La nueva entrega de NetherRealm trae consigo más dosis de sangre, huesos rotos y combates que serán el regocijo de los fans más acérrimos de la franquicia.

Mortal Kombat está posicionada dentro del género de peleas como una de las franquicias más emblemáticas. Y no es para menos: desde su primera aparición en 1992, la serie ha tenido un éxito sin igual gracias a sus novedosas mecánicas y su alto contenido de violencia. En su momento, el título tenía características tan sangrientas y brutales, que incluso fue necesario comenzar a clasificar los juegos por categorías que determinarían cuál era el tipo de contenido apropiado para cada edad. Fue entonces cuando nació la Entertainment Software Rating Board (ESRB), el sistema de clasificación norteamericano para videojuegos.

A través de los años, las entregas de Mortal Kombat buscaron innovar o modificar conceptos, lo cual dejó mucho qué desear entre los fanáticos. En 2011 la franquicia retomo ciertos elementos clásicos de la serie con Mortal Kombat 9, el primer juego del entonces recién fundado estudio NetherRealm, que se llevó las palmas tanto de críticos como de los jugadores. Mortal Kombat X (MKX) continua el éxito de su predecesor, puliendo detalles, y agregando nuevas opciones que lo hacen atractivo tanto para nuevos jugadores, como para los más experimentados.

Los veteranos le sonríen a una nueva generación

a
El modo historia puede durar de 2 a 4 horas

La historia de Mortal Kombat X toma forma 25 años después de los sucesos en el Earthrealm, cuando Shao Kahn fue vencido por los héroes después de haber cobrado más de una vida. Es precisamente con la muerte de varios personajes en la entrega anterior que MKX justifica a una nueva generación de peleadores, que no sólo formará una parte importante de la historia, sino que representa una forma de sentir que estamos dándole la mano a una renovación bastante discreta de la franquicia. Por supuesto que parte de los personajes más memorables continúan presentes en esta secuela.

El modo historia del juego se siente bastante bien pulido y tiene una duración prolongada gracias a la inclusión de escenas cinemáticas entre combates, las cuales pueden llegar a extenderse por varios minutos. Algunas secuencias cuentan con la extraña inclusión de quick time events que de alguna manera pretenden evitar que pierdas detalle en la historia, involucrándote mucho más con ella. Si careces de paciencia, es muy posible que por momentos percibas un corte de ritmo pero, por el contrario, si te gusta disfrutar de las llamadas “películas interactivas”, encontrarás bastante buen material en este modo. A pesar de que la duración de la historia principal puede prolongarse dependiendo tu desempeño, normalmente puede llegar a durar de 2 a 4 horas.

Podrías derramar sangre, mucha sangre

kashdjah
La práctica hace al maestro

Hablando en términos de un jugador, Mortal Kombat X presenta bastantes opciones para disfrutar el juego durante un buen tiempo después de la historia. Para empezar, el modo práctica no se reduce únicamente a colocarte frente a un oponente estático mientras practicas tus movimientos y experimentas con las posibilidades del control: pensando en los jugadores nuevos a la franquicia, también se incluye un tutorial completo que explica a detalle cada movimiento en el juego así como una opción para practicar los complejos comandos para realizar un Fatality.

Por su parte, las Towers regresan con diferentes retos en modalidades variadas que van desde combates uno contra uno, hasta desafíos con modificadores de pelea; además tenemos las Living Towers cuya característica principal es que cuenta con objetivos que cambian cada determinado tiempo, dependiendo la que elijas para jugar. Las tres tienen en común el criterio de rotación de personajes a vencer y sólo en la denominada Premier, los retos serán mucho más elevados pero ofrecerán mucho mejores recompensas que pueden traducirse a monedas, así como distintos desbloqueables que sólo podrás conseguir al completar las torres.

Towas
Las torres son una de las opciones más entretenidas del juego

Finalmente, Mortal Kombat X cuenta con el modo Krypt, en él exploraremos diferentes escenarios desde una perspectiva en primera persona, resolviendo pequeños acertijos e invirtiendo las monedas del juego. Al gastar tus monedas iras encontrando desde música, trajes, hasta arte conceptual y la posibilidad de descubrir nuevos finishers para varios de los personajes.

