El nuevo juego de Platinum Games tiene todo para volverse un juego de culto.


A pesar del increíble NieR Automata, parece que las plataformas ideales para Platinum Games siempre son las de Nintendo. Del sorprendente MadWorld al extraño Wonderful 101 y hasta Bayonetta 2, la relación entre el estudio de Hideki Kamiya y los creadores de Super Mario parece ser una de las más importantes en la actual industria de los videojuegos. Y la única muestra que necesitas para entender todo lo que te acabó de decir está en Astral Chain para Nintendo Switch.

Platinum Games llega a Switch para tomarse un aparente descanso del trabajo técnico de NieR y poner toda su creatividad en lo que de inmediato podríamos etiquetar como un juego de culto. Claro que prácticamente cualquier juego del estudio podría calificar con la mencionada etiqueta, pero aquí Platinum no solo se esfuerza por entregar un trabajo excelso, sino también por decorar esta aventura con la dificultad, el humor y el toque de anime que les caracteriza.

Evangelion + Bayonetta

Astral Chain nos coloca en un futuro año 2078 en el que la humanidad está a unas cuantas semanas de perder la guerra contra unas misteriosas criaturas interdimensionales. Nuestro personaje (hombre o mujer) es el nuevo recluta de la unidad Neuron, encargada de frenar los avistamientos de otras dimensiones y de paso encontrar una solución definitiva a todo el caos…lamentablemente los pronósticos no son muy buenos, porque el tiempo se les está acabando. Resulta que estas criaturas de otra dimensión se conocen como Chimeras y llevan varios años invadiendo el planeta a través de portales interdimensionales; la destrucción ha llegado a una escala tan grande que los últimos humanos viven en un lugar conocido como The Ark con la esperanza de reconstruir el mundo, así como de permanecer ocultos de las Chimeras.

Ahí es donde entramos nosotros, gracias a que nuestro protagonista tiene entrenamiento como policía y ha defendido a la ciudad de las Chimeras, la organización Neuron nos ha seleccionado para su nuevo programa de defensa conocido como Legiones. Si bien las Chimeras son el enemigo, una vez que éstas son capturadas se pueden convertir en un poderoso aliado, siempre y cuando seas “compatible” con la criatura y tengas la fuerza suficiente para dominarla.

Ese asunto de la compatibilidad tiene grandes complicaciones con el futuro de la organización Neuron y la lucha contra las Chimeras. Empezando por el camino del héroe que tendrá que recorrer el protagonista para poder dominar, entender y ayudarse de su compañero, teniendo en cuenta que esta criatura comenzó como el enemigo y su naturaleza no puede frenarse con una simple cadena.

Y si bien el entrenamiento de Neuron debería ser suficiente para dominar a la Legion, cuando todo sale mal en una misión de rutina el curso de la guerra cambia por completo. Dicho evento se convierte en un punto crucial para la humanidad y para nuestra protagonista. Y todo se complica por culpa de elementos más personales, invasiones a gran escala e incertidumbre sobre las habilidades de nuestro héroe y su papel en este gran conflicto. Lo típico de Platinum Games.

¿Y la cadenita?

Astral Chain es la combinación perfecta entre los movimientos de Bayonetta y el frenetismo de Vanquish, todo con la onda de sci-fi/anime de NieR Automata. De entrada, comenzamos manejando a nuestro héroe o heroína como en un clásico juego de acción en tercera persona: cambiando de arma al aire, moviéndonos por todo el escenario y recolectando cualquier cosa que brille. Pero una vez que tomamos el control de la Legion todo cambia por completo: pasamos de manejar un personaje a controlar dos al mismo tiempo, el control se divide para dirigir a la Legion y las habilidades suben de forma exagerada en apenas unos minutos.

Lo increíble aquí es lo bien diseñado que está el sistema de juego a la hora de permitirnos interactuar con el escenario y los enemigos sin frenarnos para elegir una acción de Legion o humano. La mitad del control es para la Legion y la otra para nosotros, si presionamos el bumper podemos atacar con la Legion o moverla a nuestro ritmo y si ese bumper lo combinamos con otro botón de acción las posibilidades se incrementan para realizar combos y ataques especiales.

Combatir con una legión de nuestro lado no es complicado, pero sí se puede tornar algo confuso debido a la cantidad de ataques que tenemos a nuestra disposición. Por ejemplo, la Legion ataca de forma tradicional con una espada, arco o el arma predeterminada, pero también puede sincronizar ataques con nuestro personaje o enredar al enemigo con la cadena. Todas estas acciones se ejecutan durante la batalla y puede ser abrumador pensar en qué movimiento debes realizar para cierto tipo de enemigo.

Por otro lado, dicha complejidad nos permite aprovechar el juego al máximo, pues entre más avanzamos la situación nos obliga a ejecutar lo que vimos en el último tutorial de manera casi perfecta para no morir en el intento. Obviamente la dificultad juega un papel importante cuando te encuentras más allá del aprendizaje y las opciones van de tener tres “vidas” a un modo de juego en el que la muerte es permanente y tendrás que realizar toda la misión desde el inicio. Te recomiendo elegir la dificultad intermedia para tener una experiencia más completa y así podrás desbloquear el modo más complicado cuando termines una misión.

