Reseña – ROKU Streaming Stick 4K, bueno, bonito y barato… pero ¿necesario?

| 10 de enero de 2022
¿Necesito más 4K en mi pantalla 4K?

A pesar de que existen decenas de dispositivos listos para reproducir contenidos en streaming en nuestras casas, la televisión siempre será el principal punto de encuentro entre nosotros y una buena película o serie de televisión. Y es que no pasamos meses ahorrando por una buena pantalla para terminar viendo Cobra Kai en nuestro teléfono. Pero ¿qué pasa cuando esa tele que tanto amamos ya no es tan lista como hace unos años? Entre la obsolescencia programada y la enorme cantidad de actualizaciones que enfrentan los servicios día con día, puede que esa Smart TV ya no sea tan “smart” y no vas a querer gastar en otra.

Este escenario puede (y es) ser bastante particular, pero entre más avanza la tecnología, es más probable que te quedes un poco rezagado. Pensando en esta peculiaridad, ROKU se ha mantenido como una marca que ayuda a mantener útiles las televisiones que seguimos pagando a meses o que funcionan muy bien, pero sin conectividad a Internet. Su más reciente lanzamiento está pensado para atacar un sector bastante premium: el de los usuarios que disfrutan contenidos en 4K. Así que, en primera instancia, es probable que el ROKU Streaming Stick 4K cubran un nicho bastante pequeño, sobre todo si apenas compraste tu tele. Entonces ¿vale la pena echarle un ojo a la propuesta del ROKU Streaming Stick 4K? 

Todo el poder del 4K en la palma de mi mano

Código Espagueti

Este Stick 4K es un dispositivo que hace tu televisión inteligente, en caso de que no sea una Smart TV o que bien puede servir como un hub más ágil para disfrutar contenido en televisiones más modernas. Este stick se conecta a uno de los puertos HDMI de tu pantalla y a la corriente eléctrica, y tras unos minutos de configuración, muy sencilla, tendrás acceso a una buena cantidad de plataformas de streaming, juegos y contenidos gratuitos en tu televisión. ROKU ha presentado diversos dispositivos a lo largo de los últimos años, desde una integración total con algunas marcas de televisiones hasta combinaciones con barras de sonido, pero para este caso una vez conectado jamás lo volverás a ver. ROKU Streaming Stick 4K es pequeño y práctico, pero poderoso a la hora de transmitir contenidos.

Una vez conectado a la televisión, lo que encuentras en ROKU es una interfaz bastante sencilla que seguramente te recordará a la tienda de aplicaciones de cualquier smartphone. Básicamente lo único que tienes que hacer ahí es buscar tus aplicaciones favoritas, descargar e iniciar sesión. Si tienes tu teléfono a la mano, puedes configurar todo desde la app oficial de ROKU y posteriormente usarla como control remoto. Sin embargo, el control incluido es ideal para moverte entre las aplicaciones, subir y bajar el volumen y hasta apagar la televisión. Ese mismo control te permite usar la voz para controlar algunas funciones básicas y buscar contenido de forma más “rápida”. Pero, de nueva cuenta, el control es una herramienta muy completa para disfrutar de toda la experiencia ROKU.

Usar ROKU es bastante simple: eliges la aplicación que desees utilizar y pasas directamente a la interfaz de Netflix, Disney+ o HBO Max. Con el control remoto tienes acceso a las aplicaciones más populares lo que te ahorra uno o dos clics, mientras que los botones de HOME y BACK te permiten manejar la interfaz como si estuvieras en un dispositivo Android. Desde niños pequeños hasta personas mayores, todos podrán disfrutar de sus contenidos sin meterse en problemas. Además, una vez que se configura el dispositivo para desplegar contenido con cierta calidad, automáticamente las aplicaciones muestran las mejores versiones de su contenido. Por ejemplo, Netflix muestra su sección en 4K si eliges tal configuración en una pantalla compatible, mientras que Disney+ puede mostrar directamente contenido con Dolby Vision si tu tele puede con dicha configuración.