El aspecto más importante del juego, es la forma en que se desarrollan los combates. Mortal Kombat X presenta una característica totalmente nueva, pero que termina siendo un éxito: variaciones de estilos de pelea. Al seleccionar cualquiera de los 24 personajes jugables –más 5 exclusivos de DLC– te encontrarás con que cada uno posee 3 estilos de pelea distintos. Estas variaciones cambian la forma en que saltas a la batalla; ya sea con un enfoque mucho más melee, o con ataques a distancia, cada peleador cambiará algunos de sus ataques, por lo que algunos poderes especiales serán sustituidos dependiendo del estilo que elijas. La inclusión de estas variaciones responde de manera positiva a un roster relativamente reducido de personajes, y resulta bastante interesante al momento de practicar.

Pocos personajes a elegir, pero varias opciones de pelea
Pocos personajes a elegir, pero varias opciones de pelea

Siente el poder en cada Fatality

Uno de los aspectos más icónicos de Mortal Kombat son los Fatalities, que en esta ocasión se presentan como los más crueles en toda la franquicia hasta ahora. Los desarrolladores se tomaron muy en serio la tarea de buscar ser lo más realistas posibles al ejecutar estos espectaculares ataques en los que veremos litros de sangre chorreando, órganos expuestos y escucharemos el crujido de los huesos de nuestro oponente.

Si bien realizar estos Fatalities requiere de cierta coordinación, esta vez NetherRealm extendió una ayuda extra a aquellos no tan habilidosos: el juego ahora te da la opción de realizar Fatalities sencillos con sólo apretar un par de botones, en lugar de realizar la secuencia normal. Estos Fatalities no se verán afectados de ninguna manera por el hecho de ser más sencillos, son exactamente iguales a los normales, pero únicamente pueden ser usados si gastas una moneda especial del juego, así que si se te agotan las monedas puedes ir a la tienda y comprar muchos más por unos cuantos dólares. Aunque en mi opinión esto le resta muchísimo reto –y por ende chiste– al juego, los desarrolladores piensan que es importante que también los jugadores que no tienen tanto skill, puedan tomar un control sin miedo a ser humillado por alguien más experimentado.

FATALITY!
FATALITY!

Algo que los fanáticos habían pedido era el regreso de los famosos Brutalities, que son ataques similares a los Fatalities, pero que requieren de completar objetivos durante las peleas y al final acertar el golpe final. Pese a que estos ataques también determinan el final de una pelea, no son tan espectaculares, ya que no se muestran como escenas cinemáticas especiales como su contraparte. En cambio, suceden como un ataque especial al final de la pelea. Estos finishers están pensados para aquellos más hábiles en las peleas, el tener que completar objetivos como utilizar un ataque especial cierto número de veces, es algo que aunque todos podrían hacer, requiere de tiempo de práctica.

Finalmente, nos encontramos por segunda vez con los ataques X-Ray. Estos, infligen mucho daño al oponente una vez que conectan –una especie de hyper combo en Street Fighter. Para poder llevar a cabo un X-Ray, es necesario llenar una barra en la parte inferior de la pantalla que se va llenando conforme realices ataques especiales y combos. Posteriormente sólo será necesario que presiones ambos botones del control para desencadenar el ataque, que da muestra una vez más de lo cuidadoso que fue NetherRealm en los detalles, al mostrar huesos quebrándose y hemorragias internas dignas de tus peores pesadillas.

La brutalidad se retrata hasta en el más mínimo detalle

Mortal_Kombat_11
No hay nada como escuchar el crujir de los huesos al hacer un X-Ray

Es indudable que Mortal Kombat X brilla por lo espectacular y bien pulido de cada aspecto visual: hay mucha atención en el detalle de la interfaz, cada escenario y cada personaje. Al inicio de cada combate, notarás una pequeña interacción entre peleadores, lo que le da un toque cinemático cada uno de ellos y el trashtalking te inspirará a romper el rostro de tu oponente y una que otra vez te hará reír. Hablando de los personajes, podrás notar el detalle en cada una de las variadas vestimentas que el juego presenta, aunque en esta entrega el personaje no irá perdiendo parte de su ropa, en cambio sólo podrás notar cómo su piel se salpica de sangre o se ensucia a medida que va adquiriendo daño, aspecto que al llevarte la victoria en un combate muy intenso te hará sentir enfermo de poder.

Los escenarios son bastante variados y cuentan con zonas en las que podrás lanzar un jarrón, una llanta, ¿o por qué no? Aventar algún cadáver, colgarte de una liana o romper los dientes de tu contrincante en la pared. No es la primera vez que se puede interactuar con los escenarios en un juego de Mortal Kombat, sin embargo, esta entrega es la que mejor aprovecha estas ventajas para atajar en la batalla.

