¿Qué pasaría si en lugar de instrumentos clásicos se utilizaran luces para crear los sonidos? Esa es la premisa del más reciente trabajo de los artistas italianos Fabio Di Salvo y Bernardo Vercelli, quienes bajo el nombre de Quiet Ensemble han creado The Enlightment.

Se trata de una pieza en la que 96 lámparas forman una “orquesta de luz”, ya que se utiliza el zumbido provocado por el paso de la energía eléctrica para darle “voz” a cada instrumento. Por medio de bobinas de cobre y una computadora (equipada con el software Ableton Live) es posible amplificar el sonido para ofrecer un concierto.

Así, en vez de violines se tienen luces de neón, las luces estroboscópicas funcionan como percusiones y los faros como clarinetes. Un espectáculo en el que la luz y sonido no sólo mezclan, sino que son parte uno del otro.