¿Por qué comemos tamales el día de la candelaria?

Es tradición en México que cada 2 de febrero, el día de la candelaria comamos tamales. Pero, ¿cuál es el origen de esta tradición?
(Epicurious

Si te salió el muñequito o Niño Dios, en la rosca de reyes, seguramente estás alistando el pago de los tamales el día de la Candelaria y alistando el estómago para la tan tradicional tamaliza. Sin embargo, ¿qué significa el día de la Candelaria y por qué comemos tamales cada 2 de febrero?

¿Qué se celebra el Día de la Candelaria?

La Virgen de la Candelaria es una de las muchas formas en las que se conoce a la madre de Jesús. Según el santoral de la iglesia católica se escogió el 2 de febrero para que fuera su día, porque fue cuando se presentó al niño Jesús en el templo de Jerusalén y la purificación de la Virgen María después del parto (tras la cuarentena).

Esta tradición aparece en el libro de Vaikrá. En dicho libro, se dice que las mujeres tienen que ir al templo a purificarse y dar gracias a Dios con una paloma. Con el paso del tiempo, se cambió la paloma por una candela. Por eso el 2 de febrero se le conoce como el día de la Candelaria.

Otra explicación es que un anciano, llamado Simeón, que era traductor de la Biblia del hebreo al griego, dudo en traducir “Virgen”, porque él pensaba que “mujer” era el término más correcto. Entonces, tuvo una revelación divina que le dijo que no tenía que cambiar el significado de la palabra Virgen. Además, le aseguró que no moriría hasta que naciera el niño Dios. Esto hizo que Simeón llevara candelas a la iglesia -porque Jesús traería luz- hasta que María llevó al niño y lo pudo conocer. Tras esto, cerró lo ojos para no abrirlos más.

En cuanto al origen de la fiesta de la Candelaria surge en el Imperio Romano Oriental. Años más tarde está tradición se fue extendiendo hacia el Occidente durante el siglo VI y después hasta Roma. De ahí, se fue difundiendo hasta llegar a cada parte del mundo que fue adoptando esta costumbre, incluyendo nuestro país.

(MLive)

Origen Prehispánico

Para entender porque celebramos este día comiendo tamales, es importante revisar el origen prehispánico. Después de todo, nuestra cultura es una llena de sincretismos.

El 2 de febrero, el día que la Virgen fue purificada y dio las gracias en el templo, los mexicas celebraban el inicio del Atlacahualo, que no es otra cosa que el principio de la temporada de siembra. En esa fiesta, los indígenas llevaban a bendecir el maíz que sería sembrado como parte del tributo a los dioses Quetzalcóatl, Tláloc (dios de lluvia) y Chalchiuhtlicue (diosa de los lagos y corrientes de agua).

Con la llegada de los españoles, tras la conquista, comenzó la evangelización de los pueblos indígenas. Durante el virreinato, se dio el sincretismo de estas tradiciones: el día de la Candelaria y el Atlacahualo. Y es por eso que la tradición es comer tamales, cuya base es el maíz. Además, de ser un platillo de origen mesoamericano por excelencia.

Así que al partir al comer tamales, no sólo cumplimos con la “deuda” por haber sacado al niño en la rosca, sino que honramos a nuestras tradiciones prehispánicas.

 

 

 

ANUNCIO