Desde el 2010 la agencia norteamericana tendría infiltrados en los servidores de Corea del Norte.

De acuerdo con un reportaje de The New York Times, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) realizó un trabajo de espionaje en el 2010 a través de redes chinas, para poder robar información constante de los sistemas informáticos de Corea del Norte. Aparentemente, fue debido al acceso libre que la NSA tenía de la información digital del país asiático, que el FBI pudo asegurar que el gobierno de Kim Jong-Un era el responsable del ciberataque a Sony.

En el largo reportaje del diario norteamericano se cita como fuente a diversos ex funcionarios estadounidenses y a un documento interno de la NSA, donde se puede confirmar el espionaje que se realiza a Corea del Norte. Para infiltrarse en los sistemas norcoreanos, la NSA contó con ayuda de Corea del Sur, además usó una conexión en Malasia para infiltrar con un malware las redes chinas que le daban soporte a los equipos del gobierno de Pyongyang.

Corea-del-Norte
La NSA habría infiltrado los servidores de Corea del Norte a través de redes chinas

De ser cierta la información, la NSA habría descubierto que Corea del Norte cuenta con un ejército de piratas informáticos compuesto por 6,000 personas, quienes son dirigidos por el servicio de inteligencia coreano conocido como Dirección General de Reconocimiento y la Oficina 121. Los servidores chinos infiltrados, que brindan soporte a los norcoreanos, mandan alertas a la NSA cuando detectan un ataque de los hackers, por lo que Estados Unidos sabría exactamente cuándo realizan alguna clase de ofensiva informática.

Los datos proporcionada por la NSA a Barack Obama fue la que motivó al presidente a acusar tajantemente al gobierno de Kim Jong-Un, y asegurar que responderían con igual fuerza al daño que ocasionaron a una compañía con capital estadounidense.

El periódico señala que durante por lo menos diez años, Estados Unidos ha infiltrado los servidores de los gobiernos de países enemigos con un software de vigilancia diseñado por la NSA. Además, el artículo del New York Times afirma que el gobierno gasta miles de millones de dólares en nueva tecnología de espionaje, principalmente diseñada para atacar a China y Rusia.

fuente The New York Times

temas