Gracias a máquinas de resonancia magnética, podemos tener visión de lo que sucede en el interior del cuerpo humano mientras tenemos sexo, nos besamos, bebemos jugo de piña, platicamos y otras cosas más.

Debido a que las resonancias magnéticas no utiliza radiaciones nocivas, es posible retratar con ellas suficientes “fotografías” como para darles movimiento al pasarlas rápidamente. Estas imágenes fueron recopiladas por el sitio Vox para dar forma a un video en el que nos ofrecen una vista impresionante del cuerpo humano, en la que vemos diferentes acciones de la rutina diaria que le dan una nueva perspectiva.

El video contiene imágenes en las que vemos como se mueven la lengua desde el interior del cuerpo cuando se toca una trompeta, cómo cambia el ritmo cardíaco cuando nos excitamos, como reaccionan diferentes las cuerdas vocales cuando se pronuncian diferentes idiomas, o a unos gemelos en el vientre de su madre.

fuente Vox (YouTube)