La empresa de tecnología Mepi desarrolló un dispositivo compatible con Oculus Rift que sirve básicamente para vernos a nosotros mismos en tercera persona. Se trata de dos cámaras montadas en una mochila.

Si la vida fuera un videojuego, podrías cambiar la cámara de primera persona, como la de Doom o Bioshock, a otra de tercera persona, como la Grand Theft Auto o The Legend of Zelda. Pues eso justamente estuvo en la cabeza de los desarrolladores que nos trajeron este dispositivo. En el video se ve espectacular, y probablemente tenga varias aplicaciones que no necesariamente estarán relacionadas con los videojuegos.

vía The Daily Dot