Elon mostró una de sus facetas más intolerantes ante alguien que no opinaba igual que él.

Elon Musk se vio envuelto en una nueva polémica por una reciente conferencia, en la que buscaba explicar sus nuevos proyectos de transportes alternativos, como su túnel para agilizar el tránsito en Chicago o el Hyperloop en Maryland. En la ronda de preguntas del público, uno de los presentes le preguntó a Musk su opinión del transporte público, y el CEO de Tesla soltó una declaración que se volvió viral:

“Existe la premisa de que las cosas buenas deben ser desagradables. Y yo creo que el transporte público es desagradable. Apesta. ¿Por qué querrías viajar con muchas otras personas, en un transporte que no va a donde quieres ir, no comienza el viaje donde quieres que empiece, y no termina donde quieres que termine? Y, además, no funciona todo el tiempo. Es un dolor en el culo. Es por eso que a nadie le gusta. Viajas con un montón de extraños, uno de los cuales podría ser un asesino en serie. Y es por eso que a las personas les gusta el transporte individualizado: vas adonde quieres, cuando tú quieres”, indicó Musk.

La polémica declaración de Musk en contra del transporte público recibió muchas críticas en las redes sociales, destacando un mensaje de Jarrett Walker, experto en políticas de transporte público: “El odio de Elon Musk a compartir el espacio público con extraños es un lujo o una patología que solo los ricos se pueden permitir. Dejar que [Musk] diseñe ciudades es la esencia de la proyección elitista”.

En el texto completo que incluye Walker en su tuit señala que Musk es un buen ejemplo de “proyección elitista”: la creencia entre los ricos y afortunados de que lo que ellos consideran conveniente para la sociedad es lo correcto, sin tomar en cuenta factores complejos, como las diferencias salariales. Por eso considera peligroso que varias ciudades están otorgando mucho poder a Musk para sus planes de desarrollo urbano, siendo que Musk se está concentrando en planes de transporte para personas de clase media-alta y alta.

“El error es olvidar que las élites son siempre una minoría, y que la planificación de una ciudad o red de transporte en torno a las preferencias de una minoría arroja rutinariamente un resultado que no funciona para la mayoría. Incluso a la minoría elitista no le gustará el resultado”, sostiene Walker en su texto.

Sin pensarlo, Musk respondió con un tuit que le salió de las entrañas: “Eres un idiota”.

Probablemente para intentar remediar su exabrupto, Musk ofreció disculpas a Walker unos minutos después de ofenderlo, a través de otro tuit. “Lo siento”.

Pero, una de las cualidades de Elon no es precisamente saber pedir disculpas, debido a que se dejó influenciar por un comentario de uno de sus seguidores, que lo orilló a volver a atacar a Walker: “¿Sientes que sea un idiota?”

A lo Musk respondió: “Quería decir que es un idiota santurrón”.

Los millones de fans de Musk en Twitter alabaron a su ídolo, sin estudiar demasiado los puntos expuestos por Walker en el artículo que posteaba. Es muy fácil criticar el ineficiente transporte público, pero la solución de Musk es igualmente ineficiente, Musk propone centrar esfuerzos en el transporte individualizado, al alcance de muy pocos, y que a la larga provocaría más tráfico e impactos ambientales… pero es Elon, el “Tony Stark de la vida real”, al que se le perdona todo.

vía Human transit

fuente Elon Musk (Twitter)

temas