Código Espagueti

Por otro lado, ROKU guarda todos tus datos y configuraciones en su memoria, así que podrás llevar tu dispositivo de una televisión a otra si es el caso, sin necesidad de volver a iniciar sesión cada que lo conectas o desconectas. Además, la televisión se configura automáticamente al control, por lo que podrás ajustar el volumen, apagar y encender la televisión y hasta poner pausa a otros contenidos sin necesidad de cambiar de control. Eso sí, lo único que no permite el control es entrar a los ajustes o cambiar de señal el video, lo que le vendría genial en próximas versiones.

Sobre la calidad de la imagen no hay mucho que decir, pues será tan buena como tu televisión lo permita. Durante las semanas que provee dispositivo no tuve ningún problema de lag o de bajones en la calidad de la imagen, y el alcance del Wi-Fi es bastante aceptable, por lo que no importa mucho la distancia. Para esta reseña lo probé principalmente en una pantalla Samsung compatible con 4K y HDR, y la calidad de los contenidos siempre fue la mejor. 4K todavía no es el común denominador, pero al menos es la regla para prácticamente todas las películas del MCU en Disney+ o las series exclusivas de Netflix y HBO Max. Por otro lado, los contenidos en 1080p mantienen una calidad visual muy buena, aunque se pueden sentir un poco estirados, pero eso tiene que ver más con el formato original. Si tienes una pantalla 1080p definitivamente debes buscar un ROKU FHD para mantener la calidad de imagen.

También es posible mandar contenidos de tu teléfono al ROKU, los cuales mantendrán la calidad original. Si mandas un video de Facebook puede que no se vea tan bien como en tu teléfono, pero si reproduces tus fotos y videos grabados con tu cámara te llevarás una gran sorpresa, pues la calidad se mantiene y es muy sencillo poder visualizar contenido desde un smartphone, incluso con un iPhone, pues es compatible con Air Play 2. Si bien puedes enviar películas y series desde el teléfono, recomiendo que utilices Roku con el control normal: funciona, es fácil de usar y no te distraes de la serie que estás viendo.

Código Espagueti

Sobre las aplicaciones solo hay, por el momento, una queja: Star+. La versión “adulta” de Disney+ no se puede descargar en ROKU, lo que nos deja sin la posibilidad de ver Los Simpson, algunos deportes o series exclusivas. No es el servicio más popular de la actualidad… pero se le extraña. Puedes duplicar tu pantalla o mandar contenido de esta app a través del Air Play 2, pero, como ya mencioné, es preferible que solo uses el control para sentirte más cómodo. Sobre el resto de aplicaciones están todas las populares: Apple TV+, Netflix, HBO Max, Disney+, Blim, Spotify, Prime Video, YouTube, Crunchyroll, Pluto TV o VIX.

La misma interfaz constantemente te invita (a través de contenido patrocinado) a ver series y películas gratuitas, y los canales que están disponibles son de los más populares en la actualidad como Pluto TV o Tubi. También puedes acceder a varios juegos super sencillos, pero que no valen mucho la pena y seguro los olvidarás en unos minutos. ROKU está pensando para que te sumerjas por completo a tus series y películas favoritas, y ahí es donde se disfruta más. El resto de sus extras son cosas casuales que están ahí para llenar un producto que ya es bastante completo. Incluso en aparatos mucho más caros como un Apple TV la cosa de los juegos nunca ha despegado, y hasta que no le pongan Xbox Game Pass a ROKU solo servirá para un clásico Netflix & Chill.

¿Necesito un ROKU 4K?

Ahora viene lo bueno. Si ya tienes una televisión 4K es probable que pienses: “todo lo que hace ROKU ya lo hace mi televisión”. Y tienes razón. ROKU en su versión 4K es un dispositivo con un nicho de mercado que parece reducido en este momento. Principalmente porque la mayoría (si no es que todas) las pantallas 4K son inteligentes e incluyen las aplicaciones más populares, así como compatibilidad con Alexa y Google Assistant o Air Paly 2. Si tienes una televisión 4K de 2017 o 2018 es probable que la idea de este ROKU tenga sentido, pues a veces las aplicaciones no funcionan de forma correcta o los nuevos servicios como HBO Max ni siquiera están disponibles.

