El fundador de Amazon quiere también una parte del negocio de los vuelos espaciales realizados por la iniciativa privada.

Jeff Bezos, el CEO y fundador de Amazon, siguiendo los pasos de otros millonarios del sector tecnológico, como Elon Musk o Richard Branson, fundó Blue Origin, una empresa privada dedicada al sector aeroespacial. El lema de la compañía es “Gradatim Ferociter“, que en latín significa “Paso a paso, ferozmente” y desde hace semanas se rumoraba que iniciaría sus primeras pruebas en este año. La meta de la compañía es ser la primera en ofrecer vuelos turísticos al espacio de forma continua.

Finalmente, el día de ayer realizó su primer prueba con su cohete New Shepard sin tripulación, el cual, con ayuda de su motor BE-3, consiguió un lanzamiento exitoso desde Texas. Al igual que SpaceX, Blue Origin busca desarrollar un cohete espacial reutilizable, el cual abaratará los vuelos espaciales enormemente. Sin embargo, a pesar del éxito general de la prueba, se indicó que no se pudo recuperar el módulo de propulsión del cohete.

Blue Origin planea realizar una docena más de vuelos este año, se espera que en un futuro cercano comience a realizar pruebas con tripulación a bordo del cohete.

fuente Blue Origin (YouTube)