the-legend-of-zelda-links-awakening

The Legend of Zelda: Link's Awakening para Switch es un gran remake de una pequeña joya perdida en el tiempo.


¿Jugaste la versión original –o la DX para GameBoy Color– y tienes buenos recuerdos del juego? Juega este remake, es un regreso de ensueño a Koholint y sus entrañables melodías. ¿No has jugado las versiones originales o ni sabías que éste es el remake de un juego de GameBoy de 1993 y quieres saber si valdrá la pena invertir tu dinero y tiempo en él? Sigue leyendo.

Un sueño raro

the-legend-of-zelda-links-awakening
Yoshi es uno de tantos cameos presentes en el juego.

The Legend of Zelda: Link's Awakening, Yoshi

The Legend of Zelda: Link’s Awakening es una cosa rara. Haz de cuenta que es a A Link to the Past, lo que Majora’s Mask es a Ocarina of Time. No es una secuela directa, pero sí es un Zelda más experimental y a ratos incluso una parodia de sí mismo.

Mientras que A Link’s to the Past para la SNES fue un hito y una gran obra que perfeccionó la estructura base de la franquicia, Link’s Awakening para el GameBoy (1993) fue un bicho raro que renunció a muchas de las convenciones de la franquicia, aunque estructuralmente es el Zelda 2D con vista desde arriba que todos conocen y aman. Ni una princesa llamada Zelda, ni los campos de Hyrule ni la Trifuerza aparecen aquí.

Eres Link [o puedes nombrarte Zelda o Totakeke para presenciar unos lindos huevos de pascua] y estás navegando bien a gusto (no realmente) durante una tormenta, típico del héroe del Valor. Un rayo cae sobre tu balsa rascuacha y terminas náufrago e inconsciente en la playa de la misteriosa isla Koholint, en cuya montaña más alta descansa un enorme huevo. Inerte y devastado, eres encontrado y auxiliado por Marin, una joven isleña de privilegiada voz que sueña con saber qué hay más allá de su pequeña isla.

the-legend-of-zelda-links-awakening
Como buena aventura de Zelda, Link empieza el juego dormido/inconsciente.

The Legend of Zelda: Link's Awakening

Una joya adaptada a tiempos modernos

the-legend-of-zelda-links-awakening
No todos fueron fans de los santuarios en Breath of the Wild; aquí disfrutarán de mazmorras más tradicionales.

The Legend of Zelda: Link's Awakening

Así empieza la aventura y se desarrolla de manera arquetípica: tienes que explorar poco a poco un gran mapa, toparte con lugares momentáneamente inaccesibles, secretos ocultos y otros a plena vista, escuchar los soliloquios de un búho sabio, entrar en una mazmorra/calabozo, resolver acertijos, encontrar un objeto que te abre nuevos caminos, patearle el trasero al jefe de la mazmorra y regresar a la superficie con ahora más secciones del mapa y más secretos que explorar.

En su momento, esto fue una dicha, y ahora lo es más gracias a la conveniencia de las consolas modernas. Mientras que el GameBoy tenía dos botones y un D-pad (más Start y Select), la Switch cuenta con cuatro botones de frente y cuatro en la parte superior. El rubro donde el juego original realmente muestra ser un hijo de su tiempo es en la continua necesidad de interrumpir el juego para ingresar al menú y asignar el objeto que necesitas para avanzar en uno de los dos botones (y siendo éste un juego de Zelda, hay muuuchos objetos que contínuamente estar rotando). Esto ya casi no es el caso: tu espada, el escudo y las botas que te permiten correr permanentemente tienen un botón asignado y eso aún te deja dos botones libres para equipar otros dos objetos. Felices mejoras de calidad de vida, pero no eufóricas. El escudo lo alzas tanto con R como ZR, permitiéndote usar el botón que más te acomode. Sin embargo, pienso que necesitábamos realmente dos botones para el escudo; bien cómodamente R pudo haber sido el botón para el gancho o la pluma que te permite saltar. No sé si ésta fue una decisión de diseño o balance, o no fueron tan ambiciosos con esta mejora de calidad de vida. Sea como sea, es mera nimiedad frente al conjunto.

