Por sorprendente que pueda parecer, algunos creen que la lava es un material líquido como el agua. Sin embargo, se se trata de algo mucho más denso.

Un grupo de investigadores viajó hasta el volcán Kilauea en Hawai, donde grabaron un pequeño video en el que muestra qué pasaría si alguien pisara lava ardiente. Como se puede ver, la viscosidad de la lava hace posible tocarla sin hundirse en ella, gracias a su densidad y a la tensión superficial.

Aún así, tocar este material es sumamente peligroso, ya que la roca fundida alcanza temperaturas que van entre los 700 y 1,200 °C. Recuerden no intentarlo en casa… si es que viven en alguna isla de Hawai.