Así luce el dispositivo

La XSTAT logró detener rápidamente una hemorragia que tenía más de siete horas sin cesar. 

El año pasado les conté acerca de XSTAT 30, un invento desarrollado por investigadores de la Universidad de Oregón que consiste en una especie de jeringa con esponjillas que, al inyectarse en una herida, esencialmente de bala, tienen la capacidad de detener una hemorragia de manera rápida y segura, logrando que el paciente tenga buen tiempo para recibir asistencia médica.

Después de un año de haberse presentado, apenas en diciembre del año pasado la jeringa obtuvo todos los permisos para poder comercializarse de manera pública en Estados Unidos, y esto ya comenzó a reflejarse de manera positiva, pues se ha reportado el primer caso en el que su uso fue fundamental para salvar una vida.

Así lo reporta el Journal of Emergency Medical Services, que dice que la jeringa fue de gran utilidad para detener una hemorragia en la arteria femoral de un soldado que recibió un disparo en el muslo. La herida ya tenía alrededor de siete horas siendo tratada empleando otras técnicas pero nada parecía funcionar, luego de detener la hemorragia utilizando una sola jeringa de XSTAT, el paciente fue llevado con calma a un hospital para recibir el cuidado adecuado.

Sin duda estas son grandes noticias, ya que ahora que la XSTAT puede utilizarse en hospitales, no solamente servirá para tratar heridas de bala, sino también para detener hemorragias ocasionadas por otro tipo de accidentes.

vía Popsci

fuente JEMS

temas