Los japoneses son expertos en crear trenes de alta velocidad, y hace unos días probaron su más reciente creación: un tren capaz de correr a más de 500 km/h.

El vehículo se mueve gracias a un sistema de levitación magnética, con el cual logró recorrer exitosamente un tramo de 42.8 kilómetros entre las ciudades de Uenohara y Fuefuki. A pesar de que ya se habían realizado pruebas anteriormente, esta fue la primera vez que se hizo con pasajeros a bordo de los vagones, llevando a un total de 100 personas que pudieron experimentar la velocidad del tren.

Esta es la primer sección de una larga ruta que, según lo planeado, se terminará de construir en el año 2027. Cuando eso suceda, los japoneses habrán logrado reducir a un tiempo de 40 minutos el viaje entre Tokyo y Nagoya, un recorrido que actualmente es de casi hora y media.