Este verano los reptiles superdesarrollados y comedores de pizza regresaron a la pantalla grande en un nuevo reboot. El resultado muestra el enorme potencial de la franquicia pero falla en varios detalles que la hacen bastante olvidable. Son buenas noticias para los que quieren pasarse un buen domingo con tortugas mutantes, pero malas para los verdaderos fanáticos del cine o de la franquicia.

Hay que decirlo, el principal problema de esta película es que tiene demasiado Michael Bay. El sello del productor impregna toda la película (no por nada el director es su protegido Jonathan Liebesman): explosiones por aquí y por allá, una trama con más agujeros que una regadera y Megan Fox. Solo la presencia de las Tortugas y su toque mágico salva a esta cinta de la mediocridad total.

Es difícil hacerlo mal con las Tortugas. Pocas franquicias han gozado de tanto éxito en los últimos treinta años. Y es que casi todo lo que tocan estos héroes en caparazón se convierte en oro puro: películas, cómics, series de televisión y juguetes. Su premisa es suficientemente alocada y original como para perdurar a lo largo de las décadas. Sí, es difícil hacerlo mal, pero Bay y Liebesman tampoco lo hicieron precisamente bien.

tortugas ninja07

La trama planeada para el reboot de las tortugas es bastante predecible y mal llevada. Parece que el guion fue hecho con todos los clichés de las películas de acción exitosas en los últimos diez años. Tenemos la escena de la antena que va a destruir el mundo (Avengers, ¿son ustedes?), la parte oscura en los márgenes de la ciudad (gracias The Dark Knight) y la persecución imposiblemente larga (Michael Bay lo hizo de nuevo). En suma, hacen de una franquicia que desborda originalidad algo predecible y ya visto.

El origen de las Tortugas y su “casual” relación con Abril O’Neil son más que exagerados (ya ven que en Nueva York sólo viven cinco personas y todas se conocen y se encuentran a cada rato). Con la fiebre de las trilogías o tetralogías o sagas interminables, las primeras cintas suelen enfocarse en el origen de una manera tan burda y predecible que literalmente insultan a la audiencia. Como si no pudiéramos entender nada si no nos cuentan la biografía del héroe desde el principio; que por cierto, siempre está llena de estas relaciones imposibles y casuales con el “villano”.

tortugas ninja04

Lo del mutágeno respeta a las tortugas originales, pero la historia de Splinter y de cómo él sólo se enseñó ninjutsu de un libro simplemente no tiene ningún sentido. Además los villanos están hechos con torpeza, nunca queda claro por qué Destructor hace lo que hace (más que un vago y extraño “dominar la ciudad de Nueva York”, porque sí, nada más porque sí); mientras que el personaje interpretado por William Fichtner desata el apocalipsis porque quiere ser “estúpidamente” rico (aunque ya lo sea). Del otro lado, las Tortugas Ninja se enfrentan al Clan del Pie porque obvio es lo que haces si eres ninja, tortuga, adolescente y mutante.; fuera de eso no tienen ninguna otra motivación.

Un acierto de la trama es convertir a Abril O’Neil en el personaje central de la historia. El personaje no está definido porque “se enamora” ni porque es mujer; sino que se trata de una profesionista pensante que quiere desarrollar su carrera y vengar la muerte de su padre (es la única que hace las cosas por una razón). El problema es Megan Fox. No me malentiendan, probablemente ella sea la mujer más guapa de Hollywood actualmente, pero eso de la actuación no se le da. Su respuesta a todas las situaciones simplemente es hacer su bien ensayada “cara sexy”; si está triste, hace cara sexy, si está enojada, hace cara sexy, si se sorprende, hace cara sexy, y así durante toda la película. Tan obvio es que Fox no puede llevar sobre sus hombros un papel principal, que el director lo compensa con muchas innecesarias tomas de su trasero.

tortugas ninja10

Afortunadamente para todos, en esta película aparecen las Tortugas Ninja, y eso la salva del bote de la basura. Ha habido mucha controversia por su apariencia, pero para mí ese no es un problema. En realidad a mí me gusta cómo se ven, me parece perfecto que tengan diferentes rostros y tamaños y que estén diferenciadas con pequeños detalles encontrados en la basura (después de todo, viven en las alcantarillas). La verdad es que Leonardo es la tortuga menos interesante y Donatello tiene uno que otro momento. Pero definitivamente los que se llevan la película son Miguel Ángel y Rafael; el primero porque siempre que está en la pantalla dice o hace algo divertido, y el segundo porque tiene un mayor protagonismo (aunque sea emocionalmente muy básico).

Para mí las Tortugas están bien representadas. Sus movimientos siempre son espectaculares y sus intervenciones tienen un encanto especial. La magia de los personajes no se pierde y tienen la ligereza y el desparpajo que las hacen memorables. Quizá no estemos ante la mejor representación de las Tortugas, pero es bastante decente. A pesar de sus múltiples fallos, la película es disfrutable y un blockbuster de verano que vale la pena ver, y todo se lo debe a los cuatro mutantes. Puede ser que su humor a veces sea demasiado básico, pero no por ello deja de ser divertido.

tortugas ninja03

Sinceramente yo esperaba que, ya que Nickelodeon es una de las casas productoras involucradas, la película se relacionara mucho más con la serie de televisión. En lugar de ello eligieron a una Abril más madura (a la medida de Megan Fox) y unas tortugas nada adolescentes. La tensión entre el carácter infantil y un mundo que los obliga a ser adultos que es la marca de la serie, aquí está completamente desaprovechado. Más que adolescentes, los reptiles parecen hombres con complejo de Peter Pan.

En suma, el director Jonathan Liebesman eligió no correr ningún riesgo. Rescató elementos clásicos que habían hecho famosas a las viejas tortugas (los trazos oscuros de los cómics; la pizza y el Cawabonga de la serie televisiva de los noventa; la personificación de la serie actual) y quiso combinarlos en una extraña mescolanza. En lugar de presentar una reinterpretación original y propositiva, se eligió el método de la repetición del cliché exitoso. Debo decir que aunque la pasé razonablemente bien en el cine con esta película, no le veo mucho futuro con posibles secuelas. Al menos no con esa trama ni con esa actriz.

tortugas ninja02

Título: Teenage Mutant Ninja Turtles

Duración: 101 min.

Fecha de estreno: 7 de agosto de 2014

Director: Jonathan Liebesman

País: Estados Unidos

Ver más
Otras reseñas