the-legend-of-zelda-links-awakening
Esa carita de arcilla es familiar…

The Legend of Zelda: Link's Awakening

Aunque hablando de balance, también valdría la pena mencionar que. al tener siempre accesible tu escudo, el juego se vuelve un poco más fácil que el original. Para los que gustan de estarse retando constantemente existen dos dificultades accesibles desde el principio: normal y modo héroe. En esta segunda dificultad los enemigos hacen doble daño y no encontrarás corazones ni cortando el césped ni rompiendoCADAUNOHASTAELÚLTIMODEESOSMALDITOSJARRONESRÓMPELOSTODOS.

Ulteriormente, atravesar tanto Koholint como sus mazmorras es una delicia que se agradece no sólo por lo rico en sí, sino porque muchas mazmorras requieren constantemente retroceder para resolver sus bellamente construidos acertijos. Quizá comparada con entregas más recientes (como A Link between Worlds) el diseño de las mazmorras también muestra un poco su edad y las limitaciones del hardware original (al fin y al cabo, este remake es una recreación centímetro a centímetro), pero no les resta factor de diversión ni buenos momentos de romperte la cabeza.

the-legend-of-zelda-links-awakening
Las mazmorras tienen secciones más parecidas a un juego de Mario (con todo y sus enemigos).

The Legend of Zelda: Link's Awakening

Lo que lamentablemente no es una ruptura de cabeza particularmente divertida es el “mini-juego”/”Zelda-Maker” de Dampé (el enterrador que conocimos en Ocarina of Time). Según explores mazmorras, desbloquearás cuartos para armas tus propios retos, con jefe final y todo. Sin embargo, la primera gran parte del mini-juego es básicamente un largo tutorial y, aunque tengas muchos cuartos ya desbloqueados, el reto ulteriormente consiste en acomodar entradas y salidas y no descuidar la proporción puertas cerradas/cofres con llaves. Lo divertido de los calabozos en Zelda es poco a poco descubrir las mecánicas internas de éstos hasta revelar el cuadro completo y poder atravesarlo con la serenidad de un relojero reparando relojes. Ese factor “hagamos un acertijo que resolver paso a paso” está extremadamente diluido con las actuales herramientas del juego. Pero bueno, otra nimiedad (exclusiva de este remake) que no le quita valor al todo.

the-legend-of-zelda-links-awakening
Construir tus propias mazmorras; interesante en papel, no tanto en acción…

The Legend of Zelda: Link's Awakening

Afortunadamente los otros mini-juegos son más divertidos y te hacen sentir la mamá de los pollitos una vez que dominas sus mecánicas.

the-legend-of-zelda-links-awakening
Caracolas mágicas; bajo piedras, bajo arbustos, bajo tierra… están por todos lados.

The Legend of Zelda: Link's Awakening

Aunque no es un mini-juego per se, el recolectar las caracolas escondidas por toda la isla también ha sido provista de una feliz mejora de calidad de vida, pues con tan sólo encontrar 20, puedes ser recompensado con un detector de caracolas que da una señal visual y sonora cada que estás cerca de una (así que no se mareen como yo cavando cada cuadro de la isla, no vale la pena).

the-legend-of-zelda-links-awakening
Teniendo siempre tu escudo a la mano, el combate puede resultar fácil… así que atrévete a jugar el juego en modo Héroe (difícil).

The Legend of Zelda: Link's Awakening

Por cierto, una gran mejora de calidad de vida se encuentra en el mapa, pues incluye una bitácora de cuántas caracolas y pedazos de corazón has encontrado y dónde los encontraste.

Clay art cobrando vida

Visualmente hablando, este juego es un caramelo, un caramelo que no empalaga y que parece hecho de arcilla polimérica (que siendo justos, también quiero comerme).

the-legend-of-zelda-links-awakening
Es tan precioso cuando el juego te convence de que estás dentro de una maqueta.