El audio también es un aspecto bastante importante en el juego: imagina que al momento de realizar un X-Ray tuvieses la posibilidad de ver cómo se rompe la columna vertebral de tu rival a muerte, por supuesto que te encantaría escuchar sus plegarias en slow-motion al compás del estruendo de sus huesos fragmentando ¿no es así? Pues en Mortal Kombat X, todos estos sonidos son el remate de la satisfacción al conectar un finisher.

Interactuando con la “komunidad”

jgfdg
Prepárate para épicos combates con la comunidad

El aspecto en línea no se distancia mucho de lo que ya conocemos, existen distintos modos competitivos que van desde una pelea normal, hasta enfrentarte a oponente tras oponente para defender tu trono como rey de la colina (yeah!). Un interesante aspecto es que al entrar a los lobbies, tienes acceso a distintas opciones mientras esperas tu turno: puedes interactuar con los demás jugadores ya sea con tu micrófono o mandando emojis, puedes acceder al modo práctica, para calentar mientras tu combate está listo, o simplemente puedes ser espectador en las partidas de tus contrincantes, ya sea en una vista en pantalla completa o minimizada en la interfaz del lobby.

Uno de los problemas principales del modo en línea, es la tardanza que existe al buscar contrincante, el juego toma mucho tiempo en encontrar otros jugadores, y una vez que accedes al lobby, existe la posibilidad de que la conexión con otros jugadores no sea la mejor y eso nos lleva precisamente al segundo problema: el lag. La forma en que las partidas se desarrollan son básicamente suerte, puede que te encuentres con un jugador con una conexión decente y puedan tener una batalla normal, o que tu pelea se desarrolle con saltos constantes y pierdas por que tus controles responden un segundo más tarde, esto es algo de lo que los desarrolladores están conscientes, pero hasta que no lo corrijan será algo que muchos deberán considerar al momento de su compra, especialmente si son muy apegados a estas modalidades.

Mortal Kombat X incluye otro modo especial, diseñado para la comunidad: Factions. Al iniciar tu juego por primera vez, se te pedirá elegir una “facción” de 5 diferentes en el juego, ciertos peleadores representan cada una de las facciones. Una vez que elijas, todo lo que hagas dentro del juego le dará puntos de experiencia a tu facción. Así tú y todos aquellos que hayan elegido la misma facción, competirán durante una semana para llevarla al primer lugar. Peleas de un jugador, modos en línea, Towers, todo cuenta para sumar puntos, así como objetivos diarios que ayudan a marcar más puntos. Una vez que concluya la semana, una facción se levanta como campeona, dando a todos los miembros monedas, y un ataque especial que sólo puede ser desbloqueado al quedar en primer lugar en la guerra.

Lo bueno

  • Los Fatalities y X-Ray: se ven y se escuchan espectacularmente grotescos.
  • El regreso de los Brutalities.
  • Las tres variaciones en el estilo de pelea de cada personaje.
  • El juego cuenta con opciones para que tanto jugadores casuales como experimentados puedan tomar el control y puedan divertirse por igual.

Lo malo

  • Modo en línea por momentos frustrante y deficiente debido al lag.
  • La posibilidad de pagar por Fatalities simplificados, si bien es opcional, es una muestra de que muchas veces las micro-transacciones arruinan la experiencia de juego.

Veredicto

Mortal Kombat X_20150423012229
Mortal Kombat X es uno –si no es que el mayor– de los juegos más completos de la franquicia

Básicamente el juego supo conservar su esencia intacta sin la necesidad de caer en la monotonía de repetir mecánicas. Al contrario, Mortal Kombat X es un juego cuidadosamente confeccionado para satisfacer la sed y las peticiones de los fanáticos que comenzaban a aburrirse de la franquicia. Un juego de peleas nunca va a ser aburrido a menos que su balance sea deficiente (y muy evidente), pero NetherRealm se tomó muy en serio la responsabilidad de entregar el mejor juego de la franquicia hasta ahora, y lo logró.

Título: Mortal Kombat X

Fecha de lanzamiento: 14 de abril de 2015

Plataforma: PlayStation 4, Xbox One, PC, PlayStation 3, Xbox 360

Desarrollador: NetherRealm

Publisher: Warner Brothers Interactive

Ver más
Otras reseñas