El futuro de los viajes espaciales depende de este tipo de misiones.

En los últimos años hemos sido testigos de la historia de SpaceX, la compañía espacial de Elon Musk. Hace tan sólo un año, SpaceX logró por primera vez que uno de sus cohetes Falcon 9 aterrizara sobre una plataforma en el mar, logrando recuperar un cohete después de realizar una misión. A inicios de este año, la compañía marcó un hito en la industria aeroespacial, al reutilizar un cohete previamente empleado. Con este tipo de acciones, Musk pretende hacer más baratos los viajes al espacio.

Ahora, SpaceX acaba de marcar otro gran momento en la historia de la industria aeroespacial. Hace unas horas, SpaceX usó uno de sus cohetes reciclados en una misión patrocinada por la NASA. El cohete reusado sirvió para enviar suministros a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), siendo la primera vez que la NASA utiliza este tipo de propulsores de la compañía de Elon Musk. El cargamento de la NASA consistía en materiales de investigación y suministros para la tripulación, que se enviaron dentro de una de las cápsula Dragon de SpaceX. La NASA informó que decidió utilizar las naves de SpaceX luego de un amplio estudio, y considerar que el plan de Elon Musk de usar cohetes reciclados puede reducir en un 30% el costo de las misiones.

SpaceX también informó que planea estrenar su Falcon Heavy, su cohete más grande y más potente que podría llevarnos a Marte, en algún punto del próximo año. Aquí puedes ver el lanzamiento del Falcon 9 de la misión de la NASA:

fuente The Verge

temas