The Legend of Zelda: Link's Awakening

Cuando esta versión fue revelada, mi reacción fue entre feliz y tibia en cuanto al diseño de arte escogido, pero, ya teniéndolo en frente y en movimiento, me cuesta trabajo imaginar cualquier otra presentación. Sin embargo, tanta belleza tiene su precio.

the-legend-of-zelda-links-awakening
The Legend of Zelda: Link’s Awakening, es uno de los primeros juegos de la franquicia donde la música tiene un papel central.

The Legend of Zelda: Link's Awakening, Mamu

En principio, el juego quiere correr constantemente a 60 FPS, pero no siempre puede y baja a 30 FPS. También la resolución suele saltar de una hermosa 1080 a una linda 720. En papel suena terrible, pero a la hora de la hora no es un problema que afecte activamente la jugabilidad. Además, podría existir la posibilidad de que esto sea solucionado posteriormente con un parche, pero insisto, es una nimiedad más que no mancha el resto del cuadro. Es más, hasta esas ligeras caídas de frames son un ligerísimo déjà vu a las transiciones de pantalla en pantalla del juego original.

the-legend-of-zelda-links-awakening
The Legend of Zelda: Link’s Awakening, el huevo del Pez del viento

The Legend of Zelda: Link's Awakening, el huevo del Pez del viento

Un canto de sirenas

¿Saben qué sí no ha envejecido nada nada y sigue siendo una cosita hermosa del amor y de la melancolía y sólo inyéctenlo directamente en mis venas? La música. La música en el juego original, cuando ésta sólo existía como sonidos midi, ya era preciosa. La Balada del Pez del Viento es una melodía –tan sencilla, tan profunda ella– que personalmente sigue siendo un lugar seguro y nostálgico cuando la tarareo o murmullo. El arreglo y la orquestación que hicieron de ella y demás temas clásicos son una cosa de extrema hermosura y felicidad. Link’s Awakening es un juego que deja huella profundas, y en buena medida eso es gracias a la música.

the-legend-of-zelda-links-awakening
The Legend of Zelda: Link’s Awakening, Link y Marin interpretando juntos la Balada del Pez del Viento. <3

The Legend of Zelda: Link's Awakening, Link y Marin

Lo bueno
  • LA MÚSICA, los nuevos arreglos y la orquestación.
  • Te toca –intencionalmente– el kokoro.
  • El diseño de arte se siente perfecto.
  • Un dulce y clásico Zelda clásico.
  • Modo Héroe para añadir rejugabilidad pateatraseros.
Lo malo
  • FPS irregular en ocasiones.
  • La resolución también salta mucho.
  • Pudieron ser un poquitín más ambiciosos con las mejoras de calidad de vida.
Veredicto

The Legend of Zelda: Link’s Awakening es una pequeña joya que estaba medio perdida en el tiempo, pero gracias a este remake casi perfecto todos podrán darle una visita. Como alguien que ya amaba este juego, creo que esta actualización debió ser un poco más barata. No porque no lo valga, sino porque toda alma que tenga una Switch debería darse la oportunidad de jugarlo. Definitivamente está lejos de ser un juego inmenso como Breath of the Wild, pues podría ser completado –jugando por intervalos saludables– en menos de una semana. Tampoco es una aventura tan sofisticada como otros juegos de la franquicia, pero esa carencia la complementa con algunas de las melodías más bellas compuestas para un videojuego y mucho, mucho kokoro.

the-legend-of-zelda-links-awakening

Título: The Legend of Zelda: Link’s Awakening

Desarrollador y distribuidor: Grezzo, Nintendo.

Género: Acción, Aventura.

Plataformas: Switch

Modos de juegos: Portátil, Sobremesa, T.V.

Guardado en la nube: Compatible

Fecha de lanzamiento: 20 de septiembre de 2019

Precio: MXN 1499.00.

Espacio en disco: 5.8 GB

Ver más
Otras reseñas