Por otro lado, la idea de Metroid está bastante presente en el juego al llevarnos no solo de un lado a otro del escenario para conseguir todos los secretos, sino también en el sentido de pasar de ser un ente súper poderoso para después perderlo todo y luego volver a reunir todo lo que necesitamos para cancelar el apocalipsis. Además, debemos estar pendientes de nuestro ya tradicional árbol de habilidades para poder crecer al mismo ritmo de la amenaza o simplemente nos vamos a quedar atorados por falta de habilidades.

Y por si el gameplay en combate no fuera suficiente, Astral Chain incluye un interesante modo detective previo a la pelea contra las Chimeras. Recuerda que somos policías y todo el contacto que tenemos con los invasores comienza con una revisión de la escena del crimen y la recolección de pistas para darnos una idea de cómo detener al próximo enemigo. En esta parte del juego también podemos realizar misiones secundarias para poder incrementar los atributos de nuestro personaje y sus armas.

Como recomendación, Astral Chain es un juego que se disfruta con el control pro (o los Joy-Con en el grip) y siempre en una televisión. El modo portátil no tiene errores, pero no es un juego para andar pausando durante el día, sino para dedicarle varias horas.

Lamentablemente no todo funciona bien a la hora de jugar. La cámara tiene grandes problemas a la hora de seguir a nuestro personaje y en los momentos más frenéticos se coloca lejos de la acción haciendo más complicadas las batallas contra los enemigos. Si bien podemos colocar la cámara con ayuda de los sticks esto se complica por culpa de la Legion y la necesidad de dividir el control para tres elementos.

Otro aspecto negativo son los gráficos. Ojo, Astral Chain es uno de los juegos con mejor identidad visual de Platinum Games, la combinación de Blade Runner y Evangelion no es algo que se ve todos los días. Pero las texturas, escenarios y las animaciones parecen apenas superar los mejores años del Xbox 360. Ni siquiera es una cuestión alrededor de la potencia de la consola, pues se siente como un descuido completamente vinculado a los intereses del estudio. Si bien cel shading cubre gran parte de estas carencias, durante las primeras horas de juego tendrás un flashback a como se veía el primer Bayonetta.

Evangelion + Blade Runner

Ya podemos regresar a lo bueno para hablar justamente del estilo artístico de Astral Chain. De entrada lo podemos vincular con el toque futurista de Vanquish, pero después comenzamos a ver las luces neón por todos lados a la Blade Runner, las criaturas súper estilizadas de Evangelion y hasta un mundo devastado y enloquecido como el de Akira. Platinum aprovecha todo esto para crear su propio mundo fantástico, cargado de diseños que funcionan no solo para el espectáculo, sino también para todo lo que tiene que ver con el gameplay.

A lo anterior le tenemos que sumar toda la historia, la personalidad de los personajes y hasta el trasfondo de la llegada de las Chimeras y la misión de Neuron. La combinación de ciencia ficción con la forma de narrar historias de Platinum Games y los gags típicos de sus juegos (¿un perrito dirigiendo los tutoriales?) terminan por entregar un juego único que con el paso de los años se ganará un lugar entre los títulos más importantes -y seguramente menos vendidos- del catalogo de Switch.

Ya por último tenemos la banda sonora que pasa de una ambientación cyberpunk en la parte de la investigación a un heavy para los momentos de tensión. Se extraña un poco lo experimental de Bayonetta, pero no deja de ser un soundtrack que complementa perfecto todo el estilo visual y la trama.

Lo bueno
  • El estilo visual es alucinante
  • La música en las batallas sube nuestra adrenalina
  • Una historia emotiva y que atrapa rápidamente
  • Las referencias visuales al cine, anime y videojuegos son brillantes
  • Un juego enfocado únicamente a la campaña
Lo malo
  • Los gráficos no están a la altura del diseño
  • Los gráficos no están a- No era necesario poner tantas misiones de detective
  • Platinum Games ha tenido mejores protagonistas
  • La cámara podría sacarte de quicio
Veredicto

Astral Chain es uno de esos juegos que no debes perder la oportunidad de jugar en Switch, una de las sorpresas más increíbles del año y el juego que reafirma el talento de Platinum Games. Si por este juego nos perdimos de ver Scalebound en Xbox One, podemos sentirnos menos mal por el fracaso de Xbox. Definitivamente no es un juego para todos y hasta hubiera sido más interesante verlo en un PlayStation 4, pero Platinum tiene un crush con Nintendo que siempre termina bien. Si después de Astral Chain no corres por Bayonetta o NieR Automata algo estás haciendo muy mal.

Por: César Ovando

Título: Astral Chain

Publisher: Nintendo

Desarrollador: Platinum Games

País: Japón

Género: Acción

Plataformas: Nintendo Switch

Fecha de lanzamiento: 30 de agosto de 2019.

Ver más
Otras reseñas