Campamento turístico del Everest cierra a causa de 300 toneladas de basura

Ahora China sólo darán permiso a 300 personas al año para que lleguen a su base en el Everest.
(AFP)

Decenas de miles de personas visitan el campamento que China tiene en el Monte Everest, mismos que dejan como prueba de su viaje cientos de toneladas de basura tras de sí. Por eso, luego de que las autoridades tibetanas recogieron 300 toneladas de desperdicios en 2018, el gobierno chino decidió cerrar las puertas de este espacio turístico.

El gobierno tuvo que contratar a 30 mil porteadores para limpiar la montaña en 2018 y pagó 2 dólares por kilo de basura a los sherpas que pudieran recogerlas a su paso.

De acuerdo a cifras de la Asociación China de Montañismo, en 2015 alrededor de 40 mil personas visitaron el campamento, ahora sólo 300 personas podrían recibir el permiso del gobierno chino para subir al campamento, según informó la agencia estatal de noticias Xinhua. Además, los “escaladores” deberán llevar a cabo todos sus desperdicios con ellos.

(Laurence Tan/Reuters)

El campamento base de Nepal sólo puede alcanzarse mediante una larga subida que puede durar hasta dos semanas, pero se puede llegar al campamento base de China en automóvil, lo que lo hace popular entre los turistas.

Los no escaladores ya no podrán subir por encima de un monasterio a 16,000 pies (5,000 metros) sobre el nivel del mar.
Xinhua informó que se establecerá una nueva “ciudad de tiendas de campaña” para “turistas comunes” a dos kilómetros del antiguo campamento, que les permitirá ver la montaña.