Lee también:

Hay más bacterias en tu teléfono que en el baño de tu casa

Un cóctel de estreptococo, estafilococo, difteroides y E. Coli se mete por tu boca mientras hablas y sube por tu mano mientras escribes.