La película promete ser un interesante thriller sobre hackers.

La historia del cine y la computación es larga, muchas veces afortunada -sobre todo en la parte técnica- y otras tantas poco decorosa, generalmente cuando se toca o se retratan elementos de la profesión en las tramas de las cintas. Basta recordar como en la primer versión de Robocop los equipos de alta tecnología se manejaban con MS-DOS, o como las supercomputadoras de la NASA, la CIA o el FBI retratadas en las películas, siempre tienen interfaces gráficas de fácil comprensión.

Por eso podemos estar un poco escépticos con la próxima película de Chris Hemsworth, que aún así, no luce del todo mal. En la cinta, titulada Blackhat, el actor que encarna a Thor en las películas de Marvel es un genio programador típico -que, como todos sabemos, hacen 4 horas de gimnasio a diario, cuentan las calorías en su comida, reparten golpes a diestra y siniestra y lucen un cutis perfecto- que debe de ayudar al gobierno de Estados Unidos a detener una serie de ataques de un cyberterrorista a cambio de salir libre de prisión.

Blackhat es dirigida por Michael Mann, cuenta con las actuaciones de Chris Hemsworth, Viola Davis, Tang Wei y Wang Leehom. La película llegará a los cines de Estados Unidos el 16 de enero de 2015.

¿Creen que la cinta logre escapar de los clichés sobre computación que se suelen ver en el cine?