La nueva serie de HBO es pura nostalgia que revive una gran película de culto.

Si no han visto Westworld, la rarísima película de culto de 1973, corran ahorita mismo a verla. Es algo indescriptible: una cinta que mezcla western y ciencia ficción, que se convierte, casi sin quererlo, en una crítica de la paranoia masturbatoria masculina y que tiene como gran gran villano a un Yul Brynner genial y despiadado. Y bueno, por si faltaba algo para entusiasmarlos, Michael Crichton (la mente genial detrás de Jurassic Park) dirigió y escribió esta rareza maravillosa. En su momento, también, Westworld fue algo revolucionario implementando, por primera vez en la historia, la técnica del CGI (2D Computer Generated Imagery).

Así que, en este 2016, tendremos una nueva adaptación de este gran clásico. Con Anthony Hopkins, Ed Harris, Evan Rachel Wood y Jeffrey Wright, la serie parece venir con todo para ganarse un nuevo lugar entre las más descabelladas apuestas de la cadena estadounidense. Basándose en la legendaria película de Crichton, la serie recreará el burdel de alta tecnología que vimos en la cinta de los setenta. Se trata de un parque de diversiones para adultos en el que los usuarios pueden pasar unas lujuriosas vacaciones viviendo una aventura en el Viejo Oeste, en las cortes artúricas o en la decadente sociedad de Pompeya. Todos los que interactúan con los clientes son robots sin voluntad, que deben entregarse a los más nimios caprichos de los desquiciados usuarios: disponen de su vida, de sus cuerpos y, claro, de sus muertes. Y todo marcha a la perfección hasta que los robots empiezan a descomponerse… y a dejar de seguir órdenes.

Westworld se estrenará en las pantallas de HBO el próximo 2 de octubre. Mientras esperamos la llegada de esta atrevida apuesta que promete sangre y sexo, no nos queda más que comer ansias viendo, una y otra vez, el maravilloso tráiler que aquí les presentamos. Así que dejen todo lo que estén haciendo y dense dos minutos para caer en algo que ya promete ser una adicción anticipada.

fuente HBO (YouTube)