El planeta es mucho más antiguo que la Tierra, pero tiene características muy similares.

La NASA anunció recientemente el último hallazgo del telescopio espacial Kepler: un nuevo planeta que tiene características bastante similares a las de la Tierra y que, por ende, podría ser habitable. Este nuevo planeta que ha sido denominado Kepler-452b, tiene un diámetro 60% más grande a la del nuestro y también es mucho más antiguo.

De acuerdo con la información de la NASA, este nuevo astro se encuentra orbitando en una zona habitable, alrededor de una estrella G2 que tiene el mismo papel que nuestro Sol. La distancia que hay entre ambos, permite condiciones de temperatura perfectas para evitar la evaporación del agua que podría haber en su superficie.

n
El planeta Kepler-452b es mucho más grande y antiguo que la Tierra

Hasta ahora, la composición del planeta, así como su masa, no han sido determinados. Por otro lado, todavía no se sabe si se trata de un planeta rocoso. Sin embargo, el Kepler-452b tarda sólo 385 días en rodear por completo su estrella, recibiendo aproximadamente 20% más de la energía que recibe la Tierra.

“Podríamos imaginar que Kepler-452b es un primo más grande y viejo de la Tierra. Nos ofrece la oportunidad de estudiar su evolución y compararla con la de nuestro planeta. […] La parte más inspiradora, es que este planeta lleva 6,000 millones de años en la zona habitable de su estrella, siendo más antiguo que el nuestro. Sus condiciones hacen muy alta la posibilidad de que haya albergado vida alguna vez”, dijo Jon Jenkins, analista del programa Kepler en el centro Ames de la NASA.

El planeta vive en la constelación Cygnus, a unos 1,400 años luz de la Tierra, por lo que aún es difícil determinar si en realidad Kepler-452b es un planeta habitable.

fuente NASA

temas