Código Espagueti

Por otro lado, la interfaz de ROKU es mucho más ágil y sencilla de utilizar que la de muchas pantallas. WebOS, el sistema operativo de las pantallas LG, y Tizen, el sistema operativo de las teles Samsung, son muy similares y demasiado minimalistas a la hora de mostrar las apps instaladas… pero complicados cuando quieres realizar algunos ajustes. Funcionan sí, pero no son amigables con el usuario. ROKU no se complica las cosas y a través de sus “canales” nos da accesos rápidos a nuestras apps favoritas, sin que tengamos que pasar por varias pantallas. Por la pura interfaz ROKU supera lo que ya tienes en tu tele. Incluso tenemos la posibilidad de personalizar un poco el menú central del dispositivo, con temas que la propia marca va subiendo según la temporada y hasta un bonito salvapantallas con varios easter eggs del cine y la televisión. ROKU se puede sentir como un smartphone, en donde puedes pasar varios minutos intentando que sea lo más parecido a ti.

Sin embargo, todavía hay un gran “depende” para recomendar este aparato. Por ejemplo, la pantalla en la que hice esta reseña la compré antes del lanzamiento de Xbox Series X y PS5, para poder aprovechar el 4K de dichas consolas. Dicha pantalla es Smart TV y ya ni siquiera le baje la app de Netflix a las consolas, pues me voy directamente a la televisión cuando quiero ver algo en streaming. Usar ROKU 4K fue cómodo y sencillo, y me ayudó mucho el control del dispositivo y la disponibilidad de algunas apps como la de Crunchyroll. Pero ROKU 4K no es una necesidad para mi en estos momentos, incluso sale perdiendo al no tener Star+ y ocupar 1 de los 3 HDMI que necesito para mis consolas.

Código Espagueti

ROKU es un dispositivo barato y fácil de usar, con una interfaz que podría ser el pretexto perfecto para darle una oportunidad. Además, poder llevar el dispositivo de una tele a otra podría salvarte de ciertas emergencias… aunque ya estamos regresando a casos muy particulares otra vez. ROKU Streaming Stick 4K tiene un precio oficial de $1,499. Como reza el título de esta entrada: bueno, bonito y barato… pero debes descubrir si es algo que en verdad necesitas

Lo bueno
  • ROKU OS es un sistema operativo sencillo y personalizable
  • Casi todas las apps que pagas están en ROKU
  • Funciona en cualquier televisión con HDMI
  • Puede revivir una televisión que creías perdida
  • Buen catálogo de apps con contenido gratuito
  • Un control para controlarlo (casi) todo
Lo malo
  • Sin Star+ por el momento
  • Puede que tu pantalla 4K ya haga lo mismo que este ROKU
  • Algunas apps se complican en opciones sencillas como los subtítulos en Disney+
  • Su asistente de voz está un poco rezagado
Veredicto

Existe una gran ventaja de ROKU en el mercado, y es que durante varios años logró mantenerse como una única opción para hacer inteligentes las pantallas planas de finales de los 2000, así como por ofrecer contenidos “especiales” por parte de terceros. Pero el punto es que la interfaz y la marca encajaron con el público mexicano, lo que bien podría funcionar si deseas un dispositivo central para tu entretenimiento, uno que sea fácil de usar, barato y que te mantenga conectado con tu celular. Y claro, si tienes una televisión veiejita que todavía sirve y se ve bien, ROKU puede ser una gran solución, al menos en sus productos FHD. Si hablamos del ROKU 4K únicamente… puede que no lo necesites por el momento, pero vale la pena tenerlo en el radar para cuando Netflix te avise que tu tele ya no será compatible.

ANUNCIO

Más reseñas