DC renuncia a un universo fílmico compartido y se enfocará en películas con directores importantes

DC ya no dará prioridad a su universo compartido, y ahora dará más poder a los directores que trabajen con sus personajes.