Lo que están a punto de ver puede lucir como una animación sacada de una película de ciencia ficción. Sin embargo, se trata de una de las hazañas más espectaculares que hayamos visto.

El francés Yves Rossy, también conocido como “Jetman”, lleva más de 10 años trabajando en un sistema de propulsión que como Ícaro, le permita volar por los aires a voluntad. Dicho artefacto tiene 2 metros de longitud, pesa 55 kilos y está impulsado por 4 motores, que le permiten desplazarse a una velocidad de hasta 200 km/h.

Para demostrar las capacidades de su sistema, Jetman surcó los cielos de la extravagante ciudad de Dubái al lado del también francés Vince Reffet, con quien realizó maniobras tan impresionantes que hasta cuesta trabajo creer que son reales. De verdad, esto es algo que no se pueden perder. Y si pueden disfrutarlo en resolución 4K, pues qué mejor.

¿Alguien más se acordó de Rocketeer?