¿Por qué conformarse con los drones comunes cuando puedes crear uno en el que incluso tú mismo puedas volar? Un hombre británico lo hizo, y ya podemos ver una de las primeras pruebas.

El vehículo se llama The Swarm (El Enjambre), en referencia al ruido que hace con sus 54 rotores encendidos. En el video de la prueba se muestra cómo el artefacto  es capaz de volar con un peso de 148 kg con todo y piloto, aunque en total puede levantar hasta 164 kilos y funcionar durante un máximo de 10 minutos con sus baterías.

Técnicamente no se trata de un drone, ya que el dueño del vehículo lo pilotea. Aún así, vale la pena ver lo que el ingenio puede crear. ¿Es peligroso? Claro, pero de eso también se trata la innovación… a veces.

fuente Gasturbine101 (YouTube)