A lo largo de su corta historia las impresoras 3D han sido usadas para muchas cosas, desde ayudar a reconstruir el rostro de un hombre hasta para fabricar nuevos sabores de frutas. Ahora una desarrolladora independiente ha conseguido elaborar un algoritmo que permite utilizar estos dispositivos para fabricar discos de vinil.

La persona detrás de invento para melómanos es Amanda Ghassaei, una entusiasta de las impresoras 3D que diseñó un algoritmo que convierte los datos de audio en información geométrica en 3D, que le da forma a un disco físico en vinil. Haciendo caso a su buen gusto, la desarrolladorá ha conseguido fabricar, gracias a una impresora Objet500 Connex ajustada a 600 dpi, discos de bandas como Nirvana, Pixies, Daft Punk, y Radiohead.

Sin embargo, el algoritmo diseñado por  Ghassaei usa una velocidad de muestreo de 11 Khz y una resolución de 6 bits, de modo que la calidad de la música no iguala a la de los viniles tradicionales, consiguiendo sólo una calidad del 25% de la que tiene un archivo MP3. Además, con el uso, los viniles fabricados con esta técnica se desgastan mucho más rápido que los discos tradicionales, aparte de hacer trabajar al doble a las agujas de los tocadiscos. Por otra parte, se necesita más que un gigabyte de datos para imprimir una sola canción.

De cualquier forma la invención de Amanda Ghassaei ha sido bien recibida, pues consiguió el apoyo de Bacardi y el músico Bobbie Gordon para sacar a la venta masiva el primer sencillo del nuevo disco de Gordon, elaborado completamente con la tecnología realizada por la desarrolladora y vendido en un evento especial patrocinado por la compañía de ron.

Si bien aun falta un largo trecho para poder “quemar” discos de vinil desde nuestras casas, este es un primer y prometedor paso.

vía Pocket

fuente Instructurables

temas