La compañía quiere llevar el cambio de rostro al siguiente nivel en el mundo de la pornografía.

Nick Cage deepfake

(derpfakes)

El año pasado un algoritmo tomó al mundo por sorpresa. Al menos al mundo del porno, pues a través de esta inteligencia artificial se lograron crear videos porno falsos de celebridades como Gal Gadot, Scarlett Johansson, Maisie Williams, Taylor Swift y Aubrey Plaza. Este cambio de rostro tiene el nombre de deepfakey mientras muchos están pensando en prohibirlo, la compañía Naughty America ya está pensando en sacarle provecho.

Un algoritmo puede crear videos porno falsos de celebridades… y lo prueba con uno de Gal Gadot

La productora de videos pornográficos lanzó esta semana un servicio que permite a sus usuarios personalizar algunos clips, a través de la inteligencia artificial que hace posibles los deepfakes, integrándolos a las escenas con su actor o actriz favorito o editar el fondo del escenario donde se desarrolla “la trama”.

“Vemos la customización y personalización como el futuro”, dijo el CEO de Naughty America, Andreas Hronopoulos, a Variety en una entrevista y además mostró un par de ejemplos que pueden ver en este link (que contiene escenas no aptas para el trabajo o si hay menores cerca).

“Personalmente entusiasmados con el uso de la tecnología de Inteligencia Artificial para ayudar a las personas a encontrar sus fantasías, las estrellas porno Zoey Monroe, Jade Nile y Blair Williams estuvieron felices de participar en nuestro proyecto de deepfake usando una divertida experiencia de realidad virtual en un trío”, explica la compañía en un comunicado en el que también presentan la cómo se verán los “nuevos personajes” introducidos s los vídeos.

Los clientes que deseen insertarse en una escena tendrán que enviar a Naughty America un conjunto de fotos y videos de ellos mismos, que incluyen diferentes expresiones faciales que ayudan al software a reproducir con precisión su imagen. La compañía dice que su equipo legal obtendrá el consentimiento de los actores involucrados. Las ediciones simples costarán sólo unos pocos cientos de dólares, y los cambios más largos y más complicados llegarán a miles.

Este video de Barack Obama nos demuestra el increíble y aterrador potencial de los deepfakes

Esto sin duda abrirá un nuevo debate sobre la seguridad y la forma en la que las imágenes son utilizadas. Falta esperar que Naughty America explique la forma en la que evitará que se filtren imágenes de personas que no consintieron el uso de las fotografías.

vía Variety

fuente Naughty America

temas