La Tierra se formó aproximadamente hace unos 4,500 millones de años. Esta primera etapa del desarrollo de nuestro planeta tuvo una duración de más de 500 mil años, y es conocida como el periodo Hadeico.

Hace unos días la revista Nature publicó un estudio en el que se revela nueva información sobre esta época primigenia, en la que básicamente la superficie terrestre era un verdadero infierno. Sí, la Tierra estaba cubierta de ríos de magma y era bombardeada por asteroides, sin embargo, los investigadores señalan que algunos lugares también podrían haber tenido agua.

El periodo Hadeico es particularmente difícil de estudiar, ya que existen muy pocas rocas con más de 3,800 millones de años que puedan dar testimonio de lo ocurrido. Aún así, parece que en medio del infierno había un oasis en el que se comenzaba a gestar las condiciones para la vida.