Pequeños y negros ojos que han visto los horrores de la guerra, pequeños y negros ojos, que ni cerrados olvidan… El hurónbebé sabe perfectamente, que entre el juego y la guerra, sólo hay muerte de distancia.

 

Música: “VI. Libera me” – War Requiem, Benjamin Britten