobre acusasiones por violación. Assange negó ambas desde que fueron emitidas y no aceptó ir al interrogatorio a Suecia por miedo a ser extraditado a Estados Unidos, donde podría ser acusado por espionaje tras revelar los documentos que Manning le filtró a Wikileaks.

Assange huyó a la embajada de Ecuador tras perder una pugna legal por no ser extraditado a Suecia para ser interrogado. Ahora, aunque las autoridades suecas resuelvan el caso a favor del fundador de Wikileaks, se deberá enfrentar a cargos por huido de las autoridades británicas.

Cualquier salida de la embajada y viaje del Reino Unido a Ecuador, donde ya le dieron asilo a Assange, tendrán que ser resueltos en negociaciones entre las autoridades británicas y las ecuatorianas.

fuente Wired