Las cámaras tradicionales ofrecen una estética muy particular que la tecnología digital sólo puede imitar (ahí tienen a Instagram). Si creen que esto es sólo para hispters, miren este video realizado por los fotógrafos Mathieu Maury y Antoine Pai de la productora Maison Carnot.

Se trata de un recorrido por París visto a través de la mítica Pentax 67, una cámara de medio formato que tuvo sus primeros modelos a finales de los sesenta. Lo curioso es que el video no fue grabado precisamente con esta cámara, sino con otra (una Blackmagic de bolsillo) que se utilizó para captar el bellísimo visor de la Pentax, desde el punto de vista del fotógrafo.

Como se puede ver en el clip, los colores, las texturas y la calidez de las imágenes captadas por medio este tipo de artefactos es muy distinto a lo que se obtiene de las cámaras digitales o los smartphones. Un deleite para la pupila nostálgica.